En qué piensan los hombres para no venirse tan rápido

Venirte muy rápido no sólo deja a tu pareja con cara de "¿Qué carajos?", sino que te manda a dormir inmediatamente, como un oso grande y estúpido que se comió todas sus reservas de comida para hibernar de una sola sentada.

|
09 junio 2016, 7:25pm

Foto por Stephanie Smith vía.

Una de las preocupaciones principales que tienen los hombres hoy en día es decepcionar a la gente. A su familia, a sus jefes, a sus amigos. Y ser una decepción en el ámbito sexual es lo que más genera ansiedad. Venirte muy rápido no sólo deja a tu pareja con cara de "¿Qué carajos?", sino que te manda a dormir inmediatamente, como un oso grande y estúpido que se comió todas sus reservas de comida para hibernar de una sola sentada.

Sin embargo, hay formas de evitar la inundación, de apretar la llave. Solamente se necesita el poder de la mente. Interrogamos a hombres de varios países para saber en qué piensan cuando tienen que aguantar la eyaculación.

Jono, 23, Reino Unido

"Me gusta imaginar cómo sería el capitalismo si fuera una persona y cuánto dolería si me pisara las bolas en serio, no en sentido figurado".

Paolo, 26, Italia

"Pienso en la cara de los perros cuando cagan. ¿Nunca has visto la cara de estúpidos que ponen? Como si estuvieran asustados porque están cagando y no pueden correr si están en peligro".

Chris, 29, Grecia

"No tengo idea de cómo llegué a esto pero cada que trato de no venirme, pienso en Jacques Cousteau dirigiendo un barco, con ballenas nadando en las olas que deja atrás. No sé por qué. Nunca me han interesado Jacques Cousteau o el mar. De hecho, no estoy seguro de cuáles son las hazañas de Cousteau, sólo sé que me ayuda para aguantar el orgasmo".

Willis, 20, Alemania

"Toco mentalmente canciones deathcore muy complejas en guitarra. Eso sirve mucho como distractor, a pesar de que no tengo guitarra. Y no, eso no quiere decir que le eche dedo a mi pareja de la misma forma".

Pablo, 21, España

"Trato de recordar todas las selecciones de fútbol que puedo. Es simple pero siempre funciona".

Leon, 23, Italia

"Me concentro en la sensación de tener algunos fragmentos de vidrio en la boca. No sé por qué pero me da mucho miedo. Cuando eso no es suficiente, imagino que esos fragmentos en realidad son astillas de vidrio. Siempre funciona, a veces hasta hace que se me baje la erección. De hecho, pensar en eso ahorita me da escalofríos".

Foto por Andrés Nieto Porras vía.


Zoran, 26, Serbia

"Nunca he sido bueno con los números o las matemáticas. Por eso trato de hacer cálculos durante el sexo. Por ejemplo, tomo dos números grandes como 17 y 54 y trato de multiplicarlos. Es difícil pero efectivo. Lo malo es que, a veces, cuando tengo que hacer cálculos en otra situación, se me para".

Alexandru, 28, Rumania

"Normalmente trato de pensar en videojuegos. Como buen gamer, cierro los ojos y pienso automáticamente en el nivel en que me quedé. Así siempre me distraigo. Y si no funciona, pienso en la posibilidad de dejar a la chica embarazada o tener que salir a comprar la pastilla de emergencia a las 3:00 a.m.".

Elliot, 21, Reino Unido

"Normalmente pienso en cosas que son un shock para el cuerpo, como que te atropellen o que te den un golpe en la cara. Rara vez, cuando estoy desesperado, pienso en la Reina en bikini".

Foto por Charlie Brewer vía.

SEBASTIÁN, 25, COLOMBIA

"Una vez leí en uno de esos libros de sexo tántrico que uno podía tocarse el paladar con la lengua para ayudarse, pero no sé que tanto funciona realmente".

Simon, 26, Francia

"Suena raro pero pienso en mi tatarabuela. Estuvo postrada en la cama dos años antes de morir. La vi en condiciones muy tristes".

Cyril, 27, Francia

"Siempre uso el mismo truco: me concentro en un elemento particular de mi entorno. Estudio el patrón de las sábanas, veo fijamente las grietas de la pared o me enfoco en el marco de la cama. Hasta ahora no me ha fallado".

Enzo, 30, Italia

"Pienso en cosas metafísicas, como la muerte o el vacío. La futilidad de la existencia, la futilidad de todo en realidad. ¿Hay vida después de la muerte? A veces pienso en una lagartija en la carretera, con las tripas de fuera. Eso significa que la lagartija está muerta. Conmigo funciona todo lo que tenga que ver con la muerte. Es triste tener que pensar en algo tan feo durante un momento tan feliz".

Julián, 28, España

"Pienso en madera —usualmente en muebles de madera—. Tocar madera es una costumbre supersticiosa muy antigua para tener buena suerte y yo soy una persona muy supersticiosa. Creo que por eso lo hago".

Samuel, 25, España

"Pienso en números, sobre todo en los últimos que utilicé. Pienso en cuánto gasté en la comida o cuánto me queda en la tarjeta. Ese tipo de cosas".

Mickey, 23, Países Bajos

"Normalmente pienso en cosas que me dan asco. Una vez vi a mi papá cagando. Esa imagen nunca falla".

Más VICE
Canales de VICE