Publicidad
historia

Este video de gente confundida en Amnesia es una oda a lo decepcionante que es la vida

Maceo Plex tiró el remix de 9 minutos que Four Tet hizo a un track de Eric Prydz y provocó que todos en Ibiza cuestionarán su propia existencia.

por Angus Harisson
04 Agosto 2017, 11:10pm

Imagen: Opus, de Eric Prydz 

Consideremos esto esto: ¿y si el drop nunca llega? Qué tal si los desgarradores sintetizadores siguieran creciendo y el kick se alejará cada vez más y más lejos, haciendo que tus brazos se extendieran con cada subida, tus nerviosos ligamentos se tensaran con anticipación, casi alcanzando algo que nunca llega a su fin y siguieran así, por siempre y para siempre. Esa gloriosa liberación, la que ha enviado glóbulos de sudor mezclado con aceite bronceador en las fibras de tu interior, la que ha erizado los vellos detrás de tu cuello como hojas de cebada, ¿qué tal si simplemente nunca llega?

El desarrollo completo del track a todo volumen ha sido en vano. Gradualmente te das cuenta que el beat ha regresado sin la fiebre inducida que has estado esperando. Es una escena de flácida decepción, sin finalidad, expectación infinita y al parecer sin recompensa. Es una escena que cuestiona exactamente lo que estamos acostumbrados a esperar de la fuerte y repetitiva música electrónica que se toca en clubes llenos de gente. Es la escena de Maceo Plex tocando el remix que Four Tet le hizo al "Opus" de Eric Prydz en la terraza de Amnesia con lleno total.

Descubierto primero por Harder Blogger Faster, la semana pasada Maceo Plex cerró su set con los nueve gloriosos minutos del edit que Kieran Hebden hizo del último sencillo del productor sueco, Eric Prydz. Sin embargo, Amnesia no estaba listo para un track que pasa nueve minutos sin llegar a ningún lado. Nueve minutos construyendo algo para terminar donde comenzó. El siguiente video, publicado con un "¿Qué carajos está pasando aquí?", muestra a un público creyendo ciegamente en que Maceo Plex—y por extensión en Four Tet—les proveerá de una liberación que han estado esperando, pero que al final los deja colgados, en animación suspendida. Antes de ir más lejos, probablemente debas mirar el video.

Mientras el arpeggio llega más y más arriba, puedes ver como los ridículos musculosos comienzan a esparcirse en círculos, alentando a la gente a relajarse antes de la eventual liberación. Silbidos comienzan a volar por el aire, las manos comienzan a aplaudir más lentamente con la melodía. Algunos comienzan a gritar -quizá esperando que si se comportan como si el drop fuera a llegar, el drop llegue- mientras otros comienzan a perder interés. Continúa. Los que estaban agachados comienzan lentamente a levantarse. Continúa. El sol comienza a levantarse a través de las vigas en un mar de ojos medio abiertos y una lenta confusión. Continúa. "Esto no es lo que esperábamos". Continúa. "Esto no es lo que normalmente sucede". Es como poner el tarro de galletas en la cocina donde el niño de cinco años no puede alcanzarlo.

La respuesta de Amnesia dice mucho sobre la cultura big drop de la música dance. Ha dominado por completo el mainstream, los tracks basados puramente en la dinámica de una furiosa investidura, hasta una subsecuente liberación. Con ese patrón arraigado es fácil ver por qué el remix de "Opus" de Four Tet, que tercamente se rehúsa a seguir este esquema, deja al público de Maceo Plex tan desconcertado.

Para cuando llega el drop, no llega de la forma en que ellos esperaban. Cae abajo -justo hasta abajo- más allá de donde comenzó. A pesar de ser llamado un drop, lo usual es que suba. Un drop a un lugar más alto. Bajar para llegar a lo alto de las escaleras, unas escaleras que brillan más que destellos en una botella de Coca Cola. Pero no, este drop, el drop que llega tras un largo desarrollo simplemente se hunde en el suelo turbio.

Hay muchas cosas extrañas que rescatar de este video. Hay algo innegablemente hermoso en él. La primera luz de la mañana entrando sobre la gente perpleja. El inevitable fin de la noche se siente por todas partes, casi que se puede probar. El cansancio confundiéndose con la determinación de "si ya permanecimos despiertos hasta este punto, podemos continuar un rato más". El sol exponiendo el sudor y los ojos cansados mientras los últimos destellos de energía física se van con lamentables pasos de baile. Y está la música.

El hecho de que el remix exista por si mismo es una rareza. Four Tet, a pesar de volverse sinónimo cada vez más de enormes sets de club, sigue siendo un nombre mayormente asociado con Burial y Caribou que con Martin Garrix o Tiësto. Pero existe y es fantástico; la clase de tracks que muestran sinceridad antes de volverse poco auténticos. De algún modo es inteligente y aún así refrescante. Tiene la grandeza del trance con lo turbio de la música electrónica británica post-millennial. Pero aunque es todas estas cosas, también es un track que se rehúsa a satisfacer por completo las fórmulas convencionales. Cuando se vuelve grande y más grande, lo hace de una forma que casi parece injusta. Levanta las expectativas a niveles que sabe que no alcanzará. El desarrollo es tan extenso, tan laboriosamente considerado, pero aún así te regresa a las sombras, en lugar de llevarte a la luz.

El video de Maceo Plex cerrando su set captura un ambiente extraño. Uno que es incómodo pero poético al mismo tiempo. Una audiencia sacada de su zona de confort, llevada a un mundo de música dance que no solo los abofetea en la cara con un doble snare y un torrente de sintetizadores. Es un track que los obliga a cuestionarse, "¿qué es lo que quiero de todo esto?, ¿por qué quiero el drop? Y si no llega el drop, ¿entonces qué hago?

También está el absurdo agregado y lo inusual de ver a un DJ tocar un track completo en un club. Genuinamente, al ver el video hay una sensación de extrañeza, como si dijera "¿por qué no ha sacado aún este track?". Se trata de un peculiar estado de las cosas y dice mucho sobre el estado de los DJ sets, la industria musical y el mundo mismo, el hecho que escuchar un track de principio a fin se sienta indulgente e hinchado. ¿Por qué debería? Obviamente mezclar significa que es raro que una canción se reproduzca completa, pero parte de la tensión en el video de Amnesia parece ser porque al público se le da mucho tiempo para pensar. Demasiado espacio entre las notas y demasiado aire entre los kick drums.

Una escuchada del "Opus" original nos da una probada de lo que la gente de Amnesia esperaba. De hecho, este video del propio Eric Prydz tirando su track en Creamfields este año lo demuestra mejor. La construcción es más delgada, viene al inicio, y la recompensa es enorme. Monumental. Agita la tierra.

Ya sea que él lo supiera o no, Four Tet (a través de Maceo Plex), estaba entregando a los asediados clubbers de Amnesia una mirada dentro de las verdaderas propuestas de la vida. De verdad, qué es nuestra existencia sino una larga construcción hacia una comprensión de que "el drop" nunca llegará. De verdad, nunca probaremos el final del arcoíris. Llámalo cinismo envuelto en los siempre hambrientos hábitos de la condición humana, pero siempre buscaremos llegar más lejos. Incluso entonces, cuando alcancemos nuestras glorias percibidas, se desvanecerán en un segundo. Los fuegos artificiales explotan en un radiante rompimiento solo para desvanecerse en el humo y en la nada. La película que no pasó del tráiler.

Esto no significa que la vida sea inevitablemente decepcionante. La interpretación de "Opus" hecha por Four Tet es más rica que la original. Encuentra la gloria en alguna parte en lo profundo y se vuelve más humana. Esencialmente, es una expresión de un climax introvertido. La construcción trascendental de un techo iluminado por el sol, solo para caer en un sótano. Si la versión original de Eric Prydz es el drop soñado, entonces la de Four Tet es una igualitaria. Un recordatorio definitivo, no iremos al espacio, solo estamos vagando alrededor de la oscuridad.

Maceo Plex leyó los comentarios en Facebook y fue a su Twitter para defender sus acciones. En sus palabras, él se da cuenta que "un set común en Amnesia Ibiza debe llevar tech house contundente", pero él "simplemente, no disfruta tocar eso". Quizá estoy leyendo entre las líneas, quizá los últimas cientos de palabras que has leído hasta el momento, han sido una exploración innecesariamente nihilista de un track de Eric Prydz, pero creo que lo que Maceo Plex está realmente tratando de decir es esto: "Me doy cuenta que un clásico set de Amnesia incluye tech house, pero la vida no es así, no es frívola. Soy Maceo Plex y como Four Tet y Eric Prydz deseo reflejar la vida en mi arte. Si pasamos demasiado tiempo persiguiendo mejores músculos, botellas más grandes, más manillas VIP, bronceados más oscuros, cuellos en V más profundos y drops más fuertes, rápidos y duros, podríamos perdernos la verdad bajo nuestros ojos. Estás esperando el drop y nunca llegará, pero eso está bien. La emoción de nuestra existencia... está en la persecución".

O algo así.

***
Sigue a Noisey en Facebook aquí.