Los hombres que hacen ejercicio tienen mejor esperma

Un simple cambio en el estilo de vida puede ser todo lo que necesitas para que tus nadadores se mantengan en forma.

|
01 Marzo 2017, 3:41pm

Imagen: Richard Theis / EyeEm / Getty Images.

Los científicos estiman que aproximadamente uno de cada veinte hombres en Estados Unidos son infértiles o incapaces de tener hijos. La infertilidad masculina, sin embargo, puede tener muchas formas diferentes: algunos la padecen porque no secretan semen cuando eyaculan, ya sea debido a un bloqueo en su tracto reproductor o a un mal funcionamiento de las válvulas. No obstante, es más frecuente que los hombres infértiles eyaculen normal, pero tengan un problema con la cantidad o la calidad de la esperma.

No importa la forma que adopte, la infertilidad es muy angustiante para los hombres. Entre otras cosas, está relacionada con baja autoestima y sensaciones de ansiedad.

Afortunadamente, no estamos tratando con una situación sin remedio: y resulta que incluso podría haber una solución fácil, al menos para los hombres con bajas cantidades de esperma. Estos hombres en verdad pueden ser capaces de restaurar su fertilidad por sí mismos, sin la necesidad de tratamientos médicos ni suplementos costosos —y muchas veces no verificados— para aumentar la fertilidad. Para los hombres que son sanos y no tienen problemas testiculares, un simple cambio en el estilo de vida puede ser todo lo que necesitan para que sus nadadores estén en forma de nuevo.

En primer lugar, vamos a aclarar un mito común sobre qué causa un nivel bajo de esperma: no es —repito, no es— el resultado de usar ropa interior apretada. Un estudio publicado el año pasado en The Journal of Sexual Medicine encontró que el tipo de ropa interior que usan los hombres heterosexuales (boxers o calzoncillos) no estaba relacionado con su fertilidad ni con el tiempo que tardaron sus parejas en quedar embarazadas.

En otras palabras, este tipo de ropa interior no es culpable de que los hombres tengan niveles bajos de esperma. Mucho más importante que la elección de ropa interior de un hombre es lo bien que se cuida físicamente. De hecho, han surgido varios estudios que indican que el ejercicio, en particular, puede tener un efecto sustancial en la calidad del semen de un hombre.

En un estudio de 2011 publicado en Reproductive Health, un grupo de hombres obesos entre 20 y 59 años participaron en un programa de 14 semanas de pérdida de peso. Antes de que el programa comenzara y después de que terminara, cada hombre proporcionó muestras de semen a los investigadores para su análisis.

Al comienzo del estudio, entre más sobrepeso tenían, peor era la calidad de su semen. Sin embargo, a medida que fueron perdiendo peso a lo largo del estudio, la calidad del semen mejoró. De hecho, la pérdida de peso se relacionó con un aumento en el número de espermatozoides secretados, así como con una mejora general en la salud del esperma.

Los investigadores encontraron que el ejercicio estaba relacionado no solo con la mejora en la calidad del esperma, sino también con el aumento de la probabilidad de que sus parejas quedaran embarazadas.

Basándose en estos resultados, un nuevo artículo publicado en la revista Cytokine describe los resultados de un experimento controlado aleatorio en el que a los hombres infértiles de entre 20 y 45 años que tenían un estilo de vida sedentario les pidieron comenzar a hacer ejercicios aeróbicos moderados durante 24 semanas. Todos eran pacientes en una clínica de infertilidad y habían tenido problemas de infertilidad durante un año o más.

Los investigadores encontraron que el ejercicio estaba relacionado no solo con la mejora en la calidad del esperma, sino también con el aumento de la probabilidad de que sus parejas quedaran embarazadas. En otras palabras, algunos meses de ejercicio moderado realmente demostraron la capacidad de revertir la infertilidad masculina.

Una precaución que hay que tomar con estos estudios es que parece ser que no todo el ejercicio es igual para la salud del esperma; de hecho, ciertos ejercicios pueden ser contraproducentes. Un estudio de 2015 publicado en la Clinical Journal of Sport Medicine encontró que los ciclistas no profesionales que comenzaron a andar en bicicleta por lo menos 12 horas semanales durante 16 semanas no solo experimentaron una caída en el conteo de sus espermatozoides, sino también una disminución en la calidad.

Incluso después de un período de recuperación de 30 días al final del estudio, la cantidad y calidad del esperma de los ciclistas se mantuvieron bajas. En otras palabras, si tú y tu pareja están planeando un embarazo en el futuro próximo, tal vez lleva con calma eso del ciclismo.

Más allá de hacer ejercicio moderado, cambiar otros aspectos de tu estilo de vida también puede ayudar a mejorar la salud de tu esperma. Específicamente, es posible que quieras reducir tu consumo de tabaco y alcohol, así como tus hábitos de café y gaseosa, ya que la investigación demostró que un alto grado en el consumo de tabaco, alcohol y cafeína está vinculado con la producción de semen de menor calidad.

Por supuesto, ninguno de los anteriores son remedios garantizados para el conteo bajo de espermatozoides. Y si estás en buena forma física y todavía experimentas problemas de fertilidad, definitivamente vale la pena visitar al médico para averiguar qué está pasando.

Sin embargo, la conclusión es que si estás preocupado por la salud de tu esperma, no hay necesidad de que gastes tu dinero en ropa interior nueva. En vez de esto, la investigación sugiere que probablemente te iría mucho mejor si invirtieras esa plata en meterte a un gimnasio y si recortas algunos de tus vicios, también.

Justin Lehmiller es el director del programa de psicología social de Ball State University, afiliado al Instituto Kinsey; y autor del blog Sex and Psychology. Síguelo en Twitter.