Publicidad
música

Conoce a Daft Punk sin máscaras

Además de Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, el escultor francés Xavier Veilhan ha convertido a Nigel Godrich, Quincy Jones, Giorgio Moroder, Lee "Scratch" Perry y Rick Rubin en estatuas. ¿Cómo ha hecho?

por Emerson Rosenthal
05 Marzo 2015, 8:00pm

Thomas Bangalter & Guy-Manuel de Homem-Christo (detail), 2015. Birch plywood. 63 1/2 x 39 1/4 x 21 3/4 pulgadas. Todas las imágenes: Foto © Diane Arques; © Veilhan, ADAGP, París, ARS, Nueva York, 2015, cortesía de Galerie Perrotin.

El escultor francés Xavier Veilhan está de suerte. No sólo porque los Daft Punk estuvieron de acuerdo en ser escaneados en 3d para su nueva serie, Producers, sino porque aceptaron hacerlo sin cascos.

"Lo curioso es que ni siquiera se los pregunté", me dice Veilhan vía telefónica mientras instala Music, una doble exhibición que abre sus puertas esta semana en la Galerie Perrotin, en Nueva York y París. "Fue una respuesta lógica a mi propuesta: les propuse presentarlos como productores, no como músicos, y así, después de hablar con ellos, decidimos que deberían aparecer con sus nombres de civiles [...] Me propusieron: 'Ok, deberíamos hacer la escultura con la imagen inexistente de nosotros. Entonces, si alguien quiere ver cómo somos en la vida real, pueden verlo en la escultura'".

El resultado es parte de una colección inspirada en los paralelismos que Veilhan vio entre los productores musicales y los artistas visuales, "como la parte no tan visible del trabajo". Además de Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, Veilhan ha convertido a Nigel Godrich, Quincy Jones, Giorgio Moroder, The Neptunes (Chad Hugo y Pharrell Williams), Lee "Scratch" Perry, Rick Rubin y Philippe Zdar y otros, en estatuas. "He pensando esto durante años y tomamos la decisión un poco tarde. Todo fue hecho muy rápido pero con mucha energía; sin embargo, la parte más pesada no fue hacer las esculturas, sino contactar a los productores", dice Veilhan. "No sabía si responderían a la idea".

Aparentemente, los Daft Punk respondieron bien: "Ellos fueron buena onda y no tuvieron problema con que yo me hubiera aparecido a hacerles sus retratos", explica Veilhan. "Fue más como una conversación, ¿sabes? Llegué con mi cuaderno de bocetos y un dibujo adentro". Los resultados, creados con dos escáneres Artec con ángulo amplio, un escáner Eva Artec y modelados en el estudio Artec, son unas estatuas realistas de las súperestrellas sónicas.

"Perspectiva del estudio de Xavier Veilhan", 2015. Foto © Diane Arques; ©Veilhan, ADAGP, París, ARS, Nueva York, 2015

"Quería tener cierta densidad y realismo en estas esculturas, en contraste con la inmaterialidad de la música y los aspectos no visuales de lo que los productores están haciendo", me dice Veilhan. "Quería que fuera muy real. Es por eso que las primeras estatuas son más pequeñas que el tamaño humano: tienes una figura humana pero la escala no es humana, así que, de alguna manera, las ves con ternura".

En el caso de la escultura de Rick Rubin, Veilhan recuerda que leyó en algún lugar que, durante una producción, Rubin pasa la mayor parte del tiempo acostado en un sofá del estudio. El artista le propuso entonces al productor que se acostara para hacer la escultura y Rubin inmediatamente estuvo de acuerdo.

"Fue más como un diálogo", dice. "Intenté encontrar la esencia de la presencia física de la persona en la habitación. No un retrato del tipo psicológico, sino más como lo que sientes por ellos".

Pero no fue tan fácil. Cuando se le pregunta cómo fue esculpir la barba de Rick Rubin, Veilhan se ríe y explica que fue "muy difícil. La luz se pierde en el pelo, así que tienes que reconstruirla en postproducción después del escaneo, y claro, la barba de Rick Rubin es algo extremo. Vimos muchas esculturas del renacimiento que fueron interesantes porque cuando estás haciendo una escultura en mármol, también tienes el problema de cómo hacer el render del pelo. Vimos muchas esculturas clásicas, específicamente de Bernini, e intentamos encontrar una especie de modelo a seguir. Pero creo que funcionó bastante bien al final".

Lee "Scratch" Perry. 2015. Tratamiento con polvo de poliamida, pintura, 28 centímetros de altura.

Al final, para Veilhan, quien ve el proceso artístico como "la creación de una situación donde puedes conocer e interactuar con gente que te gusta, amas o admiras", crear las esculturas le dio la oportunidad de simplemente disfrutar la compañía de sus artistas favoritos. Con respecto a los quince minutos del proceso de escaneo, declara: "si quieres que la persona se quede quieta, no puedes hablarle. Fue extraño porque estuve con todos mis héroes y estábamos en la misma habitación, pero, en realidad, no podía hablar con ellos. Es un proceso un poco frustrante, pero también muy divertido. Con la gente que me cae bien, me gusta estar en silencio, sólo estar en el mismo lugar, como una familia en una casa o cuando estás manejando un carro. Pueden escuchar la misma música o ver el mismo paisaje, y durante la sesión de escaneo tuve el mismo sentimiento".

Clic aquí para leer más acerca de Music, la exhibición. Este artículo apareció originalmente en The Creators Project.