Conocemos los hábitos más excéntricos de la gente en confinamiento