Publicidad
LGBTI

Estas madres queer cuentan sus historias de embarazos por YouTube

La comunidad de vloggers lesbianas está brindando una perspectiva vital sobre cómo la gente queer puede tener una familia.

por Sophie Jackson; traducido por Phoebe Hopson
13 Febrero 2018, 10:43pm

Fotos: Dandy+Birds | Broadly

Este artículo fue publicado originalmente en Broadly, nuestra plataforma dedicada a las mujeres.

Cuando las neozelandesas Stephanie Rose y Elana Macdonald crearon su canal de YouTube Dandy + Birds en 2015, su única intención era entender el intrincado proceso de comenzar una familia como una pareja gay.

Viviendo en un pequeño pueblo en la remota Isla Norte de Nueva Zelanda, Rose y Macdonald han vlogueado sobre su experiencia de concepción lésbica, desde el proceso de encontrar y conocer a un donante de esperma en línea, hasta sus sesiones de inseminación regulares con una jeringa médica.

"En realidad fue una sorpresa entender que tal y como pasan estas cosas en televisión —con una larga lista de opciones de donantes y esperma entregada en un frasco—, en realidad no podían suceder aquí", dijó Rose.

La pareja hace parte de una comunidad pequeña pero vocal de YouTubers queer quienes operan bajo el tag TTC (intentando concebir). Es difícil de saber el número total de vloggers lesbianas, porque parejas heterosexuales también usan el mismo tag. Pero, si buscas "TTC" y "Gay" se encuentran 13.200 videos en la plataforma. Dandy+Birds tiene 4.300 seguidores y casi 500.000 vistas en sus videos.


Lea también:


Hay pocos ejemplos de una familia feliz con dos mamás en la cultura popular, lo cual significa que la mayoría de las mujeres homosexuales y bisexuales crecen sin modelos positivo de una familia homosexual. Una excepción son Stef y Lena en la serie estadounidense The Fosters. Los colegios tampoco ofrecen mucho en términos de educación sexual y relaciones homosexuales; solo trece por ciento de los jóvenes LGBT+ en el Reino Unido aprende sobre las relaciones entre el mismo sexo en el colegio y cuarenta y ocho por ciento de los colegios en los Estados Unidos incluye "identidad sexual y orientación sexual" en sus programas de educación de salud.

Ahí es dónde entra la comunidad lesbiana.

A diferencia de las parejas heterosexuales císgenero, el proceso para una pareja lesbiana de quedar embarazadas puede ser confuso y complicado. La mayoría de la escasa información que Rose y Macdonald encontraron venía de fuentes americanas, así que rastrearon foros locales y hablaron con gente en situaciones similares. La pareja espera proporcionar una "perspectiva del hemisferio austral" para mujeres homosexuales en Nueva Zelanda y Australia que no saben tanto de las opciones disponibles en sus países.

"La experiencia es tan diferente, no solamente en términos de las limitaciones legales o aspectos prácticos como acceso a donantes sino también en términos de actitudes culturales y conciencia política", explicó Rose.


Stephanie Rose y Elana Macdonald con su hija. Foto: Dandy+Birds

Para muchas espectadoras (yo incluida) los videos de TTC marcan la primera vez en que se puede ver a mujeres en relaciones del mismo sexo hablando francamente sobre la concepción y el embarazo. No es parte de la educación sexual típica y Google es un campo minado de desinformación si no sabes exactamente lo que estás buscando. Mientras que documentan las alegrías y dificultades de empezar una familia, vloggers como Rose y Macdonald ofrecen a mujeres homosexuales una visión de la paternidad lesbiana perspicaz y accesible.

Sharna y Chelsea Daniel-Young son unos profesionales en TTC. La pareja australiana de YouTubers han hecho videos de nada más y nada menos que cuatro embarazos. Durante los últimos siete años, su canal Two Baby Mamas ha acumulado más de 900.000 vistas y 5.300 seguidores.

Al igual que Rose y Macdonald, su canal surgió como una manera de compartir una experiencia en la que, en sus propias palabras, se "movían torpemente". Su donante de esperma vivía a cuatro horas de distancia, y muy pronto se dieron cuenta de que el proceso de monitorizar la ovulación era sumamente "agotador". Sharna dijo que a veces la prisa de subirse al carro cuando habían registrado un aumento de la hormona luteinizante que activa la ovulación, se sentía "poco romántico". Otras vloggers lesbianas también comentan que es un efecto secundario desafortunado de concebir por inseminación.

Estos canales son una fuente de comodidad y educación. Las secciones de comentarios de los videos de TTC siempre están llenas de mensajes de apoyo, normalmente de un grupo de espectadores leales al canal. "¡Les mandamos nuestro polvo mágico de bebé"! dijo una usuaria llamada Mary Kelly abajo de un video de Stephanie y Elana empezando el séptimo ciclo de TTC por su segunda hija. "Me acuerdo de lo difícil que fue el TTC, es un momento muy emotivo y desafiante". Las blogueras lesbianas Two Pieces, One Puzzle dijeron: "Oh, cómo las extraño a ustedes tres!!! Suerte Elana. ¡Nos estamos preparando para el ciclo tres en el nuevo año!".

Sharna y Chelsea Daniel-Young con sus hijos. Foto: Two Baby Mamas

No todos los videos de Two Baby Mamas son tan felices como lo del tour para los cuartos de los bebés. Cuando el primer embarazo de Daniel-Young terminó en un aborto espontáneo, expresaron su dolor con su público, así como para recalcar cómo la comunidad de TTC las había apoyado. "Ustedes dos son tan fuertes", dijo un usuario. "Contar tu historia ayuda mucho a los demás".

En unas semanas la pareja va a tener su tercera hija y muchos de sus espectadores origínales de 2011 siguen dejando comentarios de sus videos.

Mucha gente LBGTI no sabe que hay mucho a aprender sobre concebir siendo una pareja del mismo sexo, hasta que empiezan a intentar tener una familia. La generación de mujeres queer expertas en YouTube deben estar agradecidas por vloggers como Rose, Macdonal y los Daniel-Youngs por enseñarles sobre las relaciones y la familia en una manera más matizada y auténtica que la educación sexual tradicional.

En un momento en que la plataforma ha sido criticada por promover contenido sensacionalista e insensible (piensen en Logan Paul), es fácil olvidar que hay comunidades en YouTube que sí sirven realmente para causas positivas. Las vloggers de TTC están haciendo justo eso.

"Recibimos mensajes de jóvenes mujeres lesbianas diciendo que les hemos mostrado que tener una familia y ser aceptada y amada es una posibilidad para ellas", dijo Rose. "Es surrealista, pero genial".