Rock al Parque 2017

Rock al Parque: La diversidad tu papá

La segunda jornada del festival fue un sancocho que incluía desde el metal más extremo, hasta los suaves sonidos del Caribe.

por Juan Sebastián Barriga Ossa
03 Julio 2017, 6:12pm

Foto por Mateo Rueda.

Vea aquí todo nuestro cubrimiento de Rock al Parque 2017.

Durante su presentación en el escenario Plaza, Toby Morse, vocalista de H2O, dijo que no valía la pena cerrarse a un solo género musical y que había de compartir y tolerar todos los tipos de música. Ese compartir fue el espíritu que protagonizó el día de dos de Rock al Parque 2017. Desde el principio de la jornada los tres escenarios vibraron con propuestas increíblemente variadas que demostraron que eso que llamamos rock no es una sola cosa, sino es un ser que ha evolucionado y mutado de formas geniales a través de las décadas.

Se puede decir que el día dos fue un día de todo, harcore, metal, música balcánica, cumbia, reggae, electrónica, géneros raros. Hubo de todo, fue un salpicón de sonidos y colores que atrajo todo tipo de personas para gozar en un mismo espacio.

H2O. Foto: Mateo Rueda | NOISEY Colombia

Durante esta jornada todo el que quisiera por unos minutos descubrir algo nuevo podía hacerlo. Ese parque se llenó de hardcoreros, punkeros, skateros, metaleros, alternativos. Hubo de todo un poco y esa fue la riqueza del festival. Un espacio de unión que se sintió desde temprano.

En un mismo espacio geográfico tocaron grupos como Obituary y H20, que mostraron toda la fuerza de la música extrema. Y al tiempo hubo bandas como los Rolling Ruanas, 8Bits Memory, los chinos de Zhaoze, Elkin Robinson y Los Caligaris. Todas bandas que suenan completamente distinto y aun así convocaron un mar de gente que llegó a bailar. Sin importar la pinta, sin importar si era en un pogo, o en el pasto, sin importar si en un escenario sonaban guitarras distorsionadas a todo volumen y en otro cumbias. Nada importaba, la cosa era gozar y se gozó. Con toda.

Carnivore Diprosopus. Foto: Mateo Rueda | NOISEY Colombia

Al final los cierres del día fueron simultáneos. Nadie tuvo prioridad, al final el grito de desenfreno fue uno solo. Sea con el death de Obituary, el Reggae fusión de Macaco o el hipnótico trance electrónico de Titán. La diversidad mandó y nos dio lecciones de unidad.

Salud por eso.

Macaco. Foto: Pablo David Gutiérrez | NOISEY Colombia