Publicidad
Listas objetivamente correctas

Acta de bautismo: El origen de los nombres de 50 bandas nacionales

Notariados y autenticados, aquí 50 cuentos que apostamos no sabía sobre el origen de los nombres de algunas de sus bandas favoritas.

por Noisey Colombia
15 Febrero 2016, 4:50pm


Foto vía cristianosgays.com

Un mal nombre te puede joder la vida, sobre todo si te llamas “Milloz David” o “Chayane Emilio”, pero en ese caso puedes echarle la culpa a tus progenitores y simplemente romper el cuarto mandamiento. Cuando se trata de bautizar a tu banda, sin embargo, la responsabilidad va por cuenta tuya. Tienes la tarea de crear algo pegajoso, pero fácil de recordar, chistoso pero no tanto, solemne pero no aburrido, perenne pero sin mesianismos... y asì. Todo un conflicto. Evidentemente el nombre de tu banda debe significar alguna mierda, pero la mayor parte de las veces los que nos encontramos del otro lado del parlante nos quedamos a la sombra de esta historia. En el misterio.

Por esto, nos pusimos en la tarea de indagar las actas de bautizo de algunas bandas nacionales y presentarlas a ustedes con el fin de ahorrarle tiempo a familiares, fans y a la gente que, siempre, siempre, le formula esta pregunta a los músicos.

¿De dónde vienen sus nombres? Vamos a ello


1. 1280 Almas: Su nombre lo tomaron del título de un libro del escritor Jim Thompson. Según la banda, de alguna manera el tono irónico de este clàsico de la literatura se comparaba con su postura como grupo.

2. Alcolirykoz: En sus inicios caletos, este trío de hip hop paisa fue conocido bajo el nombre Arnez, haciendo alusión a su barrio Aranjuez en Medellín. Desde 2004, cuando se iniciaron como un grupo firme en la escena, escogieron Alcolirykoz como un juego de palabras para hacer alución a su adicción, no al guaro, como muchos pensarán, sino por las letras. Sencillo.

3. Alerta Kamarada: Según ellos, su nombre significa un acto musical revolucionario basado en la idea de compartir. "Alerta: estar en disposición. Kamarada: grupo de gente que comparte el mismo techo". A manera de anécdota, en tiempos de auge paramilitar, algunos señores de negro les pidieron a los rastas que se bajaran la segunda palabra de su nombre, pues hacía alusión a la manera en la que los guerrilleros se llamaban entre ellos. Por este motivo, durante algunos años el grupo de Javier Fonseca y Pablo Araoz se conoció solo como Alerta.

4. Bestiärio: Folk punk para ebrios medievales. Banda conformada por músicos amateurs y lo suficientemente autodidactas como para armarse de instrumentos poco convencionales y aprender a tocarlos a punta de tutoriales en YouTube. Su nombre no guarda misterio alguno, se propuso y gustó, tal vez tenga que ver que muchos de sus integrantes seaan seguidores de los juegos de rol, tan daos a las ficciones de animales fantásticos. Tan vez simplemente hable del ìmpetu feroz de estos niños en el escenario, que en vivo realmente son unos animales salvajes.

5. Chite: Del argot popular “lárguese”. El nombre de esta banda de punk surge en medio de discusiones y tragos en parques y tiendas cercanas a la Universidad Nacional. Después de descartar varias ideas entre las que estaban Los Pastranas Muertos, se decidió acudir a la jerga popular. Así, se toma la decisión de usar el nombre de Chite, que además de ser una palabra de fácil recordación entre la gente de todo el país, retrata el maltrato y el rechazo con el que una sociedad conservadora trata tanto a los perros de la calle, como al rockero criollo.

6. Chúpame el Dedo: Tropical death metal desde Teusaquillo. El nombre, dicen sus miembros, viene de una canción vieja, de algún porro o algo así... que al final no recuerdan.

7. Compadres Recerdos: Según estos cochinotes reggaetoneros, maestros de la ironía y la gaminada, el compadres se refiere a una coloquial manera de llamar a un selecto grupo de amigos, y el recerdos, "es un adjetivo más o menos inventado con el cual se califica algo que roza el extremo de cualquier condición, por baja o distinguida que fuese, por ejemplo: un peo recerdo para referirse a una ventosidad hedionda o una vieja recerda para referirse a una dama de exquisitas cualidades". La otra opción era: La mejor hijueputa banda del mundo.

8. Cowboys From Hell: Psychobilly desde el infierno capitalino. El nombre nace luego de un fiestón que tuvo como protagonistas a sus integrantes y en el que sonó música de Pantera toda la noche. Al otro día, estos personajes amanecieron con chamarras y botas texanas, lo cual conectó a la perfección con su música, que tiene un toque vaquero pero infernal, con una estética punketa del medio oeste. El ejemplo perfecto es esa famosa foto de Sid Vicious con botas vaqueras.

9. Curupira: Bandota de culto de la llamada nueva música colombiana. Toma su nombre de la mitología Tupi, nacida en las selvas del Amazonas. Cuenta la leyenda que la razón de ser de El Curupira es proteger los bosques de los hábitos destructivos del hombre. Un duende que tolera a los que cazan para la alimentación, pero que se enfurece con los que cazan por placer, desarmando sus trampas y confundiéndolos para que se pierdan en el bosque. Todo esto lo logra gracias a que tiene los pies chuecos hacia atrás, por lo que quien ose seguirlo, estará destinado a perderse entre sus huellas.

10. Daniela Franco: Homenaje punk al melodrama colombiano. Según sus integrantes, “Nos parecía que la niña de Padres e Hijos hacía parte de un capítulo de la vida de los colombianos que escondimos debajo de un tapete”. Por eso, decidieron reivindicarla.

11. Diamante Eléctrico: Primero existió la canción. Una canción que habla de no ver a alguien por mucho tiempo y de encontrarlo después, brillando. Después se dieron cuenta de la simbología y del poder del diamante y se imaginaron aquel power potencializado al conectarse con un amplificador.

12. Doble Porción: Las rimas más hijueputas de Envigado. Cuenta el Mañas Ru-fino, miembro fundador, que en Medallo a su socio Métricas Frías lo llevaban mucho en la mala, que porque era rockero, y a él que porque había abandonado su otro grupo, Shalewa Tribu. Como eran eran dos cosas indeseables en un mismo plato, entonces de una, ¡Doble Porción! Como quien dice: "al que no quiere caldo se le dan dos tazas".

13. Ela Minus: Sublime alter ego de Gabriela Jimeno. Al principio era sólo su nombre artístico con el que firmaba sus proyectos de ilustración. Después decidió usarlo para su proyecto como solista. Ela son las tres últimas letras de su nombre y Minus, viene de querer restar partes de su ser cada vez que hace música. Es una suerte de catarsis, es su manera de hacerse más ligera, según ella.

14. FatsO: Por la robustez de su sonido, y obvio, su contextura, el contrabajo del frontman quedó pronto bautizado como “La Gorda”; esto, mezclado con el hecho de que las letras de sus canciones son en inglés, dio lugar al nombre fatsO, que significa algo así como regordete.

15. Jardín Láser: Choque folclórico de extremos. Jardín hace alusión a algo muy orgánico, muy natural y de las raíces. Por su parte, el láser hace referencia a eso que empieza a comerse el jardín y a destruirlo, a una fuerza, no de la naturaleza, sino de la tecnología. “A mí me gustan los extremos, no ser aguas tibias”, dice su mente creadora Gabriela Supelano.

16. Koyi K Utho: Engendros disfrazados para atacar al hombre con metal industrial. El nombre nace como un homenaje al valiente piloto del todopoderoso robot conocido como Mazinger Z de la serie de animé japonesa de los 70.

17. La 33: La cara fresca de la salsa bogotana. Lleva el número de la calle donde está la casa en la que este grupo fue parido y criado. Una casa que por demás sigue en pie y es símbolo de la independiente local.

18. La Bambarabanda: "Bámbara" es un modismo pastuso que hace referencia a marica o afeminado. Con el tiempo se transformó y se volvió una forma de decir “parcero” y de referirse a los amigos. En la búsqueda de su nombre, encontraron la manera de exaltar su identidad y encontraron en el modismo algo particular y muy sonoro al juntarlo con la palabra “banda”.

19. La Chiva Gantiva: La chiva habla de ese medio de transporte fiestero, popular y multicolor que se ha convertido en fetiche pop colombiano. Por su parte, Gantiva, que también es el apellido de Natalia, la cofundadora, percusionista y bailarina de la banda, quiere decir “Guardian de la Serranía” en lengua chibcha.

20. La Etnnia: El nombre del trío pionero del rap colombiano, conformado por los hermanos Pimienta, hace referencia a la familia, a la tribu, a los ancestros. A algo que es de acá, de esta tierra. Las dos n se las pusieron para ser distinguidos a nivel internacional, pues etnias hay muchas, pero Etnnia solo una.

21. La Mambanegra: La banda de las 770.000 toneladas cúbicas de música latina. La historia de La Mambanegra se esconde bajo una antigua leyenda cuyo protagonista es el abuelo de Jacobo Vélez, un polizón a quien tiraron en aguas cubanas, donde casi muere ahogado, pero que contó con la suerte de ser rescatado por un sacerdote Yoruba, quien lo dotó de poderes sobrenaturales. En esta historia entra también el legendario percusionista Chano Pozo, quien le regaló al recién bautizado Callegüeso una flauta traversa forjada en África y que lleva por nombre La Mambanegra, que a su vez es el nombre de la orquesta que finalmente monta a su llegada a Nueva York en los años 40. Un homenaje a la palabrería latina. Puro realismo mágico.

22. La Tromba Bacalao: Cumbieros empedernidos con alma de rockeros pesados. La banda empezó improvisando en parrandas. Armaban parches y sus apariciones estelares ponían a todos a moverse como tromba: pogo y baile, puño y paso. La única forma de hacerla crecer era metiéndole algo, y como lo que hace crecer a los niños es el aceite de bacalao, ahí quedó: La Tromba Bacalao.

23. Las Hermanas:. Teniendo el primer EP ya terminado, el proyecto aún no tenía nombre. En una salida de diggin, Diego Cuellar se encontró con un vinilo llamado Caudillos y Muchedumbres que traía un divertido discurso de Laureano Gómez que a su vez reflejaba una Bogotá gris, lluviosa y goda. Las Hermanas son entonces esas ancianas amargadas, religiosas y vestidas de negro que andaban por ahí en la ciudad de sus palabras. El nombre cuadró a la perfección, pues su primer EP tenía la intención de lograr ese sonido atmosférico y sombrío.

24. Los Ajíces: Música andina para bailar llorando. En diciembre de 2003, su canción “El Último Abandonado” fue un éxito en Sandoná, Nariño, tanto así que a su vocalista lo invitaron a tocar en una vereda y no tuvo de otra que formar un grupo y ponerle nombre. El nombre surgió minutos antes de salir a la tarima y de una pegó entre el respetable. Es una manera de celebrar la manera de hablar de los nariñenses y de paso sacar de quicio a los de la RAE. Además respeta el sabor picantísimo de su música y el rojo predilecto de su vestimenta.

25. Los Maricas: Punk a lo mal hecho. El nombre surge en un momento decisivo en el que la banda Metal Dedo tenía que cumplir con una fecha. Por problemas personales, uno de sus miembros, Manuel Sebastián, decidió armar su combo aparte para cumplir el compromiso. Cuando los llamaron para confirmar que iban a presentarse, él dijo que iba pero con otra banda y ante la pregunta por el nombre, lo primero que se le vino a la cabeza fue “Los Maricas”. Épico.

26. Los Pirañas: De descendencia animal. Antes tenían otro proyecto que se llamaba Los Copetones y que evolucionó hacia Los Pirañas. “El cambio fue por vainas de nombres... ya estábamos tocando algo más agresivo”, cuenta su bajista Mario Galeano. Y es cierto: muerden.

27. Masacre: La violencia producida por el narcotráfico que consumía Medellín en los ochenta inspiró el nombre de esta enorme banda de metal negro. Las constantes masacres y asesinatos que los miembros del grupo atestiguaron mientras crecían en la marginalidad, inspiraron su concepto, y el de toda una generación de rockeros paisas.

28. Meridian Brothers: Surrealismo tropical abstracto. Su nombre deriva en parte como burla y homenaje a esa hermosa tradición de hermanazgos tipo Latin brothers, Lebron Brothers, etc... a decir por sus cualidades lisérgicas, a lo mejor los Chemical Brothers también están referenciados.

29. Milmarías: Maldición del despecho. El nombre surge luego de que Erick, uno de los integrantes de la banda, pasara por una tusa brava luego de que su novia de cinco años se fuera de viaje a otro país y resultara casándondose. En el proceso de superar el desamor perriando, el pobre no hacía más que conocer Marías a diestra y siniestra, arriba y abajo. Cosas del destino.

30. Mitú: La elección del nombre no tuvo en un primer momento una relación con la capital de Vaupés. Fue una cuestión de fonética. Sonaba bien. En un segundo momento, más cercano a estos días, “Parece interesante pensarlo como analogía a nuestra música, como ese lugar al que sólo puedes ir si de verdad quieres ir y el cual continúa siendo ampliamente desconocido”, afirma Lamparita.

31. Mojiganga: Pioneros del skacore a la colombiana, de culto en la capital paisa. Su nombre referencia a una fiesta de disfraces, un baile satírico que representa la realidad de un país o de una cultura a través de la música y las máscaras, que viene de unas fiestas carnavaleras que se celebran en España llamadas Las Mojigangas.

32. Mr. Bleat: Hace referencia a un personaje ficticio que persigue a todos los miembros de la banda. El nombre de este ser sonoro se construye de las palabras Mr., es decir señor, y Bleat, que nació como un juego de letras que juntas sonaban bien, pero que luego de una intensa búsqueda en Google resultó siendo también el bramido que hacen las ovejas.

33. Odio a Botero: Máquina de hacer enemigos. Antes de Odio a Botero existía un grupo llamado Defenza, con dicha banda se tenía la idea de hacer una canción que hablara del “Maestro Botero”, pero por problemas personales la banda se desintegró y el nombre de aquella canción resultó mejor como nombre de la banda que siguió a continuación.

34. Oh’laville: Lugar o estado mental, depende de cómo se vea. Según sus integrantes, fue escogido porque “suena y se ve chimba”.

35. OKRAA: Viaje onírico de new wave aterrizado en latitudes colombianas. La okra es una planta que sólo crece en regiones tropicales. Su país y sus raíces latinas están impresas en el ADN del proyecto.

36. Pornomotora: Juego de palabras. “Porno” y “Motora” crea una sensación muy acorde o complementaria a la música, al carácter y a la estética que quería proyectar esta banda sensual y rápida. Una sonoridad que remite a Bogotá y sus calles.

37. Puerto Candelaria: Lugar imaginario donde nacen experimentos musicales no permitidos por la Academia. Puerto, porque es a donde todo llega y genera influencia, y Candelaria, porque es una palabra muy propia de este país. Puerto Candelaria hace referencia a Colombia, pues en últimas es una comedia sobre su historia. Si fueran mexicanos se llamarían Puerto Guadalupe.

38. Rancho Aparte: Potente, arrebatada y gozadora fiesta del Pacífico. Dinko Manute, vocalista de la banda, tocaba chirimía con un parche en Quibdó (incluso en su momento también haría parte de La Mojarra Eléctrica). Luego decidió juntar a otro grupo de gente para armar un nuevo combo y hacer su propio "rancho aparte"... y así quedó.

39. Romperayo: Psicotropicalismo latinoamericano, cuyo nombre de pila fue inspirado por el alias de un guerrillero legendario llamado Eduardo Fernández y recordado en el Casanare como “Rompellanos”. No hay que olvidar que detrás de este proyecto milita Pedro Ojeda, percusionsista maravilloso nacido de la unión entre dos elenos en pleno clandestinaje.

40. Ságan: Además de una fascinación y atracción personal por lo cósmico, María Mónica y Felipe decidieron centrar el concepto de su banda en la vastedad y vértigo del universo visto a través de la ciencia ficción y el telescopio. Por lo mismo, el nombre viene del apellido del cosmólogo más mediático de todos los tiempos, Carl Sagan. Por otro lado, 'sagan' en sueco significa algo así como 'mito'.

41. Salidos de la Cripta: Rockabilly acelerado, frenético y de ultratumba. Antes de acuñar el nombre, Mortis, el guitarrista, tenía una banda llamada Salidos De La Nada. Para ese entonces, en 2006, conoció a Sergio Cervezas, quien tocaba en otra banda de la misma onda, y a quien decidió reclutar. Como ensayaban en Soacha, al frente del cementerio, su estética confluyó azarosamente con la del terror y pues lo demás, como dicen, es historia...

42. Si$ha: Placebo para olvidar el dolor. Los ex-Resina Lalá, entusados por la muerte de su primera encarnación, buscaban un paliativo para mitigar el dolor que producen los cambios inesperados y la inevitable tiranía del pasado. “Entonces conocimos la historia de una droga que están usando en Atenas debido a la crisis, llamada shisha ('pipa' en Árabe) o 'matapobres'. Una sustancia que literalmente desvanece el cuerpo de quien la consume. Ahí encontramos la expresión máxima del olvido, en ese acto de desvanecerse y dejar de existir en vida. Algo que hacemos más seguido de lo que creemos”. De ahí nació su nuevo monstruo.

43. Sidestepper: El nombre nace en medio de una charla entre Richard Blair y su hermano, en la que inventaban juegos de palabras relacionadas con el término 'pisar' en inglés, o sea, 'step'. También se deriva de un ritmo de reggae llamado 'jamaican stepper' que aparece en canciones como “Linda Manigua” y “Walking”. Connota algo inesperado, que viene del lado, como el jugador que hace el pase gol, que aunque no anota, está ahí haciendo que la magia suceda.

44. Sonoras Mil: Pop tropical-experimental con mucho groove. El nombre de Sonoras Mil era originalmente el título de una canción que había compuesto Felipe Gómez con su novia y que finalmente no incluyó en su disco debut. Cuando estaba buscando un título para su proyecto, acudió de nuevo a aquella canción y pensó que sería una bonita manera de describir el concepto sonoro del trabajo, que es precisamente la conjugación de diferentes músicas y estilos, un sonido multifacético que viaja a través de diferentes fronteras sonoras y musicales.

45. Systema Solar: Durante su gira por Europa en 2006 con Spiral Tribe como DJ, Dani Boom se encontraba bailando hacia las horas del medio día, sumido en el clímax cósmico del rave y mirando el firmamento. De repente divisó en el cielo varios trazos de aviones cruzados y pensó: "Todos esos trazos cartesianos, tan artificiales pero a la vez tan orgánicos". Esta visión le ayudó a dar con el nombre del proyecto que se soñaba, que justamente trataba de unir puntos en el universo musical. Una primera versión de este concepto fue aterrizada como "El Sistema Solar del Majagual", como una especie de Corraleros del techno, que era lo que musicalmente estaba buscando. Pero luego, cuando el combo completo se juntó, los puntos en el mapa se alinearon y también su nombre de batalla: Systema Solar, con la Y implantada ahí en el medio para ratificar su misión de hackers.
.
46. Sultana: El nombre del combo salsero futurista es medio obvio y no por ello flojo. Nace en honor a la Sucursal del Cielo, capital latinoamericana del sabor que los inspira.

47. Telebit: Decisión del azar. Antes de su primer concierto y de enviar la inscripción para tocar en Rock al Parque, ni las canciones ni la banda tenían nombre. En medio de una reunión improvisada con amigos invitados, los músicos decidieron ponerlos a todos a escribir posibles nombres y luego a combinar sílabas y palabras. De todas las opciones que arrojó este cadáver exquisito, la que más pegó fue Telebit, entonces decidieron firmar la inscripción del festival bajo ese alias. 2011 fue su primer año en Rock al Parque.

48. The Kitsch: Al grano como su música: les gusta el mal gusto. Y ya.

49. Triple X: Son varias las razones de la procedencia de su nombre, según sus miembros. Uno: porque los une el gusto por el sabio y hermoso mundo del porno. Dos, porque están en contra de la censura representada muchas veces con las tres equis. Tres, porque en un comienzo eran tres integrantes. Y cuatro, porque para ellos las tres equis significan sexo, drogas y rock and roll. "Esa es la vuelta... ja ja ja".

50. Zalama Crew: Desde el 2008, este combo valluno se creó con músicos de diferentes parches y lugares que se reunían en Cali a improvisar. Así se creó esta tribu o hermandad. Zalama, por tanto, es un vocablo africano que significa justo eso y es usado como saludo a los dioses: "Zalama Lekum o Malekum Zalama".

***

Y si usted tuviera una banda, ¿cómo le pondría? Compártanos sus ideas por aquí abajo.


Tagged:
Music
Noisey
La Tromba Bacalao
Bestiärio
Salidos de la Cripta
The Cowboys From Hell
The Kitsch
Mr. Bleat
Mitú
Las hermanas
Sidestepper
sultana
Systema Solar
MERIDIAN BROTHERS
los pirañas
PUERTO CANDELARIA
Alcolirykoz
La Chiva Gantiva
Sonoras Mil
Romperayo
ela minus
Chúpame el Dedo
Los Maricas
artículos
Telebit
Jardín Láser
Pornomotora
Curupira
La Etnnia
OKRAA
Odio a Botero
Mojiganga
Oh'laville
Ságan
Los Compadres Recerdos
Doble Porción
Alerta Kamarada
Los Ajíces
La Mambanegra
Koyi K Utho
Milmarías
SI$HA
Triple X
Diamante Eléctrico
Daniela Franco
1280 Almas
Chite
Rancho Aparte
La 33
Fatso
La Bambarabanda
Zalama Crew
Masacre