Listas

Reseñamos todos los hits de EDM en la cartelera Billboard que nadie ha escuchado jamás

Desde Bruno Martini y Zeeba hasta Cash Cash y Brian Justin Crum, estas son las nuevas estrellas anónimas del mundo post-Spotify.

por Ezra Marcus
11 Abril 2017, 3:24pm

Photo of Ultra 2016 courtesy of festival

La gran mayoría de personas han declarado la muerte del EDM (incluyendo nuestro reciente reporte desde el Miami Music Week). Claro, hoy más que nunca hay más música electrónica con atractivo suficiente para hacer la transición hacia el mainstream, solo que suena diferente a cuando la música dance irrumpió en las carteleras hace siete años.

Mientras que al EDM 2.0 le quedan chicos los festivales y fraternidades, e invade las bocinas de los supermercados y las bandas sonoras de películas, ha adoptado una apariencia que tiende hacia el house. Hoy en día, la música electrónica remilgada que la mayoría de los americanos encuentra en su vida diaria es un eco sutil y melódico de sus antiguos excesos de ira en esteroides. Este cambio profundo ha traído una nueva generación actos como The Chainsmokers, Kygo y Flume, quienes se especializan más en atmósferas elaboradas y manipulaciones vocales que en drops de tamaño de un estadio y ruido hipermasculino.

Detrás de esos productores reconocidos hay un ecosistema de artistas menos conocidos que hacen infinitas iteraciones del sonido para intentar entrar al. La fórmula es simple: mezclar elementos del house, el pop y el trap como sintes tecnicolor, melodías de altísima calidad y baterías de buen gusto que no te distraen mientras estás corriendo, de compras, limpiando o teniendo sexo. Los artistas sin reconocimiento del mainstream pueden hacer un buen trabajo generando estos ritmos agradables y anónimos, que son consumidos por millones de seguidores de playlists de Spotify como DancePOP y Fresh Electronic. Este sonido es más una utilidad para el confort que una identidad de estilo de vida, y se usa de la misma manera que la electricidad o la calefacción: para crear ambientes placenteros de fondo. Es bonito, animado y carece de alguna especificidad cultural –es música universalmente accesible que parece venir de ningún lado.

La cartelera Hot Dance/Electronic de Billboard se lanzó en el 2013 para llevar registro de lo que la publicación describía entonces como la "floreciente escena dance", basándose en la combinación de descargas digitales, reproducciones en la radio, los números de reproducciones en internet, y las "reproducciones reportadas en los clubes", de acuerdo a un "panel de 140 de DJs de clubes". En sus primeros años, incluía principalmente a pilares del EDM como Martin Solveig, David Guetta y Kaskade. Hoy en día, a pesar de que los titanes de los clubes de Las Vegas todavía aparecen, una nueva cepa de artistas se ha apoderado de la cartelera. Actualmente, los primeros 10 lugares incluyen nombres reconocibles como The Chainsmokers, Calvin Harris y Zedd –pero ve más abajo y encontrarás artistas relativamente desconcidos como Illenium, Raye, Brian Justin Crum, Gryffin, CMC$, ALOK, Cash Cash, Bruno Martini, Zeeba, Sigma, Jonas Blue y MAX.

¿Quién es esta gente? ¿Su música es buena? Acompáñame a explorar el mundo de las estrellas más famosas del EDM que nadie ha escuchado jamás. Puedes oír un playlist con todas estas canciones aquí abajo.

1. Starley - "Call on Me"

Posición en cartelera: #9

Reproducciones en Spotify: 23 millones

Esta canción, actualmente en el puesto 9 de la cartelera, es Zara hecha música. No solo suena como si hubiera sido diseñada específicamente para sonar en las tiendas del imperio español de moda, sino que realmente recuerda a la ropa que se vende ahí. La mezcla que hace el cantante australiano Starley de guitarras acústicas estilo Ed Sheeran, efectos vocales tipo Jack Ü versión light y un beat de house redoblante refleja esa misma actitud salta tendencias que define el enfoque de diseño de Zara. Es el equivalente musical de esos tops transparentes de malla con cremalleras expuestas y parches de cuero preferidos por los baddies de Instagram en todo el mundo. Claro, es un poco innecesario, pero cuando estás borracho con tus amigos, ¿a quién le importa?

2. Bag Raiders - "Shooting Stars"

Posición en cartelera: #15

Reproducciones en Spotify: 63 millones

Ninguna cartelera contemporánea está completa sin una canción vieja arrastrada fuera de la oscuridad por un meme absurdo. Esta vez, el honor va a "Shooting Stars", del dúo de synth-pop australiano Bag Raiders. Es una canción inofensiva de chillwave que aparece originalmente en su debut homónimo del 2010, el cual llegó al puesto 7 de la cartelera australiana ARIA y rápidamente se hundió en las profundidades. Ahí es donde debió haberse quedado si no fuera por este video viral, en donde un hombre salta de un puente y cae en un campo, con sus brazos nadando en sincronía con el groove espacial de la canción. El meme trajo docenas de copias del video e impulsó la canción de vuelta al primer plano, demostrando de una vez por todas que pocas fuerzas en el universo son más fuertes que nuestra sed por la comedia física del más mínimo común denominador.

3. Martin Jensen - "Solo Dance"

Posición en cartelera: #18

Reproducciones en Spotify: 163 millones

Para ti, consumidor informado, el house tropical ya pasó de moda. Sin embargo, para el productor sueco Martin Jensen es una tendencia de la música dance global que aún no se ha mandado a recoger. Jensen es un mago del marketing posmoderno en redes sociales: de acuerdo a su página de Wikipedia, "se convirtió en un fenómeno viral mundial en Facebook por sus videos donde tomaba sonidos graciosos de otros videos virales y los transformaba en mezclas de tropical house".

Estas incluyen a "Tropical Duck Army", que es bastante graciosa, y "Minions on the new track!", que es un poco darks. Cuando no está incendiando a 9GAG, Jensen toma ventaja de la fanaticada masiva que amasó gracias a sus memes para diseminar temas como "Solo Dance", un bocado de pop tropical animado.

4. DVBBS and CMC$ featuring Gia Koka - "Not Going Home"

Posición en cartelera: #30

Reproducciones en Spotify: 53 millones

Algo fascinante de este tipo de música es cómo ha ido borrando todas sus referencias. El EDM 1.0 al menos era  vagamente asociado con un estilo de vida playero en éxtasis de Ibiza y Miami; en el EDM 2.0 las barreras se difuminaron, siendo atractivo para preadolescentes usuarios de musical.ly, festivaleros universitarios, jubilados que aman las películas de acción, y muchas categorías de gente más. La forma en la que los productores le cambian la afinación a las voces y las convierten en chillidos rítmicos de melodía trasciende lenguajes y fronteras. La meta final es la universalidad, emociones simples que aparecen enormes en el cielo como planetas. Todos pueden entender lo que la canción quiere decir. Si se hace mal, es olvidable. En cambio, si se hace bien, como en esta exuberante gema del pop tipo Lorde, es hermosa, tierna y da un poquito de miedo. Esta es la representación de la música digital en su versión más limpia; una fusión entre hombre y máquina perfeccionada por algoritmos que apenas entendemos para encajar cómodamente en nuestras vidas.

5. Jax Jones featuring RAYE - "You Don't Know Me"

Posición en cartelera: #19

Reproducciones en Spotify: 100 millones

Jax Jones sampleó el clásico de Ibiza del 2005 de Booka Shade y M.A.N.D.Y, "Body Language", en este single que parece una fedora de segunda mano. Haciéndole honor a su nombre, "You Don't Know Me" es casi imposible de escuchar, y ni hablar de opinar sobre ella –entra y sale de tu mente, dejando solo la vaga sensación de que te estás perdiendo una gran venta de rebaja.

6. Gryffin and Illenium Featuring Daya - "Feel Good"

Posición en cartelera: #21

Reproducciones en Spotify: 10 millones

En estos días, es común encontrarse con músicos electrónicos con nombres que hacen juegos de palabras pesados con "Ill". Tengo debilidad por ill.gates, un steampunk que usa un MPC y que tiene un perfil de Patreon activo y una serie interminable de cortes de pelo inspirados en Burning Man. Tristemente, el destino cruel no favoreció el éxito en cartelera de este espécimen encantador, sino el del notablemente soso Illenium, a quien, de acuerdo a Wikipedia, le gusta la naturaleza –"me mantiene centrado"– y se mudó a Denver después de ver a Bassnectar en Red Rocks. ¿Su hobby favorito? "Ir al cine".

"Fell Good", el hit de Illenium, es una colaboración con alguien llamado Gryffin, cuya foto de prensa lo hace parecer un personaje de Grand Theft Auto. Su coproducción mezcla tropos rancios del EDM 2.0 con un toque de guitarras de post-rock para dormirse, y solo la salva una contribución vocal poderosa de la cantante de 18 años, Daya (quien también apareció en el hit de The Chainsmokers del 2016, "Don't Let Me Down"). Sus melodías en picada le inyectan una humanidad necesaria a la mezcla por medio de fuerza de voluntad pura.

7. San Holo - "Light"

Posición en cartelera: 24

Reproducciones en Spotify: 50 millones

San Holo es un DJ holandés en ascenso, responsable de este track por el estilo de Flume perfectamente adecuado. No reinventa la rueda, pero sus sintes pintados de caramelo y su beat musculoso hacen que sobresalga ligeramente sobe sus competidores en la categoría del trap neutro.

8. Jonas Blue and RAYE - "By Your Side"

Posición en cartelera: #28

Reproducciones en Spotify: 143 millones

Tal vez recuerdes al productor británico Jonas Blue del 2016, cuando fue una de las dos personas en lanzar un cover tropical-house de "Fast Car", de Tracy Chapman. "By Your Side" comprueba que sus impulsos para el kitsch todavía operan a toda máquina; resistí sus  percusiones metálicas hasta más o menos la quinta vez que la escuché, que fue cuando su gancho delirante finalmente taladró en mi cráneo y dejó su larva en lo profundo de mi mente débil y dispuesta. No luches contra ella; te prometo que te sentirás de maravilla. Salve dios/emperador Jonas Blue.

9. Cash Cash and ROZES - "Matches"

Posición en cartelera: #38

Reproducciones en Spotify: 4 millones

ROZES logró el reconocimiento con una aparición en el single multiplatino de The Chainsmokers, "Roses". Aquí, hace sus gritos dramáticos, que suenan a una mezcla entre Florence Welch y Hayley Williams, sobre la producción del trió Cash Cash, quienes calzan drops de Flume en el marco de una balada bochornosa estilo One Direction. Parece arrancada de la escena climática de una de esas películas de ciencia ficción donde adolescentes en leggings metálicos salen de un laberinto distópico y se besan en una cámara de gravedad cero.

Puntos extras por la letra surreal que traduce algo como "Estás hecho de fósforos, y me quemaste entera".

10. Whethan featuring Flux Pavilion and MAX - "Savage"

Posición en cartelera: #50

Reproducciones en Spotify: 15 millones

El nombre artístico de Whethan suena como uno de esos productos mágicos para perder peso; su single "Savage" suena como una serie de eructos de un elefante pesado. Tal vez esto sea culpa del vocalista MAX, cuyo rebuzno desde la garganta no ayuda a que este desastre encuentre su base. O tal vez haya que culpar a Pavilion, el productor de dubstep. En cualquier caso, el intento tibio de la canción de fusionar los trópicos del EDM 2.0 con bajos cochinos hace que se sienta perdido en el tiempo.

11. Alok and Bruno Martini featuring Zeeba - "Hear Me Now"

Posición en cartelera: #43

Reproducciones en Spotify: 150 millones

El premio del mejor nombre va para Bruno Martini, el cual suena como un personaje secundario de Los Simpsons que abre un bar elegante de cocteles como competencia de la taberna de Moe. Quería que me gustara "Hear Me Now" puramente con base a eso, pero tristemente es lo peor en esta lista. Alguien (Zeeba, supongo), canta sobre los rasgueos flácidos de guitarra de alguien más (¿Alok? ¿Martini? ¿A quién le importa?). También hay una buena medida de bombos tibios y silbidos imperdonables derivados de The Lumineers.

12. Brian Justin Crum featuring Toy Armada and DJ GRIND - "Show Me Love"

Posición en cartelera: #45

Reproducciones en Spotify: 33000

Esta es una de las pocas canciones en la cartelera que mantienen viva la llama del EDM 1.0, cortesía del cuarto finalista de America's Got Talent, Brian Justin Crum. Hay algo encantador y un poco triste en la forma en la que Crum descarga su tenor exagerado sobre sintes trance de la era de Avicii. No sorprende que esta canción apenas movió la aguja en Spotify. Al final, no puedo odiar este tipo de sentimentalismo, incluso si lo imagino sonando imperceptiblemente en el fondo de un video de entrenamiento para artistas de la seducción del 2011, donde el instructor le muestra a sus seguidores cómo hacer lo suyo en el lobby de un Hard Rock Café.

Ezra Marcus está en Twitter.

***

Sigue a THUMP Colombia en Facebook