Publicidad
FEPxVICE

Diez preguntas que siempre quisiste hacerle a un paramédico de Estéreo Picnic

¿Alguna vez ha atendido a algún artista famoso que se haya despiloteado en el Festival?

por Felipe Sánchez Villarreal
23 Marzo 2018, 10:55pm

Foto: Sebastián Comba | VICE Colombia

Lo hemos visto todos los años: gente corriendo con los ojos desorbitados, personas vomitando intoxicadas, caras pálidas que tratan de salir a toda mierda de las masas que se codean por ver a los headliners. Lo hemos tenido que hacer a veces también. Hemos tenido que llevar a nuestra amiga por una botella de agua, por algo de comida o Gatorade, solo para darnos cuenta de que no es suficiente, de que tocó buscar atención especializada.

En este Festival Estéreo Picnic hay cinco centros de atención médica (en jerga especializada: Módulos de Estabilización y Clasificación o MEC), cada uno con un médico de cabecera y dos auxiliares de enfermería. Emmanuel Markakis es el médico líder de uno de ellos. Lleva seis años atendiendo a decenas de personas en los puestos de salud del Festival Estéreo Picnic. Médico, especialista en medicina familiar, epidemiólogo y miembro de la Red de Apoyo de Emergencias del Distrito, Markakis ha ejercido como médico en las carpas de casi todos los megaeventos de la ciudad: Rock al Parque, Hip-Hop al Parque, conciertos en el Campín.

Por la importancia de esa silenciosa labor de revivir a los zombis del Estéreo Picnic, le pedimos a Markakis que nos resolviera las diez dudas que siempre hemos tenido sobre su –a veces ignorado– oficio.


Lea también:


VICE: ¿Cuál es la razón por la que más viene la gente a los centros médicos del Estéreo Picnic?
Emmanuel Markakis: La más frecuente es la cefalea, el dolor de cabeza. Pero el Estéreo Picnic tiene algo particular y es que, como todos los años llueve –si no llueve, no es Estéreo Picnic– después de las 10 de la noche muchas personas vienen por hipotermia. Disminución de la temperatura corporal, escalofríos asociados también al consumo de bebidas alcohólicas. Y es peor cuando a eso se le suman las sustancias psicoactivas. Otra que pasa mucho es la falta de oxígeno, gente que le empieza a faltar el aire, pero acá se estabilizan.

¿Cuántas personas se desmayan por día en el Festival? ¿A cuántas atienden durante los tres días?
La capacidad para la respuesta de algún tipo de emergencias se mide según el aforo que vaya a tener el evento. En un aforo tan grande como el del Estéreo Picnic, nosotros tenemos cinco Módulos de Estabilización y Clasificación que se llaman MEC. Cada uno tiene un médico; el médico tiene que contar con unos cursos obligatorios que son el curso de soporte vital básico y el curso de soporte vital avanzado. También cada uno tiene dos auxiliares de enfermería que tienen que tener experiencia en atención prehospitalaria.

Ahora bien, la cantidad de desmayados o de gente que uno atiende es muy relativa, depende del comportamiento y la población que va llegando al evento, sabemos la cantidad de personas que podemos atender. Podríamos decir que desmayados y demás casi no existen en este tipo de eventos tan amplios porque no hay tanta aglomeración como la habría en un evento en El Campín o en el Simón Bolívar. Pero podríamos llegar a atender entre treinta a cuarenta pacientes diarios por MEC: ciento cincuenta, doscientas personas se atienden a diario. Los que no están determinados son los que debemos remitir.

¿Alguna vez ha habido alguien en peligro de muerte por alguna intoxicación o por un desmayo? ¿Se ha muerto alguien?
Sí hemos tenido emergencias graves, sobre todo por trastornos del ritmo cardiaco. Pero no tanto que puedan estar en peligro de muerte; aunque a esos pacientes se monitorizan y se trasladan de inmediato a unidades de urgencias.

Foto: Sebastián Comba | VICE Colombia

¿Cuál es la droga o sustancia que más tumba a la gente en el FEP?
Los primeros días suelen ser cannabinoides y éxtasis. Pero el domingo, que es el día de electrónica, usted no se imagina la cantidad de artificiales: solo artificiales como 2CB o anfetaminas.

¿Y cuáles son las razones más bobas por las que la gente viene a donde los paramédicos en el Festival?
La más chistosa: tengo el periodo y tengo cólicos (risas). También: me duele la cabeza, regáleme un acetaminofén. Y otra: ay, es que estaba saltando y me pegué en una mano y me tronché un dedito.

¿Alguna vez ha atendido a algún artista famoso que se haya despiloteado?
En el Estéreo no, pero en el Jamming Festival sí tuvimos que ver a Residente, que estaba como despiloteado. Y la otra vez tuvimos que ver al vocalista de The Killers cuando se presentó en el Campín. Pero es muy poco frecuente y no es nada grave. En otro Jamming tuvimos que atender a los hermanos Marley porque les dio duro el cambio de altura con esa congestión nasal que traían. Si los artistas consultan suele ser por molestias tontas, pero nada comprometedor.

¿Cuál es la enfermedad más rara que le ha dado a alguien en el FEP?
Un infarto con una alteración de la conducción cardiaca que se ve reflejada en el monitor. Posteriormente supimos que era un infarto con una complicación eléctrica. Al hacer la retroalimentación nos contaron que le habían tenido que hacer una intervención de urgencia. Eso también por exceso de whisky con Red-Bull y toda la yerba de este mundo.

¿Cómo previene un desmayo en un concierto?
Lo más importante cuando uno va someter el cuerpo a un evento tan prolongado es alimentarse bien, procurar no llegar enguayabado el día anterior o seguir de largo, porque el cuerpo cobra eso, venir bien abrigado y en lo posible no venir solo. No solo para evitar que si usted tiene un inconveniente de salud alguien lo pueda asistir, sino para que no lo vayan a robar y para que esa otra persona pueda suministrar bien información si a usted le pasa algo o llega al estado de inconsciencia.

Emmanuel Markakis. Foto: Sebastián Comba | VICE Colombia

¿Cuál fue el peor concierto que le ha tocado siendo médico?
Sin duda lo más pesado es Hip-Hop al Parque, porque en la noche también se empieza a mezclar mucha delincuencia. El año pasado tuvimos extranjeros apuñalados en el Simón Bolívar porque los iban a atracar. Es un evento muy denso. Estéreo Picnic sí es más suave, pero el año pasado nos tocó algo tenaz: se fue una pelada el sábado por abuso sexual. Unos amigos la dejaron ahí tirada, seguro también se enloquecieron.

¿Se ha arrepentido de estar trabajando acá mientras tocaba un artista que usted quisiera ver mucho?
Claro, días como hoy, que me voy a perder The Killers pero me voy a volar para Lana del Rey (risas).