Quantcast
Cortesía: Cámara Colombiana del Libro

Ocho tips para hacerse la vida más fácil en la Feria del Libro

Vanessa Velásquez Mayorga

Vanessa Velásquez Mayorga

Desde dónde comer hasta qué día es gratis. Esto es todo lo que debe saber para que su visita no sea traumática.

Cortesía: Cámara Colombiana del Libro

¡Por fin! Llegó esa época del año en que Bogotá celebra las letras, los libros, las editoriales independientes y los lectores. Desde mañana y hasta el 2 de mayo, Corferias llenará sus pabellones de páginas y mentes curiosas en la edición número 31 de la Feria del Libro de Bogotá, evento insignia de la capital y que anualmente reúne a miles de personas alrededor de un eje común: la literatura.

Un evento tan grande no siempre es fácil de abordar. Por eso, hicimos esta guía de recomendaciones prácticas para que tu experiencia FILBo 2018 sea la mejor posible.

¿Cuál es el mejor día para ir?

Entren ya a la página de la FILBo y exploren todas sus esquinas virtuales. Ahí encontrarán la lista de autores invitados, la agenda de programación, las diferentes franjas de la FILBo, los servicios ofrecidos y el mapa de la feria. Aprovechen esa información para planear qué días ir con base en los eventos en los que estén interesados.

Prepárense: fines de semana, la noche del viernes 20 (hay entrada libre desde las 5:00pm) y los sábados 21 y 28 de abril son momentos de altísima congestión.

También es probable que el día en que vayan Mario Vargas Llosa (lunes 23), Irvine Welsh (viernes 20), David Lloyd, de V de Venganza (lunes 23), Ana Blandiana (sábado 21 y domingo 22) o Javier Santaolalla (viernes 20 y sábado 21) circule mucha gente.

¿Y si mi pareja no lee y no me quiere acompañar?

Si ese es su caso, andan mal de pareja. Pero si aun así el amor es más fuerte, y están empecinados en que los acompañen en esta feria del libro, pueden estar tranquilos porque esta edición se viene con franjas dirigidas a todo tipo de lector.

Inicien a su persona especial en el mundo de la lectura llevándola a eventos de las franjas para niños o adolescentes, diseñadas precisamente para enganchar a estas personas con la literatura.

Si les gusta el fútbol, aprovechen que este año la Feria organizó una serie de charlas brutales de literatura y fútbol, con maestros como Alberto Salcedo Ramos o el argentino Andrés Neuman reflexionando sobre Maradona. El lema de Argentina, país invitado de honor, es ese: “La literatura argentina sale a la cancha”.

Si el argumento de sus parejas es "la literatura es para personas poco serias que prefieren entretenerse con mentiras para escapar de la realidad", o algo por el estilo, díganles que hay una franja llamada 'Palabras para la reconciliación' en donde poco habrá de ficción: se trata de una serie de charlas sobre varios de los problemas más urgentes de la realidad.

Si en lugar de devorar libros, sus parejas prefieren meterse en la cocina y preparar delicias para que otros devoren, cuéntenle que los libros de cocina son tremendos best sellers y que muchos chefs van a estar dando master classes.

¿En sus trabajos no son tan flexibles y solo les dieron un día libre?

Pésima situación. Cuando esto pasa, toca elegir con precisión qué día ir y esperar que la fecha coincida con las conferencias o eventos que uno espera con ansias. Si esa es su situación, aprovechen el día entre semana para ir por esas joyas que ya tenían fichadas. De lo contrario, ármense de paciencia para ir el fin de semana. Madrúguenle a la feria sábado y/o domingo para ganarle a la multitud desparchada y alcanzar a ojear los stands y pabellones que les quedaron faltando en su primera visita.

¡No hay tiempo para verlo todo!

No, señores. Efectivamente no lo hay. Así que si van con una agenda apretada aquí hay algunas cosas que pueden hacer:

Primero, hagan una lista de los libros que quieren y, si pueden y ya saben, los stands donde podrían conseguirlos. Pillen el mapa y que esas sean sus primeras paradas.

Eviten los pabellones de Panamericana, Planeta o Penguin Random House, no porque no tengan buenos títulos, sino porque también tienen stands más pequeños en otros pabellones. Cambien los pabellones exclusivos por los pabellones mixtos, así podrán ver más propuestas en menos tiempo.

Cambien el menú literario

Aléjense un poco de los best sellers y busquen las nuevas ofertas literarias que abundan en la feria. Editoriales independientes, libros en otros idiomas y formatos, autores nuevos, publicaciones autogestionadas… las opciones son miles. Denle una oportunidad.

¿Y si les da hambre?

La plazoleta de comidas de Corferias se caracteriza por estar siempre tetiada y tener precios no muy amigables para el bolsillo. Años de experiencia yendo a la feria nos han enseñado que la mejor opción es que la primera parada 'Filbesca' sea el supermercado Olímpica, frente a la entrada principal, y llenarse ahí de provisiones para la jornada. Un favorito de la casa es el pastel de pollo que no vale más de 3.000 pesos. Cómprense un par y guárdenlos en la maleta para ir comiendo a lo largo del día.

También, pueden estar pendientes de las activaciones de marca. Hace un par de años una marca de galletas saludables llenaba los bolsillos de los transeúntes con sus productos, ¡gratis!

Ya si deciden entrar a la plazoleta de comidas, eviten la hora pico. Almuercen temprano, tipo 11:30 p.m., o tarde, tipo 4:30 p.m.

¡No hay plata pa' tantos libros!

Desafortunadamente esta guía sale en vísperas de la fecha de apertura de la feria y no alcanzamos a recordarles con tiempo que ahorraran. Sabemos que la industria editorial no se caracteriza por ser la más económica, pero sí una de las más gratificantes.

Una opción que va de la mano con algo que ya les mencionamos antes es que tengan una wishlist en la que ojalá hayan incluido el precio. Pueden buscar antes en las tiendas virtuales de las diferentes librerías para hacerse una idea de qué presupuesto manejar.

También pueden indagar con anticipación qué editoriales y marcas están participando, seguir sus favoritas en redes sociales y estar pendientes del contenido que publiquen durante los días de feria. Hay algunas que anuncian promociones especiales según el día. A nadie le cae mal un descuento sorpresa.

Pasen también por los stands de libros usados, ediciones de bolsillo o esos en los que se ven tantos libros que es difícil leer todos los títulos. Estos stands tienden a tener buenos precios y promociones, ya sean libros desde 5.000 o 10.000 pesos, o promociones de 2x1.

En últimas, y si pueden, dense ese gustico.

Unos últimos consejos prácticos

Presentando el carné de estudiante vigente la entrada les sale a mitad de precio. El primer viernes de feria después de las 5:00 p.m. la entrada es gratis. Se realizarán varios eventos de entrada libre con autores fuera de Corferias, así que revisen bien la programación para no perderse de nada. Lleven zapatos cómodos, maletica amplia (si planean comprar muchos libros), libreta y esfero para anotar esos títulos de los que se antojaron y para los que no alcanzó el presupuesto. Reciban las tarjetas o volantes de esos stands que le llamaron la atención para encontrarlos fácil cuando se acabe la feria.

Y ya, por último: disfruten de la Feria y de toda la programación de este año. Como siempre, la Filbo celebrando por lo alto.


* Nota del editor: Este artículo fue actualizado el 16 de abril de 2018 de su versión original en la Feria del Libro 2017.