odio el sistema

  • Prisión sin castigo

    Alemania permite a reclusos utilizar su propia ropa, cocinar su comida y recibir visitas románticas. ¿Podría funcionar esto en otras otras partes del mundo?

Publicidad