cuerpo divergente

  • Contra el conjuro de la delgadez

    "Del punk, del valor sensible de aquellas voces quebradas pidiendo libertad, aprendí que incluso un maricón tímido como yo, asediado por una soledad crónica, podía expresar sin permiso la renuncia ante la exigencia autoritaria de la delgadez".

Publicidad