Publicidad
FuriaTravesti

¿Qué dicen los candidatos sobre la #ExpectativaDeVidaTrans?

En Latinoamérica esta expectativa llega apenas a los 35 años. ¿Qué proponen los candidatos para cambiar esta realidad?

por Mati González Gil
09 Marzo 2018, 1:31am

Todo empezó el año pasado, cuando estaba escuchando una entrevista que le estaban haciendo a Claudia López. El 25 de septiembre del 2017, Mia Perdomo del programa Altavoz de Bluradio (alrededor del momento 1:28:00 en el link) le preguntó a Claudia López una pregunta que yo había propuesto por Twitter. Mia le dijo que las personas trans tenían una expectativa de vida de 35 años y le preguntó que cómo íbamos a hacer un cambio con respecto a la diversidad en un país machista y religioso, que sabíamos que se iba a oponer. Claudia le dijo que debíamos reconocer que hace 45 años ser homosexual en Colombia era un delito, que si a ella le parecía que hoy había mucha discriminación, había mucho menos que antes. Mia insistió en la pregunta y le dijo que no había quedado satisfecha con esa respuesta (y con toda la razón).

Claudia no le respondió de forma concreta sobre la expectativa de vida de las personas trans, pero dijo que en general el problema tiene que ver con desigualdad y que para solucionarlo necesitábamos “cerrar brechas salariales y sociales” y cambiar la cultura. Y explicó que las culturas solo pueden cambiarlas las generaciones. Agregó que su posición era clarísima, que ella defendía la igualdad y que este problema en 25 años no iba a existir; que estábamos en una transición difícil; y que estábamos yendo en la dirección correcta porque de lo contrario no habría tanta resistencia de parte de los opositores a la igualdad.

A finales de noviembre del año pasado, Piedad Córdoba fue la invitada en el mismo programa y David Gereda, otro conductor del programa, le hizo una pregunta sobre la expectativa de vida que yo había propuesto por Twitter. Piedad respondió que ella pensaba que el problema era la educación: “desde la educación plantear el tema de la igualdad, independientemente de la orientación sexual de las personas. Creo que ahí hay un gran problema que tiene que ver con la discriminación y que tiene que ver con los contenidos de la misma, con el lenguaje y sobretodo con el trato hacia personas que por tener una orientación sexual diferente, por ejemplo, en los hospitales y en las clínicas no las atienden y se burlan de ellas. Para mi fundamentalmente tiene que ver con educación y sus contenidos en la construcción de la igualdad”.

Más o menos a los tres meses publiqué una columna donde invitaba a la gente a preguntarles hasta el cansancio a los candidatos por Twitter sobre sus propuestas para incrementar la expectativa de vida de las personas trans. Varias personas se unieron y logramos que diferentes candidatos nos respondieran por Twitter durante estas dos semanas.

Mauricio Toro, candidato a la Cámara de la Alianza Verde, dijo en un video que proponía garantizar servicios de salud con enfoque para lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex (LGBTI en adelante); que las personas trans tenían necesidades particulares y el sistema de salud debía estar en la capacidad de atenderlas adecuadamente y contar con los expertos necesarios. Asimismo, propuso incentivar los emprendimientos de personas LGBTI en situación de vulnerabilidad con capacitaciones, acompañamiento y asesorías, con el fin de que perduren en el tiempo.

Agregó que esto, a su vez, haría que se produjeran más oportunidades para que las personas LGBTI trabajaran. Y que mientras tanto, se comprometía a hacer control político, “citaciones y debates hasta el cansancio para que autoridades públicas, y en especial la policía cumplan con sus obligaciones que actualmente no cumplen”.

También se refirió a la denuncia que hice en esa columna sobre la situación de violencia que enfrentan las mujeres trans en la Primera de Mayo en Bogotá. Dijo que deberíamos “tener una voz en el Congreso”, hasta lograr que la policía y el resto de autoridades “cumplan con sus obligaciones y nos protejan”.

Juanita Gobertous dijo: “la #ExpectativaDeVidaTrans es muy baja, y eso tiene que cambiar. Tenemos que educar mejor para luchar contra la discriminación, desarrollar esquemas de seguridad que prevengan el uso de la violencia y prohibir cualquier criminalización de las personas trans por el hecho de serlo”

Tatiana Piñeros tuiteó una foto donde explicó que sus propuestas “por la defensa de la diversidad” consistían en promover la expedición de la Política Pública Nacional (que por cierto lleva engavetada hace mil años y ya se va a ir Santos y el Ministro se está haciendo el de las gafas para sacarla también), impulsar la creación de un “Sistema nacional de Diversidad Sexual para coordinar la implementación de la política pública, presentaría un “proyecto de Ley de Identidad de Género”, trabajar “para que en los diferentes Proyectos de ley se incluya el Enfoque Diferencial” y lideraría “la realización de estrategias de cambio cultural que orienten al respeto de las personas LGBTI del país”.

Asimismo tuiteó: “vamos a garantizar derechos para nuestra comunidad: salud, educación, oportunidades laborales. Formar funcionarios públicos con enfoque de derechos. Garantía de información y acompañamiento en el tránsito”. Más tarde, en una entrevista para Vice Colombia Tatiana se refirió al tema cuándo le preguntaron qué opinaba de proponer una Ley de Identidad de Género en el Congreso. Tatiana respondió que en Colombia el Decreto trans (el que permite que las personas trans cambien su sexo en su cédula sin mayores trámites) era mal llamado ley de identidad de género, porque estaba “muy corto para ser una ley de identidad de género”:

“Necesitamos que las personas trans logren llegar a un estado de equidad, unos mínimos básicos. No estamos hablando de algo preferencial, sino de algo diferencial. Se necesita porque hay un grupo poblacional que históricamente ha sido violentado, vulnerado, tratado de aniquilar. La expectativa de vida de la población en general es de 80 años, la de una mujer trans es de treinta y cinco, sea por violencia, conflicto o por los tratamientos a los que se somete para verse como se siente y que no le ofrece el aparato institucional… dentro de todos los derechos (educación, salud, cultura, seguridad, acceso al espacio público), se debe reconocer que las personas trans tenemos una afectación particular por nuestra construcción o identidad de género. Aunque mi cédula diga femenino, necesito unos procedimientos médicos particulares: las cirugías, que no son para verte mejor, son vitales para poder construirte; el proceso de hormonización, en fin. En educación, la gran mayoría de la población trans no termina el colegio, porque el ámbito escolar es muy hostil".

Jesús María Ramírez propuso “profundizar políticas con enfoque diferencial en el sector salud que reconozca las construcciones sexuales diversas” y más tarde también dijo que había que “empezar rompiendo los ghetos internos de los sectores LGBT y demás, que lo que hacen es señalar a los trans como de menor categoría”.

Por su parte, Humberto de la Calle le respondió a una de las varias personas que se unieron a la iniciativa: “mi querida Alejandra, cuando fui Registrador Nacional tuve el honor de entregar la primera cédula a una persona trans. Mi propósito continúa siendo la igualdad y la equidad para Colombia.”

¿Coca-Cola mata tinto?

Buscando cosas sobre la política pública de la que hablaba Tatiana, llegué hasta donde una persona (que prefiere no decir su nombre) del Ministerio del Interior que me contó que dizque esa Política Pública estaba más engavetada que quién sabe qué; que Santos tampoco estaba muy mosca con el tema y que ya casi terminaba su presidencia; y que el Ministro también se estaba haciendo el de las gafas.

Por otra parte, y al mismo tiempo, los youtubers Christian Castiblanco y Juan Pablo Jaramillo lograron que el gobierno les expidiera un decreto que ellos habían propuesto por medio de las redes sociales. Se trata de una iniciativa para reducir la discriminación de personas LGBT en lugares abiertos al público como bares y restaurantes. Los establecimientos que estén dispuestos a recibir capacitaciones en temas LGBT, entre otros requisitos, recibirán el sello de “Aquí entran todos”.

Es asombroso y emocionante lo que lograron. Da esperanza ver a personas jóvenes involucrándose, a su manera, en la política colombiana. Sin embargo, hay algo, por el lado de Santos que no cuadra ¿Por qué un Decreto LGBTI sí, pero una Política Pública no? Un decreto es muy chévere, pero no es lo mismo que una Política Pública. Un decreto es más chiquito.

Hablé con Zunga La Perra Roja, activista trans de la Asociación de Personas Transgénero de Caquetá-ASOTRANCA y una de las voces más importantes del movimiento de víctimas lesbianas, gay, bisexuales y trans del conflicto armado en Colombia, para preguntarle qué pensaba sobre la Política Pública LGBTI atrancada en estas épocas electorales. Me dijo que la Política era “un compromiso que Santos asumió y es una forma de restablecerle los derechos a las personas LGBT víctimas del conflicto, es una deuda social e histórica”.

Agregó que “Santos debe honrar su palabra con todos los sectores poblacionales del país porque asumió su campaña defendiendo unas banderas. Los sectores LGBTI le apostamos a la paz y creo que nos está dando la espalda. A pesar de que apoyamos el proceso a través de la movilización ciudadana, artística y cultural”. Al final propuso que los youtubers también deberían apoyar otras causas LGBT que también son importantes, incluyendo aquellas que afectan a las víctimas LGBT directamente “o a las personas LGBT más marginadas como las trabajadoras sexuales”.

¿Es esta la paz LGBTI de Santos?

Aplausos, besos y abrazos virtuales

Hemos logrado que una fórmula vicepresidencial y candidatos a la presidencia, a la Cámara de Representantes y al Senado hablen sobre la corta expectativa de vida de las personas trans. Eso es un logro gigante que fue posible gracias a que muchas personas ayudaron a coger como a violín prestado a los candidatos. Eso quiere decir que sí somos capaces de lograr nuestros objetivos cuando los perseguimos juntos. Muy emocionante todo. Que chévere. Gracias a todos los que se unieron, regio lo que logramos juntos. Ahora, vamos por más.

Hemos puesto una banderita de victoria. Para lograr tomarnos el castillo, tenemos que seguir así. Cada paso que damos, por más pequeño e insignificante que nos parezca, nos acerca cada vez más de nuestra meta. Tal vez no logremos incrementar la expectativa de vida de las personas trans (todavía). Pero cada tuit con mención, cada retuit, cada conversación durante un almuerzo del tema, cada persona que convenzamos de la complejidad de las realidades que enfrentan las personas trans, entre otros “pequeños actos” siempre suman para bien.

Hablé con Whale and Jaguar, los que diseñaron el índice de igualdad que mencioné en la columna pasada (donde se clasifica a los candidatos y partidos de acuerdo a sus posturas en Twitter sobre la igualdad), para preguntarles sobre el impacto del #ExpectativaDeVidaTrans en redes sociales.

Aunque el hashtag no tuvo tanta presencia en redes sociales -en gran parte esto se debe a que muchos de los candidatos no lo usaron cuando respondieron a la pregunta sobre el tema en Twitter-, sí logró que algunos candidatos hablaran del tema.

Lo que sigue es estimular la solidaridad y la empatía

Así uno sea del ala de Iván Duque, Vargas Lleras, o de la de Timochenko, debería haber un acuerdo generalizado por incrementar la expectativa de vida de las personas trans en Colombia. Tal vez no estemos de acuerdo con el cómo, pero debería ser indiscutible que esa cifra es una vergüenza para cualquier sociedad decente, y para cualquier partido político. Es decir, este tema puede ser uno de nuestro nuevos límites en este nuevo capítulo de Colombia que estamos a punto de escribir.

Para todos los que dicen que siempre quisieron ayudar pero que no sabían cómo, pueden preguntarles a sus candidatos por redes sociales con el #ExpectativaDeVidaTrans cuáles son las propuestas para incrementarla. Todo el mundo tiene un amigo godo, re-godo, pero que en el fondo tiene un buen corazón. Ese aliado insospechado puede preguntarle a su candidato, así sea más godo que él, qué opina de este tema.

Por ejemplo, qué pensará la candidata al Senado del Centro Democrático Viviana Manriquez Zuluaga , que sale como la segunda más favorable a temas LGBTI en el índice de Favorabilidad de la campaña #VotoIgualdad (actualizada el 2 de marzo del 2018); Akemi Sofía Rave Hernández, otra candidata trans al Senado de la Alianza Verde, que sale de tercera en el índice; Pablo Catatumbo Torres del Partido de Las Farc, que sale de cuarto; Sandra Liliana Ortiz, también de la Alianza Verde, que sale de quinta y Roy Barreras del Partido de la U que sale de sexto.

Nuestra audiencia no es únicamente la que nos apoya o la que está en nuestra contra. Probablemente la mayoría de personas no tienen una posición clara frente a la expectativa de vida trans o simplemente no les interesa. Puede resultar bastante más efectivo concentrar nuestras fuerzas en convencer a la mayor cantidad de personas indecisas de que esto es un problema grave y que debería importarnos a todos, sin importar la afiliación política.

¿Si una película inspirada en Daniela Vega, una actriz trans chilena, se pudo ganar un Óscar, ¿por qué nosotros no vamos a ser capaces de convencer a todo el mundo de que la vida de cualquier ser humano (sin importar si es trans o no y sin importar su ideología política) es importante? ¿Quién dijo que los jóvenes no somos capaces de salir a votar de forma masiva este año? Como dijo Daniela en una entrevista: “Yo invitaría a la gente a abrir los límites del pensamiento. El ser humano es tan increíblemente poderoso… es capaz de crear submarinos y crear el Atlántico bajo el agua, ¿cómo no vamos a ser capaces de convivir los unos con los otros?”

¿Se unen a ayudarnos a preguntar por redes sociales a todos, sin importar partido político ni nada de eso, qué propuestas tienen para incrementar la #ExpectativaDeVidaTrans porfis? <3