Publicidad
Noticias

Ningún venezolano se va a gastar el salario de un mes en condones

Con la caída de los precios de petróleo, en Venezuela escasea todo menos la gasolina. Incluso el sexo seguro se esta volviendo un lujo para los venezolanos.

por VICE Staff
06 Febrero 2015, 10:18pm

Foto via Flickr: trec_lit.

No es fácil ser Nicolás Maduro. Durante mucho tiempo su país se ha venido sosteniendo con las rentas que obtiene de sus enormes reservas petroleras— el crudo aporta alrededor de un 95% de los ingresos por exportaciones y un 25% del producto interno bruto de Venezuela viene de las industrias del petróleo y el gas. Tener estas inmensas reservas de petróleo trae sus beneficios (en 2014 un galón de gasolina costaba 6 centavos de dólar en Venezuela), pero gracias a la caída de los precios del crudo, el país de Maduro se encuentra al borde del colapso financiero.

Ahora los venezolanos tienen que hacer largas filas para recibir alimentos, los cuales se han vuelto cada vez más escasos a medida que se desploman los precios del petróleo. Pero también hay otros indicios del colapso del país vecino: esta semana, un usuario del portal Mercadolibre.com puso a la venta un paquete de 36 condones al disparatado precio de 755 dólares.

Sin embargo, la noticia refleja más el problema del desabastecimiento en Venezuela, que el verdadero precio de los condones en el país. "Acá normalmente no se venden cajas de 36 condones. Esa es gente que se aprovecha de la situación, viaja y revende a precios absurdos", le dijo a VICE Colombia Samantha Mesones, la autora del blog Oh My Porn. Sin embargo Samantha aclaró que a pesar de lo que diga Mercadolibre es poco probable que esa persona logre vender su botín de látex a ese precio. "El salario mínimo acá está en 830 dólares. La cesta básica venezolana debe rondar los 2.500 dólares. Es decir , es una locura vender una caja de condones a 750 dólares ¿Quién coño paga un sueldo de un mes por condones? NADIE".

De hecho las farmacias venezolanas venden paquetes de 6 condones por 15.8 dólares, lo cual no es tan caro si consideramos que un almuerzo promedio cuesta unos 50 dólares o una camiseta de MNG o Zara más de 1.000 dólares. El problema es que, al igual que muchas otras cosas, los condones están agotados. "El petróleo bajó, y el chorro de dinero paró así que estamos en problemas, uno de ellos: escasez de condones. Pero es solo uno de ellos", afirmó Samantha.

La explicación económica es simple: la baja en los ingresos por exportaciones significa que el Gobierno tiene cada vez menos dinero para invertir en importaciones y programas sociales. "En lugar de recortar el gasto social, la respuesta de Maduro a la disminución de ingresos ha sido acabar con las importaciones", reportó la revista económica Bloomberg hace unos días.

Hoy en día, la inflación ha superado el 50% en Venezuela, en Caracas una caja de tampones cuesta 17 dólares y una Coca-Cola de 2 litros cuesta siete. Y eso si llegas a encontrar una tienda cuyas estanterías no estén vacías. Por su parte, el Gobierno culpa a los dueños de las tiendas por la escasez de productos — según VICE news, la agencia de inteligencia del país incluso ha llegado a arrestar a los dueños de Farmatodo, la cadena de farmacias y artículos de aseo personal más grande del país "bajo la acusación de conspirar para crear el espectáculo de cientos de personas esperando en filas para obtener bienes escasos con el objetivo de dañar la imagen de su administración y así dar a promover una contrarrevolución".

Sin embargo, según Samantha, el problema no está en los dueños de las grandes cadenas: "A eso (la escasez) súmale los revendedores. Su profesión es hacer filas a toda hora. Compran todo y al usuario común no le queda nada. Los llaman 'bachaqueros'". Así que quién haya puesto el anuncio en Mercadolibre podría ser considerado un bachaquero virtual y no un vendedor cualquiera.

Sin importar quien sea el culpable, Bloomberg reporta que los condones empezaron a agotarse en diciembre y ahora encontrarlos es prácticamente imposible.

La cosa empeora: el aborto es una práctica ilegal en Venezuela, lo que significa que si una mujer que no tiene acceso a un preservativo resulta embarazada tiene dos alternativas: tener el bebé o acudir a una clínica de abortos ilegales. No es la primera vez que se da una escasez de condones en países con una economía regulada por el Estado. En abril del año pasado, Cuba no pudo satisfacer la demanda de anticonceptivos por parte de sus ciudadanos, lo que vació las estanterías de las farmacias. Dado que la escasez se vivió hace exactamente 9 meses, pronto llegarán las cifras que mostrarán cómo la insuficiencia de anticonceptivos afecta a la tasa de embarazos entre adolescentes.