Noticias

ChoilerRum: el pacto de sangre entre Ecuador y Colombia

Representantes de la escena colombiana y ecuatoriana dieron una demostración de los diferentes rasgos de la identidad latinoamericana.

por Vanessa Velásquez Mayorga
20 Febrero 2017, 9:05pm

Fidel Eljuri. Foto cortesía del evento.

El pasado 10 de febrero, en Quito, una fiesta que tenía más de ritual se llevaba a cabo. Con la energía de una luna llena irradiando sobre la falda de un volcán, Mala Fama, Fidel Eljuri, Quixosis y Dani Boom entrelazaban su música como quienes hicieran un pacto de sangre, mientras las cámaras transmitían en vivo destacando sonidos sudacas e indígenas y resaltando nuestro origen precolombino. Todo acompañado de los visuales análogos del argentino KVNA. Un ritual al mejor estilo Choiler Rum "Choiler" de cholos, porque eso es lo que somos.

Desde Ibarra, Ecuador, Mala Fama, el primer productor indígena de música electrónica de Latinoamérica, dio inicio al ritual con un despliegue de sonidos andinos, cantos tradicionales de la cordillera, flautas de pan y charangos, pero dándose la libertad de explorar sonidos más fríos en donde su alma sudaca invade los sintetizadores y nos incita al baile.

El siguiente en tomarse el escenario fue Fidel Eljuri, primer artista visual asociado a ZZK quien se ha encargado de las visuales de Nicola Cruz y además es el primer DJ vinilero ecuatoriano. Su selección también gritó independencia, y sus tornamesas amplificaban los tracks de música tradicional de su país, joyas que encuentra grabadas en los surcos de sus discos. El pasillos y los albazos reivindicados, saliéndose de los carnavales para instalarse en las pistas de baile.

La noche continuó con un Quixosis recargado con la energía del eclipse. Plasmando el sentir andino y la historia detrás de sus montañas mientras las conjugaba sutilmente con la experimentación contemporánea que siempre está en movimiento, el live de Daniel Lofredo construyó ese puente perfecto entre el pasado y el futuro de la música ecuatoriana. Toda una muestra de creatividad, conocimiento e identidad que dio paso a la presentación de Dani Boom, colombiano pionero de las pistas de baile del país, quien se alejó un poco de las montañas para traer a la falda del volcán las percusiones y gaitas de la cumbia, alternándolas con un 'chispún' champetudo y cadencias selváticas. Techno precolombino, mejor dicho.

Esa noche de luna llena en Ecuador rugió el volcán, y a su paso, representantes de la emergente escena ecuatoriana y un representante de la ya recorrida escena colombiana realizaron un pacto de sangre en el que reafirman su identidad, un pacto que podría interpretarse como abrebocas de lo que se viene para la escena electrónica de Latinoamérica. Por aquí puedes ver todas las presentaciones.

***

A Vanessa la encuentras por acá.


Sigue a THUMP Colombia en Facebook