Tranquilo, nadie se lo está pasando bien en su basura de vida