Publicidad
420

10 álbumes de metal colino reseñados por un marihuanero que no escucha metal

Usualmente la hierba mejora todo. Aquí una prueba.

por Lawrence Burney; traducido por Lina Alonso
20 Abril 2017, 10:09pm

Es la semana de la hierba, así que estamos prendiendo un porro monstruoso y celebrando todas las cosas marihuaneras. En honor a la ocasión, trajimos a un marihuano, no metalero, a reseñar discos metaleros y colinos. Sigue leyendo para saber de qué va esto.

En el colegio yo era un DJ wannabe. No intentaba ser un DJ como los hay actualmente porque hacía mezclas básicamente en una semana. Todas las semanas podía rastrear en Limewire, Myspace, Imeem, o cualquier otro espacio una combinación de lo más reciente en rap o encontrar producciones más clásicas de artistas esenciales y luego mezclarlas. Luego, lanzaba las pistas en Windows Media Player y quemaba diez copias de cada una, todo esto con tal de animar a mis amigos y demás personas que yo pensara, les podrían gustar mis mezclas. Hacía cualquier combinación entre freestyles de Mike Jones, mixtapes de Three 6 Mafia, algo del periodo Cam'ron's de Roca-A-Fella, y cualquier otra cosa que estuviera escuchando al mismo tiempo.

Una de las cintas que más recuerdo claramente, es una de las que hice el último año de escuela. Era una mezcla para estar drogado. No creo que estuviera siquiera enterado sobre qué era 420 a esa altura, y solo la nombre como Smoke Joints. Venía con "So Hi" de Project Pat, "Budsmokers Only" de Bone Thugs, un par de canciones psicodélicas de N.E.R.D y más canciones hierbo-céntricas raperas de los 90s y los 2000. Lo curioso del asunto es que nunca lo hice drogado, sólo me gustaba la idea de hacer la cinta para ese propósito.

Esta es, por supuesto, la semana 420. No estoy haciendo otra mezcla para un futuro cercano, pero he estado probando abrirme a un nuevo estilo de música baretera, el stoner metal -o metal "colino"-. Antes de esto, no tenía ni la más mínima idea de que se trataba. A duras penas conocía lo que el metal realmente era, pero imaginaba que este era una versión más lenta del original. Como ese metal cortante y agudo que suena como una película de terror en mi cabeza. Kim Kelly, mi colega y gurú del género, me ayudó con una lista de los álbumes esenciales y es divertido porque ella ni siquiera fuma, pero yo sí. Y es que después de meterme a Zeal & Ardor al final del 2016 ella se ganó mi confianza y era la persona perfecta para sugerirme cuál metal debería escuchar para pegarme una buena traba. Reseñé entonces los diez mejores trabajos que me envió.

10. Weedeaters, God Luck and Good Speed

Estoy muy trabado para esto. Creo que no es metal colino en su totalidad pero tampoco es como si fuera una autoridad en el tema. Es muy áspero y tosco. El resto tiene un poco de esa vibra pero en este álbum no siento que cambie.

9. High On Fire, Blessed Black Wings

Tiene un sonido violento pero hay cierta belleza en su voz principal. Él llega gritando a toda mierda entre la velocidad de los riffs y la batería haciéndolo sonar más como un golpe de rap. Metal, rap marihuano. La cuestión es que entre más lo escuchas, más te vuela. Comienza bien, pero a los quince minutos se vuelve insoportable. Suena como una de esas pésimas canciones largas y me está enloqueciendo.

8. Sleep, Holy Mountain

Cuando oí la mayor parte de este álbum, lo sentí como el origen del metal colino porque hay algo distintivamente diferente y simple en él. O tal vez sea porque suena a lo que alguna vez consideré como hard rock. Lo disfruté y está lejos de lo estrafalario pero, ¿cuál es la autoridad en el metal colino? Ninguna de esta mierda suena parecida. Naturalmente fumé un poco de hierba primero porque todavía le puedo llamar hierba y no importa cuán anticuado suene, no voy a parar. 

7. Graveyard, Hisingen Blues

Me gusta mucho este trabajo. Considerando este título y como suena la mayoría de las canciones, es como mucho un blues más fuerte. No escucho blues cuando estoy drogado pero si lo hiciera, podría comenzar con esto. Gracias a su música puede que explore más del blues tradicional para prenderme uno. 

6. Black Sabbath, Master of Reality

Black Sabbath es definitivamente la única banda que reconocí de toda la música en esta lista y me gustan la mayoría de las canciones que he escuchado de ellos. No estoy seguro de cuándo salió este trabajo, pero tengo el presentimiento que este es el típico caso de un artista viejo tratando de permanecer, de seguir en el ruedo. Este es, literalmente, el álbum artístico más comercial entre todos estos trabajos colinos y metaleros. Es como si la experiencia de la música digital retomara los golpes de Zaytoven y los moviera de nuevo. Es más, fue un álbum lanzado en los 70s. De todos modos, tengo que ver si alguien tiene una mezcla actual de este trabajo en línea.

5. DOWN, Nola

Tan pronto comencé a escuchar este álbum, un tipo con un logo de una hoja de hierba en su camisa se subió al tren. Debo estar en la canción precisa. Imagino que a través de estas líneas se presiente el metal convencional, ese que se basa en sólo sonidos. Estos títulos se venden como música colina por sí solos, sólo con leer algunos de ellos suenan como una jodida historia trágica. "Rehab", "Hail the Leaf," "Jail," "Losing All,""Bury Me in Smoke." ¿Qué carajos? Es triste y oscuro. Tengo una fuerte apuesta sobre esto, y es algo que aprecio demasiado, y es que habla mucho sobre el gusto a la hierba, especialmente con la mayoría de esta música se trata es de contar lo bien que se pasa el tiempo cuando se está elevado. Igual, todos los colinos no son iguales.

4. Goatsnake, Flower of Disease

Su música es FUERTE. Todo en este álbum me hace pensar en una escena de pelea en un bar o en esa típica escena de la sala de billar con el humo del cigarrillo arrastrándose a la luz. Básicamente me hace pensar en todas esas películas que mi abuela miraba en A&E o en las que apareciera Chuck Norris. "El Coyote" es la mejor canción. Siento como si la hubiera oído antes en algún lugar o solo es que tiene esos riffs de cajón que sirven en cualquier disco. Lo más curioso en este álbum –y el único aspecto aparentemente colino en esto-son los títulos de algunas de las canciones. "The Dealer" y "A Truckload Full of Mamma´s Muffins" tratan obviamente de estar enmarihuanado ¿Quién más nombraría una canción como los Muffins de su madre, excepto porque este elevado como nadie?

3. Belzebong, Sonic Scapes & Weedy Grooves

Sé que este es un buen álbum metal-colino porque me tomó por lo menos cinco minutos para estar seguro, en medio de mi viaje, que estaba escuchando música. Esta mierda me dejó en trance. Es perfecto porque son básicamente sonidos instrumentales mezclados con trozos de espectáculos televisivos o de películas saliendo de vez en cuando. Este era el sonido metalero y colino que estaba esperando cuando pienso en el tipo de sensación que generalmente me produce la hierba.

2. Orange Goblin, Time Traveling Blues

Tiene la mejor portada de toda la lista. Su música suena como cada episodio de Beavis & Butthead que solía ver. No estoy seguro si eso hace su música automáticamente buena o solo me gusta la idea de revisitar mentalmente ese programa. "Touch the Sky" va fuerte. No se acomoda a mi ritmo para estar elevado pero estoy tratando de acomodarme. Todo lo que puedo imaginarme es algún video animado sucediendo con esto donde las caras de las personas comienzan a derretirse y unas serpientes comienzan a arrastrarse fuera de sus cabezas. Sencillamente es el tipo de cosas que Travis Scott mira antes de dar ideas para sus videos ahora mismo.

1. Acid Kings, Busse Woods

Me encanta esta voz principal. Le adhiere un tono nebuloso y difuminado en contraste perfecto con la instrumentación que está atrás de ella. No estoy seguro si esto es el resultado de la mala calidad del video de Youtube respecto a la calidad de la pieza original pero hay una buena bruma en esta versión. La primera canción "Electric Machine" me elevó de una. "Drive Fast, Take Chances" y "Motorhead" son muy buenas también. Definitivamente volvería a escuchar esto.

Tagged:
Music
Noisey
Metal
stoner metal
Marihuana
reseñas