Publicidad
diez preguntas

Diez preguntas que siempre le quisiste hacer a una Drag Queen

¿Cómo lidias con el pelo de tu cuerpo? ¿Te duele esconder tu pene? ¿Cómo haces para ir al baño cuando eres drag?

por Rebecca Wey
09 Noviembre 2017, 6:36pm

Foto por Ennia Face

Este artículo fue publicado originalmente en VICE Suiza.

Tristan Eckert tiene una especie de walk-in closet envidiable. Todo su cuarto de huéspedes está dedicado a la ropa. No para él, sino para su alter ego drag, Ennia Face. El hombre de treinta y ocho años guarda su extensa colección de costosas pelucas, medias veladas, corsés y tacones altos aquí; todo lo que necesita para desempeñarse como la Sra. Face en las discotecas de Zurich. "Cuando recibo gente y entran en mi habitación drag, a menudo piensan que terminaron en una tienda de juguetes".

Su acto no está limitado al circuito de discotecas. Ennia Face también se puede reservar para eventos privados —como una fiesta de cincuenta años en la que ella servirá cocteles mientras está en patines. Me encontré con Eckert en medio de su receso de almuerzo en su trabajo diurno —vistiendo maniquíes en una tienda minorista— para averiguar qué es lo que mas le gusta sobre ser la Sra. Face, lo qué sus papás piensan de su hobby y si esconder su pene por horas duele o no.

VICE: ¿Cuánto cobras por un evento?
Tristan: Mi disfraz es muy caro, entonces para mí no vale la pena volverme drag por nada menos de 190 dólares. Sin embargo, invierto casi todo lo que gano en mi vestuario; con la peluca, maquillaje, zapatos, corsé, bata, ropa interior y medias, mi atuendo completo para una noche vale por lo menos entre 600 y 1000 dólares.

¿No eres el tipo de drag que solamente hace una caricatura de una mujer?
Bueno, para poder presentarme en un show, mi acto necesita estar completamente por encima de lo mejor. Estoy tratando de crear una ilusión aunque algunos atributos masculinos jueguen en mi contra —como mis hombros anchos y mis piernas más que delgadas—. Originalmente, los drags pudieron haber comenzado como una representación de estándares de belleza femeninos, pero la estética se ha desarrollado tanto con los años, que se destaca por sí misma como una forma de entretenimiento. Y también hay mujeres drags.

Tristan outside the window he dresses

¿Qué piensan tus padres sobre Ennia Face?
No estoy completamente seguro porque no hemos hablado de mi hobby hace mucho tiempo. Pero salgo en un comercial de televisión suizo vestido de drag, y sé que cada vez que se transmite mientras uno de ellos está viendo, ellos le gritarán al otro para que vea. Eso es muy tierno. De hecho, ellos nunca me han visto en vivo, pero sería un poco incomodo para una pareja de setenta años estar en una discoteca de tecno.

¿Siempre te ha gustado actuar?
Sí, pero no es algo que siempre haya tenido la oportunidad de hacer. En el colegio no éramos realmente alentados a explorar nuestras habilidades artísticas. Si tú tenías alguna clase de talento creativo, tenías que desarrollarlo en tu tiempo libre. La alegría que tenía siendo un niño al estar en el coro, teatro o en el grupo de música, me produce el mismo placer ahora cuando actúo como drag.

¿Te sientes más cómodo como drag?
De cierta manera, sí. Estar como drag bajo las luces brillantes de una discoteca da mucha diversión, pero intento sentirme así de bien conmigo mismo cuando estoy sentado al frente del televisor sin nada de maquillaje puesto. Como muchos adolescentes, atravesé esa experiencia universal de sentirme feo y sin ningún lugar en el mundo mientras crecía. Pero ahora entiendo más sobre la vida y veo lo importante que es sentirte cómodo con lo que eres.

¿Cómo lidias con el pelo de tu cuerpo?
Afortunadamente, tengo poquito pelo. Pero uso el viejo truco de ponerme cuatro pares de medias veladas una encima de la otra para esconder los pelos de mis piernas. La primera capa es rosada opaca para balancear el color, las dos siguientes, se parecen a mi color de piel y la cuarta, tiene brillo. Esa combinación hace que mis piernas se vean suaves y tensas, como las de un maniquí.


Lea también:


¿Las personas para las que actúas te han tratado alguna vez como un objeto sexual?
Sí, pero yo sé cómo cuidarme. Estoy tan acostumbrado a que los borrachos intenten toquetearme que cuando pasa, simplemente me mantengo tranquilo y calmo la situación haciendo chistes de que eso les costará extra. Personalmente, yo no relaciono lo drag con algo sexual, entonces nunca lo voy a promulgar seriamente.

¿Te duele esconder tu pene?
No. Afortunadamente, la Madre Naturaleza hizo que sea bastante fácil para los hombres esconder sus penes. Tanto, que estoy seguro que todos han escondido su pene en algún punto de su vida y han apretado sus piernas solo para ver cómo sería no tener uno.

Mi método personal es bastante simple: Después de que me pongo esos cuatro pares de medias, cojo mi paquete completo y lo pongo en su lugar, justo ahí. Esas capas de nailon me dan todo el soporte que necesito. Aunque, tengo que ser cuidadoso cuando me siento.

¿Cómo haces para ir al baño cuando haces de drag?
Sí, eso es bastante complicado. Generalmente, cuando estoy como drag, solo tomo shots para ir menos seguido. Pero si definitivamente tengo que ir, entonces, dependiendo de la pinta, me tomo un receso de cuarenta y cinco minutos. Eso es mas o menos lo que se demora en deshacer, desabrochar y desenredar todo.

¿Qué cualidad tiene tu personaje drag que desearías tener en tu vida?
A Ennia Face se le facilita hablar con extraños y las personas parecen gravitar naturalmente cuando están cerca a ella. También hay algo cuando te pones tacones altos y corsé que te permite moverte con gracia y eso te hace sentir muy seguro.