Publicidad
deportes

30 años de 'La Mano de Dios', 'El gol del siglo' y el 'Barrilete cósmico'

¿Cómo fueron narrados los goles? ¿Por qué pasaron a ala historia? y ¿cómo los recrean hoy en día?

por Santiago A. de Narváez
22 Junio 2016, 10:59pm

22 de junio de 1986. Estadio Azteca: 114 mil espectadores. Argentina se enfrenta a Inglaterra por cuartos de final del Mundial de México 86. No es un simple encuentro de fútbol. Es además una batalla deportiva, casi un juego político, el segundo tiempo de una guerra. La revancha. Cuatro años antes, el país británico había ganado la Guerra de las Malvinas en la que se enfrentó a la Argentina, por espacio de 74 días, y en donde vapuleó a la nación sudamericana por el reclamo de unas islas en litigio entre los dos países.

Fue en ese partido, hace exactamente 30 años, que se marcaron en un mismo encuentro ––con no más de cuatro minutos de diferencia–– uno de los goles más polémicos y el mejor gol en la historia de los mundiales. Los dos convertidos por Diego Armando Maradona. El uno con la mano y el otro con el pie izquierdo. Hace 30 años ––con no más de cuatro minutos de diferencia–– se hizo realidad la Mano de Dios y el Gol del siglo.

Ambas proezas vinieron acompañadas de narraciones no menos épicas. Víctor Hugo Morales, uruguayo de nacimiento, y quien relataba partidos mundialistas desde 1978, fue el encargado de enmarcar con su voz las obras maestras de Maradona, que quedaron consignadas para la historia como sendas narraciones futbolísticas. Morales es para muchos el mejor narrador en lengua castellana de la historia del fútbol.

La mano de Dios

El primer gol llegó tarde. Minuto seis del segundo tiempo. Maradona arranca con el balón por la mitad de la cancha, logra sacarse de encima a tres jugadores rivales. Como puede, le pasa el balón a Valdano, este recibe de espaldas pero no controla el balón que salta por encima suyo. Entonces, el defensa inglés Steve Hodge hace un pase en globito hacia su arquero. Y no se da cuenta de que en ese mismo momento Maradona viene en carrera entrando al área y salta antes que el arquero Peter Shilton y empuja el balón con su mano izquierda. Maradona sale a celebrar hacia el banderín mientras el árbitro tunecino, Ali Bin Nasser, da como válido el gol.

Celebración argentina en Buenos Aires.

"El gol fue con la mano, lo grito con el alma. Tengo que decirles lo que pienso, que Dios me perdone lo que voy a decir: contra Inglaterra hoy, aun así, con un gol con la mano, ¿qué quieren que les diga?". Narró Morales el gol, pidiendo disculpas a Dios: sin saber que ese Dios sería señalado como autor del gol.

Años después, Morales diría que, respecto de su narración de ese gol, "sentí que me asistía el derecho a pensar de esa manera, frente a una nación que nos había hecho muchos goles con la mano, cuatro años antes durante la guerra".

Barrilete cósmico

Cuatro minutos después de la polémica vendría el hito. De caridad vean la narración y escuchen las palabras de Morales. Los que hemos visto ese video incontables veces recordamos la sombra negra, como una araña en la mitad de la cancha, justo en el punto desde donde arranca el genio del fútbol. Maradona recibe la pelota en terreno argentino y comienza su cabalgata dejando ingleses, uno por uno, en el camino, como si fueran conos. Un campo de batalla. En total logra sortear a seis rivales incluyendo al arquero. Pero mejor que cualquier descripción es la narración de Victor Hugo Morales "Ese relato ––dice Maradona–– y las palabras de mi viejo, después, fueron un premio. Un premio como la Copa del Mundo". El gol del siglo y junto al relato.

Esta es la narración, íntegra.

"La va a tocar para Diego: ahí la tiene Maradona; lo marcan dos, pisa la pelota Maradona. Arranca por la derecha el genio de fútbol mundial, y deja el tercero ¡y va a tocar para Burruchaga! Siempre Maradona... ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta... ¡Goooooolll! ¡Goooooolll! ¡Quiero llorar! ¡Dios santo! ¡Viva el fútbol! ¡Golaazo! ¡Diegooooo! ¡Maradooona! ¡Es para llorar, perdónenme! Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos, barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste? Para dejar en el camino tanto inglés, para que el país sea un puño apretado, gritando por Argentina... Argentina dos, Inglaterra cero. ¡Diego, Diego, Diego Armando Maradona! Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este... Argentina dos, Inglaterra cero".

El término "barrilete cósmico", con el que se asocia la narración de Morales, es producto de las críticas que tenía por ese momento el extécnico de Argentina, Cesar Luis Menotti. Menotti se refería a Maradona como un "barrilete" de manera peyorativa. Víctor Hugo Morales tomó ese término para hablar del 10 argentino de manera positiva.

30 años

Este año, cuando se cumplen 30 de que se marcara el Gol del siglo y de Argentina se consagrara campeón del mundo, Maradona lanzó el libro Así ganamos la Copaen donde recuerda los eventos de ese Mundial. Buena parte del libro se centra en ese histórico partido contra la selección inglesa. Maradona cuenta, por ejemplo, que cuando encestó el primero gol, salió corriendo al banderín esperando que todo su equipo lo acompañara. Pero los únicos que salieron detrás suyo fueron Burruchaga y Valdano. "Es que Bilardo les tenía prohibido a los mediocampistas ir a festejar los goles, porque no quería que se cansaran", dice Maradona.

Cuando llegó Batista a celebrar con ellos, le preguntó a Maradona:

—Lo hiciste con la mano, ¿no? ¿Lo hiciste con la mano?

Y Maradona le contestó:

—Cerrá el orto y seguí festejando.

***

Numerosos artículos de prensa han salido a recordar el evento. Las redes sociales se inundan de videos de Maradona esquivando ingleses. Incluso existe una cuenta en Twitter que trina el partido, en la narración de Víctor Hugo Morales, como si se estuviera jugando hoy mismo. La cuenta se llama @86mundial y recoge tanto la narración como los testimonios de los protagonistas después del partido. Como este de Carlos Bilardo, entrenador de la selección:

"¿Si fue mano? Yo miré el salto de Diego y no observé otra cosa, la verdad" (Bilardo).

O este otro:

La frase del día: "El primer gol habrá sido un poco con la cabeza y otro poco con la mano de Dios" (Maradona).

O este en el que narra el final agónico del partido:

Diego la tiene sobre la derecha, contra el banderín del córner. Así debe pasar el tiempo. Con la pelota en los pies.

Al final el partido terminó 2-1 en favor de los argentinos. Gary Lineker descontó para Inglaterra pero nadie celebra ni se acuerda de su gol. En la memoria sigue la Mano de Dios y el Barrilete Cósmico.

Tagged:
futbol
argentina
Maradona
Vice Blog
narración
barrilete cosmico
victor hugo morales
mundial del 86