Hablamos con gente que nunca se ha tirado un pedo delante de su pareja