"Tengo la regla axilar"

Los personajes creados por Pegatina son una extraña mezcla de desamparados sociales, freaks, y cabecillas de tribus urbanas; sin embargo, su look nunca es agresivo ni amenazador, grotesco quizá un poco, pero si lo vemos con detenimiento sus skaters...

|
28 Febrero 2014, 10:21pm

En inglés la palabra FREE significa al mismo tiempo gratis y libre. Uno podría pensar entonces, trasladando la figura al español que en teoría algo gratis, o que no cuesta dinero es por consecuencia algo libre, independiente o espontáneo; como cuando los artistas o músicos no quieren vender sus obras o discos porque supuestamente sienten que manteniéndose ajenos al intercambio del mercado, sus propuestas artísticas y musicales serán más auténticas, autónomas o libres. El famoso underground de la libertad creativa.

Toda esta lora me permite presentar al artista de este post: Pegatina Criolla. Un engendro artístico hijo del punk y del skate, que destila su creatividad y furia gráfica en un fanzine denominado PIENSE GRATIS.

Mmm. ¿Es pensar un acto gratis? Básicamente esa fue la premisa del arte conceptual, desmaterializar la obra de arte para que no pudiera ser vendida y así mantener su integridad ideológica. Pegatina Criolla no busca algo tan pretencioso con su fanzine. Sólo busca escupir sus ideas sobre la vida urbana, bogotana en su caso, a través de dibujos que estando en la misma línea gráfica de artistas como PowerPaola o Kevin Mancera (quienes trabajan un dibujo naive acompañado de textos claramente locales) logran mantenerse como notablemente pegatinescos: skaters criollos con cabezas de huevo en calzoncillos, versiones locales de héroes del cómic como Batman sentados en canecas de basura tocando canciones desafinadas en organetas de juguete, fragmentos de cuerpos humanos amantes del reggaeton o "estrellas del pop en ruedas que cuando van en parche se creen la última Coca-cola".

Estos dibujos aparentemente cómicos me plantean una reflexión seria y directa acerca de mi columna en VICE, en la cual el pensamiento en efecto sí es gratis, ya que como vil coloreador coreano de frames de los Simpsons, o fileteador filipino de suelas de Nike, me veo en la patética situación de escribir estos textos sin recibir paga. Una gran paradoja que en Colombia el vicio (VICE) sea gratuito para quien lo fabrica. Tal vez sea cierto eso de que el crimen no paga (o por lo menos no a los columnistas) o como dice Pegatina: Todo el mundo quiere todo gratis. En fin, si en teoría algo gratis es libre, pues entonces el vicio de mi columna en VICE es libertad en altas dosis; pero no se confundan people, una cosa es PENSAR GRATIS como Pegatina (DO) y otra muy distinta es trabajar gratis como yo (DON'T)

PIENSE GRATIS no está diagramado en el orden tradicional de paneles y viñetas que uno está acostumbrado en las revistas de historietas, sino más bien al estilo de las infografías del periódico o de la National Geographic: un par de dibujos y textos explicativos alrededor. Con frases como "No dé papaya" "Analice, la vuelta es fácil" y "No sea un ficti carechimba" Pegatina condensa su filosofía callejera de vida urbana y nos advierte de los peligros venideros a la vuelta de la esquina en un lenguaje mutante de sabiduría popular enrazada con slang bogoteño: Desde cabezas flotantes que nos insinúan que la gente no colabora con nadie y solo busca apuñalarnos con un picahielo, hasta pseudocampañas publicitarias de ungüentos hardcore para que seamos más notorios en las fiestas.

Los personajes creados por Pegatina son una extraña mezcla de desamparados sociales, freaks, y cabecillas de tribus urbanas; sin embargo, su look nunca es agresivo ni amenazador, grotesco quizá un poco, pero si lo vemos con detenimiento sus skaters abominables son más tiernos que gore, y más dulces que siniestros. Habitantes ligeramente edulcorados y melancólicos que respiran un entorno áspero y solitario. ¿Ligeramente Emo, dirían ustedes? Naaaaaa, no lo creería así. Más bien sujetos extravagantes y excéntricos que hacen de su desgracia una divertida narrativa.

En conclusión podría afirmar con certeza que las infografías callejeras de Pegatina Criolla son una gran alternativa de rehabilitación para los adictos a los videos virales y memes de gatos en internet, y una excelente propuesta para los amantes del cómic colombiano y la gráfica en general; y bueno, como diría el propio Pegatina: Yo pienso gratis ¿Y usted?