Estas son las novedades editoriales que reseñamos en la edición de junio

Los mejores lanzamientos de libros, series y películas.

|
jul. 1 2016, 10:00pm

EL APOCALIPSIS (TODO INCLUIDO)

Juan Villoro
Almadía

Un buen cuento —dijo alguna vez Villoro recordando a Piglia— tiene dos lecturas, narra dos historias: la superficial, en donde prima la anécdota que cuenta el cuento, y la sugerida y menos evidente, que es el significado de la primera.

En El apocalipsis (todo incluido), Villoro pasa de lo dicho al hecho. Escribe cuentos con tramas entretenidas y curiosas, al mismo tiempo que obliga al lector a descifrar el sentido que subyace entre líneas. En "Yo soy Fontanarrosa", el narrador se ve obligado a jugar un partido de fútbol con los escritores más emblemáticos de la tradición literaria: sale regañado por Kafka y Chéjov, se enfurece con la pedantería de Joyce y se maravilla con el buen juego y el regate de Cortázar. Un fenómeno.

Y está también el cuento que le da el nombre a la reunión de todos, donde se da a entender que el Apocalipsis no necesariamente significa que el mundo se destruya por completo, que estalle en mil pedazos. El Apocalipsis es simplemente aquello que termina por empeorar maravillosamente. (De pronto sí hubo Apocalipsis para muchos después de diciembre de 2012). Apocalipsis (todo incluido): como en un paquete turístico.

SANTIAGO A. DE NARVÁEZ R.

ELEFANTES EN EL CUARTO

Sindy Infante
Cohete Cómics

La protagonista del cómic es Sindy, su autora. Y todo lo que pasa en la historia, pasa (entre comillas) en su cuarto. La escena común: hay que sacar objetos para regalar. Mientras decide qué sacar y qué dejar, Sindy recuerda su niñez y su adolescencia. "Los objetos llevan a recuerdos, los recuerdos a personas y las personas a historias", dijo Daniel Jiménez, editor de la revista Larva, en el lanzamiento de este cómic.

La trama es tan sencilla como los dibujos, que remiten a los trazos de un niño chiquito. Sin embargo, durante la lectura, la sencillez da paso a lo profundo. Los recuerdos de Sindy representan las memorias de una comunidad: son también la experiencia de crecer en Bogotá, de pertenecer a una familia de clase media y de afrontar, personal y socialmente, el hecho de descubrirse gay.

Elefantes en el cuarto fue publicado en abril por Cohete Cómics, un sello editorial de novela gráfica que nació este año. Es buena noticia que en Colombia se publiquen libros así: cómics escritos por mujeres sobre temas de género. Y bueno, se viene una segunda parte... Como dijo Sindy: "La historia aún no está escrita, pero ya está vivida".

LAURA ROJAS-APONTE

APUNTES SOBRE EL SUICIDIO

Simon Critchley
Alpha Decay

Este libro no es una nota suicida, es un intento por superar el suicidio. El filósofo Simon Critchley es autor de un ensayo que aborda tipos de suicidio y analiza todas las posibilidades que implica acabar con la vida de uno mismo. La lectura, que se realiza en una tarde, comienza con cimientos fuertes, exponiendo las posturas a favor y en contra del suicido de personajes como Sócrates,

Freud, Spinoza, Hobbes, Ciorán, simples mortales y hasta la Iglesia Católica. Luego rebate algunos de esos argumentos, exalta otras posiciones y hasta enriquece el ensayo con deliciosas notas suicidas reales, incluyendo la de célebres como el periodista Hunter S. Thompson o Virginia Woolf.

Mientras se acaban las páginas, uno sólo se hace cuestionamientos, y esa es precisamente la intención del ensayista: ¿Por qué se ve el suicidio como un acto ilegal, inmoral o religioso? ¿Es normal que alguna vez haya pensado en hacerlo?

Sin embargo, el escrito nunca es una apología del suicidio, simplemente pondera sus causas y su efectos. Es un libro perfecto para pesimistas de la vida y optimistas de la eternidad, un ejemplar que, en definitiva, cualquier aspirante a suicida debe leer.

JUAN PABLO LÓPEZ M.

SAUDÓ

Jhonny Hendrix

Fotos Saudó: Archivos Laboratorio Black Velvet/© Antorcha Films

Veinte años antes de que Chocó llegara al Festival de Cine de Berlín, y de que el nombre Jhonny Hendrix empezara a sonar, el director chocoano había empezado a escribir un cuento ––pelea con su papá de por medio–– sobre la rivalidad entre un padre y un hijo. El cuento se convertiría en un guion olvidado en un cajón hasta el día en que, más por voluntad del libreto que por la del mismo Hendrix (un día lo halló sin estarlo buscando), lo presentó a una convocatoria del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico y se convirtió en Saudó, su más reciente película.

La rivalidad filial fue el primer paso: esto da pie para una película de suspenso con raíces africanas enterradas en el Pacífico colombiano. Saudó es la historia de un hombre negro que le ha huido a su historia y a su raza y que, arrastrado por una fuerza mística, emprende un viaje de vuelta a su pueblo natal en Chocó, junto a su hijo. La historia, que salta de la realidad de una familia de clase alta a la fantasía de apariciones y brujas convertidas en pájaros, condensa, para Hendrix, el gran mito de la raza negra en Colombia. Así me lo explicó él: "Es la historia de una raza que, de verdad, ha sido castigada y que no tiene forma de huir de eso".

TANIA TAPIA

TRANSPARENT

Jill Soloway

Los Pfefferman son una familia judía con un padre que se revela como transgénero en su vejez, su exesposa que encuentra difícil despegarse de él, y tres hijos que tropiezan cada paso en el amor. Una pulla para los que creen que la única familia posible es heterosexual (heteronormativa, como se dice en estos días). Pero Transparent no llegó para escamparnos del mundo en un ambiente seguro y amigable. La historia que cuenta no es el recorrido exitoso de Mort, el padre reprimido, hacia Maura, la nueva mujer libre y aceptada. Su virtud, al contrario, está en no ser indulgente con las minorías de género. En una escena, una poeta lesbiana recrimina a Maura porque, cuando era hombre, se ensañó contra un colectivo de mujeres. Maura es más cercana al perfil de Caitlyn Jenner, una trans rica y controvertida, que al de activista inmaculada. Y aún así busca el coraje para sobreponerse a su privilegio y tratar de encajar en ese nuevo mundo. Tiene que dar una pelea por dos costados: en uno, la rechazan en el baño de mujeres, la humillan cuando intenta coquetear en un bar y la echan de un campamento feminista por no haber nacido con vagina; en otro, una exprostituta le recrimina sus prejuicios de señora rica y le recuerda constantemente su pasado patriarcal.

Pero Transparent va más allá. No se queda en la lucha de Maura, sino que se extiende a toda su familia, que guarda secretos, deja ver sus inseguridades e intenta aprender a transformarse. Con estética indie y una banda sonora apacible que contrasta con el caos de los personajes, Jill Soloway, la mente detrás de la serie, saca adelante una comedia que provoca más risas nerviosas que carcajadas. Una comedia donde la esperanza, más que en los finales felices, está en los pequeños triunfos.

JUAN JOSÉ TORO

Estas reseñas hacen parte de la edición de junio de VICE.

Más VICE
Canales de VICE