Histórias

El techno y el porro no combinan bien

Prenderlo en el club no es tan buena idea.

por Josh Baines
22 Junio 2016, 8:48pm

Este artículo se publicó originalmente en THUMP UK.

Cuando llegas a cierta edad, fumar marihuana deja de ser divertido, o interesante, o emocionante, o satisfactorio. Comienzas a quedarte dormido en todas partes, o dejas de pensar en lo raro que es tener manos. En cambio comienzas a preocuparte por todo lo que pasa a tu alrededor a cada momento, en la manera más debilitante.

Entonces, si eres sensible, eventualmente dejas de hacerlo. Sin embargo, las preguntas quedan. Algunas son profundas, personales y minuciosas, otras son más importantes que eso. Algo que me seguía preguntando mucho tiempo después de que mi relación con esta droga se terminara era por qué la marihuana y la música electrónica no eran una buena combinación, y más importante aún, por qué la gente lo prende en el club.

¿Emborrachar la traba o trabar la borrachera?

"Algo clave que hay que recordar es que el techno no es música relajante", me dice el Dr. Adam Winstock del Global Drugs Survey cuando le pregunto por qué estos dos mundos no combinan armoniosamente. "Me imagino que puede causar un incremento en el ritmo cardíaco, y si eres consciente de esto y ya estás un poco ansioso puedes entrar en una especie de loop". Como psiquiatra y especialista en adicciones, Winstock sabe bien sobre qué está hablando. Muchos clubbers asocian el cannabis con irse del club. Los porros y las conversaciones sin sentido que le siguen son partes fundamentales de la noche, pero en escasas situaciones querrás que eso pase en medio de la fiesta.

Piensa en cómo se siente estar trabado. Es una situación muy confusa, estás en un laberinto mental dentro del cual apenas funcionas. En una situación como esa lo que necesitas es música que sea detallada pero relativamente suave, ¿no? Algo en lo que te puedas sumergir de a poquito. En palabras de Winstock, "la mayoría de la gente no quiere estar bailando y sacudiéndose después de fumarse un porro. Probablemente querrán escuchar Pink Floyd mientras fuman. Poner música agitada los desorienta pues esta no va al mismo ritmo que tu cerebro en ese momento. Quieres música mas relajada".

Puede sonar obvio, pero vale la pena mencionarlo. Aunque es sabido que las drogas afectan a cada uno de manera distinta, hay algunas experiencias "universales". Esta es una de ellas. Todas las personas con quien hablé para hacer este artículo parecían compartir mi duda.

Ahora, claro que hay varios subgéneros dentro de la música electrónica que no harán que te vuelvas loquito después de haberte fumado un porro. El dubstep, por ejemplo, no es muy recomendado. Tampoco el grime instrumental es muy apto, a no ser que quieras inducirte un estado de paranoia. Piensa en el house, el techno o el disco y en cómo suenan cuando estás trabado. O sea, una vez intenté escuchar footwork en el que hablaban de fumar hierba mientras fumaba hierba y la sensación que me quedó fue muy confusa, como si no estuviera en este planeta.

No habiendo fumado una cantidad considerable de cannabis en años, quise hablar con alguien que fume regularmente en el club para averiguar exactamente qué es lo atractivo de hacerlo. Cuando hablé con un tipo a quien me referiré cono John, por motivos de anonimato, me dijo que "a algunos de mis amigos les gusta mucho el techno, y para mí no había nada peor que alguien loopeando sonidos mientras yo intento relajarme", lo cual suena lógico. "Cuando fumo marihuana me canso mucho, entonces escuchar ese tipo de música cuando estoy semi-inconsciente era desgastante. Se siente como cuando alguien te sacude muy fuerte para despertarte", añadió.

Los clubes son espacios sociales, y los espacios sociales son lugares de mediación y negociación. La gente que está trabada muchas veces no puede hacer estas cosas. Digo, puedes sentarte durante tres horas a pensar en lo mucho que tienes que ir al baño hasta que por fin te decides a hacerlo, así que, a no ser que seas un marihuanero funcional (y Winstock hace énfasis en que los hay, añadiendo que "puedes ser muy exitoso y funcional cuando estás trabado"), vas a encontrar que la experiencia es poco agradable y probablemente difícil.

Esto no es fumar, esto es pegarla con estilo

La logística también es importante. A no ser que cargues un vaporizador, meter marihuana a un club puede ser complicado. La marihuana, por si no lo has notado, tiene un olor muy característico que además es bastante fuerte, y hay posibilidades de que los bouncers y personas de seguridad del club se den cuenta de lo que estás fumando. Como me dice John, "fumar en el club se siente como la peor operación militar del mundo".

Y esto podría explicar por qué Winstock y sus colegas han visto un decrecimiento leve en las estadísticas de uso de cannabis en los últimos años, un fenómeno que él relaciona con la tendencia anti tabaco. Los vaporizadores, que están jugando un rol importante en la industria de la marihuana, son, como él lo dice "en muchos aspectos, la mejor cosa que le pasó al mundo", ya que reduce la necesidad del tabaco en el consumo de cannabis y esto resulta en la reducción de los casos de cáncer y enfermedades pulmonares.

John agregó, "soy un poco cobarde, entonces llevarme un par de porros al club después de haber fumado un poco en casa es un encarte. Cuando lo prendes obvio intentas hacerlo a escondidas, que nadie en el club se dé cuenta, pero después de haber fumado me pongo un poco antisocial y usualmente solo quiero irme a dormir. Diría que, por lo menos para mí, los clubes son los peores lugares para trabarse. Hay mucha gente y no hay un lugar seguro en donde pueda relajarme".

Adam Winstock parece estar de acuerdo, y agrega que "hay personas que se pueden alterar un poco cuando están trabadas" y que "pequeñas cantidades de marihuana pueden darte energía, pero otras cantidades pueden generar un efecto diferente", la clave para disfrutar del consumo de cualquier tipo de drogas es tener en cuenta la cantidad y el contexto. Utiliza el carnaval de Notting Hill como el ejemplo perfecto de cómo, en el contexto indicado, el cannabis y la música electrónica pueden combinar bien, motivo que él resume con que el festival se hizo durante el día y en un espacio abierto.

***

Encuentra a Josh en Twitter.

Sigue a THUMP Colombia en su nuevo perfil de Facebook