Tras años de debate, Chile logra despenalizar el aborto

El aborto fue legal en Chile para algunos casos desde la década de 1930 hasta que fue abolido por el dictador Augusto Pinochet.

|
22 Agosto 2017, 4:22pm

Imagen vía Claudio Bueno/EPA.

Un emblemático proyecto para despenalizar el aborto en Chile en tres causales, superó este lunes su último escollo en un tribunal con lo que finalmente se convertirá en ley una de las iniciativas estrella impulsada por la mandataria socialista Michelle Bachelet.

El Tribunal Constitucional, a petición de un requerimiento de legisladores conservadores, debía pronunciarse sobre la legalidad del aborto en caso de que la madre estuviera en peligro, si un feto es inviable o cuando el embarazo es resultado de una violación.

Luego de escuchar a más de 130 organizaciones en maratónicas jornadas, los diez integrantes del tribunal resolvieron rechazar por seis votos contra cuatro los requerimientos de parlamentarios de la derecha opositora.

"El acuerdo del Tribunal [...] adoptado en sesión especial consistió en rechazar la impugnación de constitucionalidad de las tres causales de interrupción del embarazo", dijo el secretario del organismo, Rodrigo Pica.


Lea también:


El fallo del organismo fue antecedido por una fuerte presión política de sectores del oficialismo y también de la oposición, mientras que en las afueras del tribunal el dictamen fue esperado con manifestaciones de grupos a favor y en contra de la iniciativa.

Chile es uno de los pocos países en el mundo donde el aborto aún era ilegal en todos los casos, en una muestra de su tradición conservadora. Pero Bachelet se había comprometido a impulsar la legalización del aborto, por lo que envió hace unos años un proyecto al Congreso para su discusión.

"Nos alegra muchísimo este dictamen. Este fallo en definitiva lo que hace es sacar a Chile de una vez por todas de la lista del grupo de la vergüenza que todavía criminalizaba el aborto sin ninguna excepción", dijo Ana Piquer, directora ejecutiva de Amnistía Internacional.

El aborto fue legal en Chile para algunos casos desde la década de 1930 hasta que fue abolido por el dictador Augusto Pinochet hacia el final de su régimen, que se extendió entre 1973 y 1990.