Dead Cross es la banda de Dave Lombardo con miembros de The Locust y Retox

El ex-baterista de Slayer fundó una nueva banda de hardcore punk y nos contó todo al respecto.

|
20 Noviembre 2015, 4:21pm


Foto cortesía de Dave Lombardo

Dave Lombardo ha tenido una semana extremadamente ocupada. Después de que su banda Philm decidió separarse días antes de una pequeña gira que iban a tener con Descartes a Kant, tuvo que tomar una difícil decisión: quedarse impávido y ver a sus amigos perder tiempo y dinero o ingeniarse algo. Inventivo como siempre—y también suertudo— Lombardo tomó la segunda opción.

Una junta inesperada con el productor Ross Robinson la semana pasada hizo que el ex-baterista de Slayer cruzara su camino con un viejo conocido, Justin Pearson, a quien conocía de una gira que hizo con Fantomas y la banda de grind en la que estaba Pearson en ese entonces, The Locust. Esto fue lo que me dijo Lombardo me dijo hace rato: «El guitarrista de Retox, la nueva banda de Justin, estaba allí también, así que nos pusimos al corriente, les platiqué de mi situación, y se emocionaron por ayudar y armar algo en conjunto para poder tocar estos shows. Ross estaba muy emocionado de ver nuestra camaradería y entusiasmo, y dijo “Cuando hagan música juntos, vengan y grabémosla”. Es realmente sorprendente lo rápido que todo se organizó; me vuela la cabeza. No lo podía creer. Llevamos ensayando tres días, y escribiendo canciones”».

Dead Cross es una banda de punk, antes que nada, no han grabado nada todavía (tomen en cuenta que se formaron hace una semana), pero según Lombardo, va a ser una dura y sucia fiesta. “Es punk brutal, muy directo –medio metalero, pero definitivamente no es metal. Creo que sin duda se inclina hacia el estilo punk, porque creo que por cómo están las cosas en el mundo, la actitud punk es definitivamente necesaria para ayudarte a lidiar con toda la mierda que está pasando. No hay tiempo para tocar "We Are the World," o esas mierdas; todos estamos encabronados, y no hay mejor manera de liberar tu ira que estando en una banda de punk escribiendo música punk".



Más allá de la política, Lombardo está especialmente emocionado por regresar a tocar a la velocidad del punk. «¡Me emociona tocar rápido! Estaba tocando rápido en mi banda anterior, pero también nos metíamos en otros ritmos. Este es un ataque sonoro —algo a lo que mi cuerpo está más acostumbrado que a otras canciones con más groove y tranquilas. Este es el tipo de música que me emociona. Es como una vitamina. Regreso a casa después de ensayar y estoy recargado; pueden ser las 11 de la noche, y estoy lleno de energía».

Esto es algo que estoy muy emocionado por hacer, y estoy feliz de haber reservado estas fechas para Descartes a Kant. Vienen de México para hacer estos shows, y cuando mi banda anterior dijo que no lo podían hacer, se me rompió el corazón. Pensé, no, estos tipos pagaron boletos, tengo que hacer algo; no podía ver que perdieran sus vuelos y cancelaran todo, y ahora, según escucho, están más emocionados que antes, porque son fans de las bandas de las que estos tipos son miembros —The Locust, Retox, Zu, la lista sigue y sigue—y yo también soy fan, entonces estoy muy feliz de que haya podido salvar esto por ellos».

Por ahora, Dead Cross es una entidad que sólo existe en directo, y estarán tocando sus primeros shows a principios del próximo mes en el Roxy Theatre el 2 de diciembre, y en The Glass House Concert Hall el 3 de diciembre. Sin embargo, Lombardo jura que este sólo es el comienzo, y no es la última vez que vamos a escuchar de este nuevo proyecto. «No sé exactamente cuándo podremos publicar algo, pero me gustaría tener algo fuera a final de año, dos sencillos, sólo para publicar algo, y luego hacer un LP el próximo año. El nivel que tienen todos estos músicos es muy alto, así que no creo que tengamos problemas creando música y publicando algo. Estos tipos están motivados como yo. He aprendido mucho de esta industria, y a veces es mucho mejor cuando agarras el toro por los cuernos y no esperas a otras personas».

«Estoy emocionado por ver cómo salen las cosas. Con algunas bandas, cuando hablas, nadie te responde; mandas un mensaje, y no sabes nada. Es una manera muy inmadura de trabajar, especialmente cuando tomas a la música y a las bandas tan serio como yo —no tengo tiempo para gente floja o poco profesional. El entusiasmo de los integrantes es muy importante, y [con Dead Cross] todos están puestos; cuando les mando un mensaje, me contestan de inmediato. Una puerta se cierra y cinco se abren, no sólo con esta banda, pero han habido muchas cosas en las que he estado trabajando que me han sorprendido. De un día a otro, las cosas cambiaron para bien, así que ¡ya veremos!».