Cultura

Nueve buenos regalos que puede comprar en Bogotá con 74.000 pesos

Nos fuimos al Madrugón de San Victorino y a Chapinero a conseguir los mejores regalos para comprar con el monto vigente del subsidio de transporte. Alcanzó para peluches, relojes, zapatos y cómics.

por Tania Tapia Jáuregui
18 Diciembre 2015, 11:30pm

"Llegó diciembre con su alegría, mes de parranda y animación", decía Lucy Figueroa en esa canción que ahora suena a proverbio y que las emisoras empiezan a poner cada vez más temprano. Francisco Antonio González, más conocido como el Mono González, supo dar los ingredientes perfectos para la típica crisis financiera navideña: la parranda y la animación.

Navidad es la época en la que, presas de la emotividad decembrina, las promociones en las tiendas y las novenas bailables, gastamos sin mesura mientras omitimos activamente el inevitable remordimiento que llega en enero, cuando la cuenta está vacía y empiezan a llegar los cobros de la tarjeta de crédito. Una parte de este derroche se debe a los regalos, que inicialmente empiezan siendo sólo un par obligatorio para los papás y hermanos, pero que poco a poco, en el proceso de búsqueda, se va extendiendo a los tíos, abuelos, primos, novia, amigos, jefe, portero.

Pero darle regalos a todo el mundo y no quedar completamente endeudado no tienen por qué ser cosas mutuamente excluyentes: con un poco de tiempo y dedicación se pueden encontrar algunas joyas que lo pueden dejar muy bien entre sus amigos y familiares. Así que, pensando en el bolsillo, en la posibilidad de que no le den prima navideña, o de que tal vez ni siquiera reciba un sueldo, le presentamos una guía de regalos que puede cubrir con el monto de un subsidio de transporte: 74 000 pesos moneda corriente.

Para encontrar los mejores regalos, y los más económicos, los lugares escogidos fueron San Victorino, particularmente su famoso y tradicional Madrugón, y Chapinero, cuyo comercio se surte de todo tipo de promociones y mercancía navideña por estas fechas.

San Victorino – El Madrugón

Fotos por Santiago Mesa.

Uno de los lugares que sin duda responde a la necesidad de variedad y ahorro es el Madrugón de San Victorino, un concepto que se ha desarrollado todos los miércoles y sábados de 3:00 a 10:00 a.m., en Bogotá, durante los últimos 15 años. Normalmente se calcula que los asistentes al Madrugón llegan a los 100 000 diarios, pero que en diciembre la cifra alcanza los 500 000 individuos. A las 8:00 a.m llegamos a San Victorino el fotógrafo y yo para descubrir, entre bodegas, centros comerciales laberínticos y calles inundadas de gente, los regalos más elegantes y baratos. Aquí los tienen.

Tenis para el papá o el hermano
Agachadero
$15 000


Llegando a los límites de San Victorino, justo antes del Gransan, sobre la calle 10, entre las carreras 11 y 12, dimos con una montaña de zapatos embolsados a la que caímos como moscas al escuchar, entre todos los gritos de los vendedores, uno que decía "¡Zapatos a 15! ¡Zapatos a 15!". La sorpresa fue encontrar unos zapatos con acabados increíbles para semejante precio. Así que si no tiene la plata para regalarle a su papá los tenis que hace rato dice que necesita, o para darle a su hermano los Adidas Samba que quiere, pero aún así no les quiere salir con unas medias, estos tenis son los indicados. Eso sí, nuestro social media manager dice que la plantilla no es adecuada para gente con pie plano, y recomienda no mojarlos si no se quiere llevar una sorpresa desagradable.

Protector de dinero para el abuelo supersticioso o para el jefe tacaño
Tienda Esotérica
$4 000

Justo en frente de la montaña de tenis se erige una tienda esotérica que vende velas, santos, sapos de tres patas y toda clase de artículos que prometen traerle la prosperidad económica y la buena suerte. Entre los perfumes y jabones que puede comprar por 4 000 pesos se encuentran las mieles para el amor, las pomadas para la felicidad y los ungüentos para atraer hombres. Pero de todos, el perfume de protector de dinero es el regalo perfecto para ese abuelo que se echa sal por encima del hombro y que sigue guardando la plata dentro de un libro; o el regalo ideal para mandarle un mensaje no tan sutil a ese jefe que ha estado evitando el tema del aumento salarial. Además, teniendo en cuenta que el espíritu de esta guía es también ahorrar plata y evitar el guayabo financiero, podría, de paso, comprarse un frasquito para usted, y echárselo antes de seguir con las compras.

Iron Man o Barbie alias "Sweet" para el infante de la familia
Agachadero
$5 000

Si tiene que darle un regalo a un niño chiquito, y afortunadamente tiene menos de 5 años y todavía no le importa tanto si su juguete es marca Mattel o si tiene propaganda en Cartoon Network, San Victorino le ofrece una amplia variedad de juguetes que se pueden acoplar al gusto del niño en cuestión. Tenga en cuenta, además, que pocas Barbies vienen con cinco mudas de ropa distintas como Sweet, y que de todas maneras $5 000 es una cantidad justa de dinero para ese Iron Man que será la novedad por tres días, pero que al final terminará roto en un baúl lleno de juguetes desmembrados.

Reloj Casio digital para la mamá, la abuela miope o el hipster
El Mundo del Reloj – La Pajarera
$10 000

Uno de los regalos que no pueden faltar en la canasta navideña es un reloj. Pero para esta Navidad no vale la pena conformarse con uno de esos trillados Tissots de relojería fina. En vez de eso opte por el Casio digital de San Victorino, su hipster cercano se lo agradecerá profundamente, a su abuela no le importará el precio del reloj, siempre y cuando la pantalla sea grande, y su mamá seguro lo seguirá queriendo igual, aunque no le podemos asegurar que se lo ponga para ir al trabajo o para salir con sus amigas. Este modelo en particular lo puede encontrar sobre la calle 11 entre carreras 10 y 11, en el centro comercial La Pajarera.

Gokú de peluche para el amigo geek o el niño que todavía ve Dragon Ball
Centro comercial Su Proveedor
$18 000

A pocos pasos de La Pajarera, hacia el norte, está el Centro Comercial Su Proveedor, que lo saluda con una gran tienda de peluches a la entrada. De las varias tiendas de peluches en San Victorino, esta en particular se puede ufanar de ofrecer una amplia variedad que va más allá de los ositos que dicen "te amo", y de tener a la vendedora con más conocimiento en Minecraft, Sailor Moon, Hora de Aventura y Dragon Ball. De todos los peluches, no nos pudimos resistir al de Gokú, que además resultó siendo el regalo más caro de toda la lista, pero que, para muchos, incluyendo a nuestro editor, tenía que ir en la lista. Este suave y alegre Gokú es ideal para el amigo geek que le sigue teniendo fe a las últimas películas de Dragon Ball, o para el que creció viendo los dibujos de Akira Toriyama y que puede identificar a todos los androides.

Gorra del divino niño para el religioso o el director de arte
Remates La Mina
$5 000

Si tiene un familiar o conocido cuya devoción por el Divino Niño llega a un extremo casi enfermo, este es el regalo perfecto para complementar la camiseta que ya debe tener, y la estampita que debe cargar a todas partes en la billetera. Si ese no es el caso, el plan era recomendarle que se lo regalara a su amigo o familiar más ñero, pero después de consultar a uno de los redactores de VICE, experto en el tema de gorras, fue evidente lo terrible que hubiera sido semejante recomendación: "la visera está muy cortica, no tiene costuras ni nada. Es más como lo que un director de arte pensaría que se pondría un ñero, pero no lo que usaría un ñero". Así que nuestro consejo es: regálesela al director de arte de su preferencia, quien, embriagado por lo "kitsch" de la gorra, seguramente omitirá los detalles de confección en los que se fijaría un ñero.

Chapinero – Carrera 13

Si está de vacaciones y le parece inconcebible levantarse antes de las 9:00 a.m para poder llegar al Madrugón, o si tiene un trabajo que no lo deja, o si le parece muy lejos irse hasta San Victorino, puede encontrar un buen surtido de regalos en Chapinero, entre los agachaderos, carritos ambulantes y almacenes que hacen parte del comercio de la carrera 13. Le presentamos los mejores hallazgos que encontramos en el sector y que pudimos considerar con los 17 000 pesos que nos quedaban.

Cómic "Sukia" para el fan de los cómics o el adolescente en crecimiento
Libroteca
$1 000

En esta librería, que queda entre las calles 55 y 56, se encuentra una buena colección de cómics con títulos como Batman, X-men y Superman. Pero definitivamente el favorito fue Sukia, un cómic erótico italiano en el que Sukia, una sexy vampiresa, se dedica a resolver crímenes y misterios mientras se acuesta con los hombres que piden su ayuda y con los que se vuelven sus víctimas. Este número de Sukia, que incluye escenas de sexo gay interrumpidas por la extraña reproducción de unos duendes diabólicos, es perfecto para regalarle al primo que colecciona cómics extraños o al hermano con descontrol hormonal, y todo por menos de lo que le cuesta un pasaje de bus.

Maracas para el fan de las novenas
Tía
$3 500

Los almacenes Tía son una de las cadenas de almacenes más antiguas del país, y tal vez la única que parece conservar la misma apariencia y estética del día en que fue fundada. Hasta el día de hoy es posible encontrar promociones de camisones de pijama en colores pastel al lado de los productos de aseo, o enaguas beige de distintos tamaños que siguen atrayendo a las más señoras. Entre las registradoras y las licras deportivas se encuentra esta sección de instrumentos para novenas dentro de los que se destacaban las maracas por economía y abundancia. No hay nada que demuestre mejor su buena disposición para la novena que llegar con un par de maracas para el anfitrión, que seguramente, también es una tía.

Ancheta para todos y el que sea
Tía
$13 000

Y como ante todo diciembre también se trata de tradiciones y de gastronomía, dentro de la lista de regalos no puede hacer falta la clásica ancheta navideña, sobre todo la más clásica de todas: vino Cariñoso y una caja de galletas de navidad, uno de los maridajes más tradicionales y populares por esta época. Ya sea que se la de a su suegro, su compañero de trabajo o a su tío borrachín, siempre será bien recibida, pues lo que le puede faltarle en calidad y sabor, le sobra en historia y colombianidad.