Publicidad
los propios

Olivia De Berardinis, una de las grandes leyendas del arte pin-up

Hablamos con la reina del arte pinup, sobre su trabajo y su carrera.

por Tanja M. Laden
04 Agosto 2016, 3:04pm

“Here’s Looking at Me” © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados por la artista.

El origen del "pin-up" lo encontramos en las tradicionales postales eróticas francesas, los catálogos norteamericanos de venta por correspondencia de antes de la guerra y las fotos glamurosas de las primeras estrellas de Hollywood. Más adelante pasó a convertirse en una forma de arte al llegar la Segunda Guerra Mundial, y las imágenes de mujeres empezaron a dibujarse sobre aviones y a aparecer en las revistas para hombres como Playboy. Hoy, el legado de este género muy ligado al rockabilly, sigue vivo hoy en día gracias al arte de una mujer: Olivia De Berardinis, también conocida simplemente como Olivia.

A primera vista, las fotografías y pinturas de pin-ups americanas que van desde finales de los años 30 hasta la Segunda Guerra Mundial parecen reliquias pintorescas del folclore norteamericano, objetos que suelen apreciarse por sus sujetos femeninos de rostro dulce y mejillas rosadas y poco más. Aunque el estilo pin-up a menudo evoca también un sentido de nostalgia en el espectador además de atraer su apetito sexual, la importancia de la pin-up americana va más allá de su naturaleza efímera original. La pin-up americana cuenta una historia más amplia sobre los cambios en las bellas artes y significa una nueva forma de cultura popular en los EE. UU., que creó un espacio para que los artistas comerciales pudieran dibujar la forma femenina

"Don’t Tread on Me" feat. Bettie Page, 2001. © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados por la artista.

Mucho antes de que llegara Olivia, una de las artistas pin-up más prolíficas fue también una mujer. Zoë Mozert, la única mujer artista de la Segunda Guerra Mundial que contribuyó tanto al arte pin-up como sus compañeros masculinos, estudió con el maestro de la figura femenina Rolf Armstrong. La inspiración de Mozert para sus pin-ups surgió tras trabajar como retratistas de estrellas de Hollywood. Pintando la figura femenina, Mozert y sus colegas reavivaron una interpretación más tradicional de la forma femenina que la que habían definido anteriormente artistas europeos, al tiempo que estimulaban la libido de los soldados estadounidenses y levantaban la moral durante la Segunda Guerra Mundial. En el caso de Mozert, las pin-ups permitían a la mujer participar en el combate no solo a través de su atractivo sexual, sino también con su talento artístico.

Sin embargo, las pinturas pin-up siempre han seguido siendo un terreno predominantemente masculino, que parece alcanzar su apoteosis con el arte de Joaquin Albertos Vargas y Chavez, cuyas pin-up después de la guerra empezaron a aparecer entre las páginas de Playboy, y aquí es donde entra en juego Olivia.


Zoom Magazine covers © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados por la artista.

Al igual que a Vargas, el trabajo de Olivia con la popular revista para hombres le ayudó a solidificar su reputación como una de las artistas más prolíficas en el género hasta la fecha. Durante tres décadas, el trabajo de Olivia fue utilizado en diversos proyectos para Playboy, incluyendo docenas de invitaciones a fiestas en la mansión. A partir del 2003, tuvo una página en la popular revista para hombres casi cada mes, y aunque dejó de colaborar con la revista hace unos años, sigue siendo la artista de pin-up más codiciada y representada hoy en día.

Pero la carrera de Olivia empezó mucho antes de que su trabajo apareciera regularmente en Playboy. Tras graduarse en la escuela de arte a principios de los 70, Olivia estuvo creando obras minimalistas y trabajando de camarera. En 1975, frustrada por no conseguir ver expuesto su trabajo en galerías, empezó a hacer ilustraciones para ganarse la vida, pensando que ya volvería a su trabajo más artístico más adelante. Empezó haciendo dibujos explícitamente sexuales para revistas para adultos como Club, Hustler, y Penthouse, y se mudó de Nueva York a Los Ángeles en 1987.


BATMAN RETURNS and all related characters and elements © & ™ DC Comics and Warner Bros. Entertainment Inc. (s16). “Tongue Lashing” artwork © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados

Desde entonces ha aparecido en numerosas exposiciones internacionales. "Cuando el mundo de las bellas artes se me hizo demasiado difícil, decidí ponerme a hacer obras eróticas para revistas para hombres en el mundo de liberación sexual de los 70", explica Olivia. "Cuando empecé a trabajar para estas revistas, me emocionaba trabajar en un mundo de hombres, se suponía que no debía estar allí, puesto que se suponía que las mujeres no debían tener apetito sexual o expresarlo. Se esperaba más de mí que estuviera casada y me quedara en casa con los niños. Me gustaba dibujar mujeres dominantes y agresivas, todo lo que yo no era, esa era mi rebelión personal. Pensaba que jugaría un poco con todo esto y luego volvería a crear mi propio arte, pero pronto descubrí lo difícil que es ganarse la vida como artista y sin darme cuenta mi suerte estaba echada".

Debido a su género, no podemos evitar preguntarle si cree que está mejor cualificada para representar la figura femenina: "No es por subestimar las increíbles pin-ups que dibujan los hombres, pero lógicamente yo tengo un punto de vista diferente", responde Olivia.

BATMAN RETURNS and all related characters and elements © & ™ DC Comics and Warner Bros. Entertainment Inc. (s16). “Wildcat” artwork © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados

Al preguntarle por qué cree que la tradición de este género ha logrado sobrevivir durante tanto tiempo nos contesta: "Siempre habrá una fascinación por representar el cuerpo. La opinión sobre lo que constituye la belleza es algo que cambia constantemente, así que siempre habrá una necesidad por cualquier forma de pin-up".

Tras dedicarse a la pintura de forma profesional durante 40 años, Olivia dice que sus creaciones favoritas son aquellas que cobran vida por sí mismas. "Es algo que veo reflejado en las mujeres que se acercan hacia mí durante mis exposiciones; lo veo en su moda y en los tatuajes que llevan sobre su piel", explica Olivia. "Las mejores pinturas, las que mejor llegan a mis fans, permanecen vivas en la cultura popular, en las películas y en objetos efímeros. Veo cómo los militares se aferran a estos objetos como símbolos de vida y amor. La gente me dice que se han divertido con las fantasías que represento y algunos confiesan incluso haberse divertido tanto que han acabado haciendo bebés, algunos de ellos llamados Olivia."


“Sizzle” © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados por la artista.

Cuando se le pregunta si tiene pensado volver algún día a las bellas artes, Olivia dice: "Tengo sueños como todo el mundo y sigo trabajando con la esperanza de llegar a tener alguna grande revelación. Pero como muchos otros artistas experimentados han podido comprobar, tienes que trabajar y seguir trabajando constantemente para que la inspiración llegue a encontrarte, y al final el proceso de trabajo se acaba convirtiendo en un propio fin".
“Powderpuff”, © Olivia De Berardinis. Todos los derechos reservados por la artista.

Puedes ver otras obras de Olivia aquí.

Tagged:
Music
Noisey
PLAYBOY
rockabilly
arte
erotismo
artículos
Olivia De Berardinis
Pin-up