Publicidad
Lo que hay

Maratón Masada: John Zorn vuelve a Bogotá con 30 colaboradores

Todo está listo para vivir uno de los meses más nutridos de sonidos de vanguardia en Bogotá.

por Noisey Colombia
01 Octubre 2015, 2:03pm

Heredero del espíritu subversivo que floreció en el bajo Manhattan durante la década de los setenta –cuando algunos músicos del ala experimental reaccionaron frente al conservadurismo imperante- John Zorn ha sido un provocador que ha echado mano de todas las músicas que ha tenido a su alcance: desde el noise extremo, el hardcore, la música vocal, la improvisación y la música de cámara hasta el surf, el easy listening, las bandas sonoras de películas, la música de cámara y el folclor judío, el compositor nacido nacido en Queens en 1953 ha creado una obra laberíntica que se nutre, también, de la cábala, la numerología, textos de poesía hermética, ocultismo y alquimia.

Aun cuando se convirtió en una suerte de artista de culto en los ochenta por bandas como Painkiller y Naked City, y los famosos juegos de improvisación llamados game pieces, ha sido el proyecto Masada el que le ha permitido acceder a un público más amplio que apenas despierta y reconoce su trabajo. Es precisamente con Masada que John Zorn vuelve a Bogotá luego de que hace dos años visitara la ciudad dirigiendo el infernal trío Moonchild en el que, a propósito, pudimos ver en escena a Mike Patton, uno de sus colaboradores favoritos.

Masada es la síntesis que Zorn hace del klezmer, un estilo muy conocido del folclor musical judío. Inspirado en el free jazz de Ornette Coleman, el surf, el punk, el blues, sonidos gitanos, árabes y balcánicos, el saxofonista ha escrito 613 composiciones que pueden ser interpretadas en diferentes formatos que integran algunos de los músicos más incendiarios del jazz y la música experimental actual: Marc Ribot, Erik Friedlander, Greg Cohen, Dave Douglas, Mark Feldman, Uri Caine, Kenny Wollensen, Ikue Mori (la legendaria integrante de DNA), Jamie Saft, Cyro Baptista, Trevor Dunn y Sylvie Courvoisier.

undefined

Por primera vez en Bogotá y en Latinoamérica, la llamada Maratón Masada incluye doce proyectos en los que podremos sentir el éxtasis devocional del klezmer asociado a la improvisación, el noise, el metal progresivo, el jazz y la música coral.

Desde su apellido –ira en alemán- John Zorn está predestinado a la controversia. Algunos lo han comparado con Frank Zappa, otros lo equiparan a John Cage y otros tantos no dudan en afirmar que se trata del compositor más avezado de nuestros tiempos. De lo que podemos estar seguros es que se trata de uno de esos artistas que, gústenos o no, siempre logra desarmarnos y ponernos en el límite. Se le ama o se le odia, esa es la cuestión.

Así será la Maratón Masada:

*Masada Quartet

En noviembre de 1992 John Zorn estrenó Kristallnacht, una grabación originalmente editada en el sello japonés Eva. Esa angustiosa representación sonora de la infame "noche de los cristales rotos" (la escalada paramilitar que los nazis acometieron contra los judíos alemanes y austriacos en 1938) fue el preámbulo estético de Masada, una serie musical definitiva en la carrera del compositor. Integrado por Dave Douglas en la trompeta, Greg Cohen en el contrabajo y Joey Baron en la batería, el cuarteto se presentó por primera vez en el mítico Knitting Factory de Nueva York, un fortín de música experimental donde durante muchos años descargaron una música potente, resultado de la combinación ingeniosa de dos simples escalas del folclor musical judío, free jazz, klezmer, punk, surf y blues. Inspirada también en el legendario cuarteto de Ornette Coleman, Masada es una agrupación torrencial que ha escrito una de las páginas memorables de la historia reciente del jazz. Incluso ha sido comparada con los cuartetos de John Coltrane, Dave Holland y David S. Ware.

*Banquet of Spirits

Cyro Baptista nació en Sao Paulo en 1953. Luego de haber estado expuesto a vertientes muy variadas de la percusión afrobrasilera, el jazz y la música de cámara locales durante más de veinte años, emigró a Estados Unidos en 1980 y se inscribió en el centro de vanguardia musical Creative Music Studio, fundado en 1971 por Karl Berger y Ornette Coleman. En 1988 debutó para el sello Incus con el disco Cyro en compañía de la leyenda de la improvisación, el guitarrista Derek Bailey. Considerado en la actualidad como uno de los percusionistas más imaginativos y excéntricos en el ámbito del jazz y la música creativa, Baptista fundó Banquet of Spitits, un cuarteto que se mueve en los terrenos del jazz, la improvisación e hipnóticos juegos de percusión desde donde logran combinar -con humor, primitivismo y sofisticación- sonidos que provienen de la diáspora judía, melodías brasileñas, pop y rock.

*Mycale

El ensamble vocal Mycale se conformó en 2010 para la treceava entrega de la serie The Book of Angels. La formación inicial incluyó a la cantante Basya Schecter, quien fue reemplazada cinco años después por Sara Serpa. Los cantos en ladino, hebreo, yiddish, francés, árabe, bereber, español y portugués, evocan la poesía de Rumi y Fernando Pessoa, además de líneas extraídas de la biblia hebrea. En la actualidad, cuatro de las voces femeninas más inquietantes de la escena neoyorquina del jazz, la música tradicional africana, la improvisación y las sonoridades latinoamericanas se dan cita para enfrentar una de las facetas compositivas menos conocidas de John Zorn.

*Bar Kokhba

John Zorn ha definido la música de Bar Kokhba como la "exótica sefardita" de los jóvenes modernos. No sin cierto gesto de ironía, el compositor apela a estas palabras para corroborar su obsesión por mantener vivas y frescas las tradiciones musicales judías. La génesis de este ensamble se encuentra en dos grabaciones fundacionales del "universo Masada": Bar Kokhba (1996) y The Circle Maker (1998). Fue en estos discos donde Zorn arregló para pequeños formatos de cámara las composiciones que hasta ese momento solo había interpretado junto a su cuarteto acústico. En la misma estética reposada de The Dreamers, Bar Kokhba es un formato de cuerdas y percusión que recoge sonoridades sefardíes y asquenazíes revueltas con un toque latino, algo de surf y el inimitable estilo de música instrumental en la onda de Martin Denny.

*Malphas

Aunque provienen del ámbito del jazz, el violinista Mark Feldman y su esposa, la pianista de origen suizo Sylvie Courvoisier, han redefinido con riesgo y virtuosismo la tradición de los recitales de piano y violín. Piezas originales, improvisaciones y, sobretodo, una interpretación telepática y briosa se han materializado en cinco preciosos y memorables discos: tres en los que se incluyen composiciones originales –Music for violin and piano (Avant, 1999), Oblivia (Tzadik, 2010), Live at théâtre Vidy-Lausanne (Intakt, 2013)- y dos sobre composiciones propias de John Zorn: Masada recital (2004), Malphas: Book of Angels Vol. 3 (2006). En el borde entre la composición clásica y la improvisación, Courvoisier y Feldman se dejan ver llenos de intensa energía y un lirismo melancólico inusitado. Este dueto es una de las facetas más hermosas de la nueva música de cámara.

*Cleric

Según el Chicago Reader, la música de Cleric es al metal como Lost highway es al cine. La comparación no es exagerada si tenemos en cuenta que la propuesta musical de este cuarteto logra internarnos en una atmósfera de pesadilla surrealista a través de una premeditada mezcla de metal progresivo, ambient, grindcore, noise, mathcore y sicodelia. En los terrenos del metal, Cleric es una banda que le huye a la obviedad y prefiere enfilarse en el bando de Meshuggah, Converge y Fantômas, bandas que han influenciado definitivamente a este combo que se conformó en el 2003 en Filadelfia.

*Abraxas

El cuarteto Abraxas se conformó en 2012 luego de que le fuera comisionada la interpretación del volumen 19 de la serie Book of Angels Mezcla pirotécnica entre jazz, rock progresivo, punk refinado y metal tribal, Abraxas está liderado por Shanir Ezra Blumenkranz, un contrabajista, oudista, bajista e intérprete de guimbri, quien desde hace más de una década es uno de los colaboradores más cercanos de John Zorn y el sello Tzadik donde ha producido bandas como Rashnim, Edom, Pitom y Banquet of Spirits. Mientras que Blumenkranz aporta un sonido que hermana raíces musicales sefarditas, gnawas y musulmanas, el vigoroso baterista Kenny Grohowski sienta la base rítmica en el rock duro, lugar donde se puede sostener el delirante diálogo entre Eyal Maoz y Aran Bajaklan, dos guitarristas que viajan a medio camino entre el blues y el ruido primordial.

*Masada String Trio

Al igual que el sexteto Bar Kokhba, la primera aparición de Masada String Trio fue en los discos Bar Kokhba (1996) y The Circle Maker (1998). Allí se dio a conocer uno de los ensambles acústicos más carismáticos de la familia Masada y, tal vez, uno de los tríos de cuerda más contundentes en la actualidad del jazz y la música de cámara. Improvisadores telepáticos y vitales Mark Feldman, Erik Friedlander y Greg Cohen logran sorprender sin abusar de su virtuosismo que, afortunadamente, ponen al servicio de la emoción. En 2004 publicaron 50th Birthday Celebration Vol. 1, la primera de trece grabaciones en vivo en el bar Tonic con las que John Zorn celebró su cumpleaños número cincuenta. A esta le siguieron Azazel: Book of angels Vol. 2. (2005) y Haborym: Book of angels Vol. 16. (2010), dos registros a través de los que podemos contemplar algunas de las formas de la belleza.

*The Dreamers

Para los que recuerdan el Zorn subversivo de los ochenta o para los que gozaron con furia los tiempos de Painkiller y Naked City, The Dreamers es la faceta más atípica del compositor. Lo que comenzó en 2001 con el disco The Gift, se convirtió siete años después en una estética de sonido muy particular con la que Zorn invita a sentarse, relajarse y olvidar las preocupaciones. El ensamble -integrado por seis de los miembros de Electric Masada- interpreta una música que con gran sentido del humor se inspira en el vilipendiado easy listening, la música instrumental en la tradición de la llamada exótica, minimalismo, algo de blues, surf y jazz. Además de Ipos: Book of Angels Vol. 14 (2010), The Dreamers ha puesto su impronta en cuatro discos más dentro de los que se encuentra A Dreamers Christmas (2011), un disco en el que Zorn se rinde al encanto de la navidad.

*Uri Caine

Uri Caine es uno de los pianistas cruciales de nuestros días. Sus incursiones en el jazz (en trío acústico, eléctrico y en solitario) sus reversiones arriesgadas de clásicos como Mozart, Bach, Wagner, Beethoven, Schumann y Gershwin, sus experimentos con el funk, la música de Brasil y su revisión del klezmer lo dejan ver como un creador inquieto y, a su vez, como un músico ajeno a escuelas y dogmas. Nacido en 1956 en Filadelfia, Uri Caine debutó en 1993 para el sello JMT con Spehere music, un disco dedicado a Monk. En seguida vino Urlicht/ Primal light (Winter & Winter, 1997), la primera de sus incursiones insolentes en el mundo de la música clásica y el inicio de un romance con el prestigioso sello alemán Winter & Winter. Escuchar a Uri Caine frente al piano es una de las experiencias más alucinantes y emotivas que puede tener un aficionado al jazz. Como un huracán, el pianista pasa fácilmente de Art Tatum a Bill Evans, de Mozart a Satie, de Cecil Taylor a los Beatles, y de allí a cualquier lugar que su inspiración le dicte.

*Erik Friedlander

De los veinticinco volúmenes de la fabulosa serie Book of angels –que ha sido interpretada, entre otros, por Marc Ribot, Medeski Martin & Wood, Secret Chiefs, Ben Goldber, David Krakauer, Mycale, Klezmerzon, Roberto Rodríguez, Jamie Saft y Pat Metheny- hay uno que se alza esplendoroso, casi en una dimensión esotérica: Volac: Boof of Angels Vol. 8(2007), una grabación del chelista Erik Friedlander, un astro del circuito neoyorquino del jazz, la música de cámara y la improvisación. Aunque Friedlander ya había incursionado en las grabaciones para chelo solo (recordemos el fascinante y oscuro Maldoror –una serie de improvisaciones inspiradas en la imaginería controvertida, lasciva e irredenta del poeta francés Isidore Ducasse-), con Volac llega a un punto muy alto pues no solo recrea el éxtasis y la nostalgia del klezmer sino que logra remontarnos a un lugar donde la materia sonora nos revela inquietantes fragmentos de nuestra memoria atávica.

*Electric Masada

En contraste al lirismo acústico del cuarteto, Zorn dio vida en 2003 a la versión eléctrica de Masada donde fueron convidados algunos músicos de alto calibre como el guitarrista Marc Ribot, el bajista Trevor Dunn, el percusionista Cyro Baptista e Ikue Mori en la manipulación digital. Electric Masada es una autentica revelación que combina la locura de Naked City, los juegos de improvisación al estilo Cobra y el klezmer como sucede en At the mountains of madness (2005) y 50th Birthday Celebration Vol. 4 (2004), dos épicos registros en directo donde Meshuggah, Black Sabbath, Jimi Hendrix y evocaciones de Bitches Brew se cuelan en medio de una vertiginosa sesión musical que no da tregua.

***

Siga el calendario de eventos del Maratón Masada por aquí y asista al evento.

Tagged:
Music
Noisey
John Zorn
marc ribot
artículos
Maratón Mazada
Cyro Babtista
2Erik
Fiedlander
Greg Cohen
Dace Douglas
Mark Feldman
Uri Caine
Kenny Wollensen
Ikue Mori
Jaimie Saft
Trevor Dunn
Sylvie Courvoisier