Publicidad
Waypoint

Estos increíbles juguetes de cartón son la razón por la que Nintendo aún importa

Si Nintendo solo produjera software y no hardware, estas interesantes creaciones no existirían.

por Patrick Klepek; traducido por Elvira Rosales
19 Enero 2018, 3:06pm

Imagen cortesía de Nintendo

Este artículo fue publicado originalmente en Waypoint, nuestra plataforma dedicada a los videojuegos.

Desde el principio de los tiempos, siempre ha existido esta duda: ¿Qué pasaría si Nintendo fuera solo un socio? Los problemas económicos de Sega obligaron a la compañía a dejar de fabricar hardware, y cuando Nintendo ha tenido problemas, ha sido razonable preguntarse si esta compañía podría tener el mismo destino. Mario, al igual que Sonic, estaría al frente del logo de Sony (o Microsoft) y la innovación de Nintendo se reduciría a los softwares.

Lo último de la compañía, una nueva iniciativa llamada Labo, nos tiene deseando que ese día nunca llegue. Si te perdiste la revelación de Nintendo en la industria del cartón, aquí la tienes:

El medio es mejor y más interesante gracias a que Nintendo se ha enfocado en el hardware. El éxito de Switch podría significar que Nintendo quizá esté animado a intentar ideas renovadoras y este futuro debería emocionarnos mucho más.

Nintendo tomó como modelo a la comunidad DIY y le agregó su propio toque. Es extraño, encantador, completamente inesperado y no tengo idea si tendrá éxito. Pero, ¿a quién le importa? Su existencia —y lo que es más importante, las reacciones exageradas— ya validaron el experimento de Labo. Por favor, inyéctenme más comentarios como éste:

“Es una maldita basura. Y ni siquiera es por ser amargado, porque para empezar no estaba esperando nada. Es una idea basura por sí misma y tendrá mala recepción. ¿Cartón? ¿Puto cartón? ¿Quién mierdas va a querer construir su propia consola que igual se va a romper a los 5 minutos? Va en contra del concepto de Switch, porque ni siquiera lo puedes sacar a la lluvia, es una puta basura”.

Van a anunciar el lanzamiento de Smash Bros para Switch, pronto. Estarás bien, chico.

Y aunque quizá deberíamos haber visto que algo así venía, no muchos lo hicieron. Si bien todos nos preguntábamos cómo Nintendo apoyaría a Switch con el nuevo software año tras año con Super Mario Odyssey y Breath of the Wild, no hubo ningún escenario en el que pensara, “Ah, sí, pronto voy a emocionarme por pagar setenta dólares por piezas de cartón”.

Yo esperaba una cosa, pero Nintendo hizo otra. Mi interminable frustración con las decisiones de Nintendo nace a partir del amor, el respeto y la apreciación. Si manejaran la compañía como yo quisiera, no me habrían sorprendido con las invenciones que no sabía que quería. Lo más probable es que una compañía más cínica —o cualquier otro fabricante de software— no habría dado oportunidad a la idea de Labo más allá de una presentación de Power Point.

Qué tiempo tan extraño y maravilloso para los videojuegos. Y el cartón. Gracias, Nintendo.

Sigue a Patrick en Twitter. Si tienes un consejo o idea para algún artículo, escríbele por mail: patrick.klepek@vice.com.

Tagged:
nintendo
Switch
videojuegos
carton
consolas