arte

El 'voguing' es un acto de resistencia política, según el artista Rashaad Newsome

Newson recuerda en sus obras que "el vogue, culturalmente, se creó como una forma de resistencia" de comunidades queer negras y latinas.

por Nadja Sayej
05 Enero 2018, 4:31pm

Rashaad Newsome, Five (St. Croix), 2015. Foto: Quiana L. cortesía de Rashaad Newsome Studio

Este artículo fue publicado originalmente en Garage nuestra plataforma de arte y cultura.

El voguing comenzó a ser parte de lo mainstream en los años ochenta, pero su influencia en la cultura pop ha persistido —miren el video de FKA Twigs, Glass & Patron, por ejemplo—. Sin embargo, el mundo del arte contemporáneo se ha demorado más en ponerse al día, y Rashaad Newsome no estrenó su proyecto Five relacionado con el vogue sino hasta la Bienal de Whitney en 2010. "Fue la primera vez que el voguing se llevó a cabo en el contexto de un museo", dijo Newsome a GARAGE desde su estudio de Brooklyn, "y generó un nuevo interés en el vogue como una práctica performática legítima. Antes de eso, nunca lo veías".

Ahora, para que coincida con el tardío debut europeo de Five en festivales europeos en Hamburgo y Berlín, Newsome también está recopilando material para un documental relacionado que planea lanzar en 2019. "El voguing es parte de la extraña diáspora queer negra y latina y, como participante, siento que es importante hacer un trabajo para y sobre esa comunidad".

Rashaad Newsome, Five (St. Croix), 2015. Foto: Quiana L. Adams, cortesía de Rashaad Newsome Studio.

El performance de Newsome —el título [Five] es una referencia a las cinco clasificaciones clave del vogue: manos, catwalk, giros y drops, duckwalk y trabajo de piso— involucra más que solo bailarines en un escenario, también hay músicos en vivo, outfits vistosos, un MC y un cantante de ópera, que producen una alegre mezcla cultural. Newsome también está entusiasmado con la diversidad inherente a la forma: "Digamos que tienes experiencia en ballet o en la danza de África Occidental", explicó. "El voguing incorpora eso y sigue recopilando mucha información; no hay otra forma de baile como esa".

Rashaad Newsome, Five (St. Croix), 2015. Foto: Quiana L. Adams, cortesía de Rashaad Newsome Studio.

En sus próximas obras, Newsome planea producir un conjunto de esculturas de aluminio que hagan eco de los movimientos del bailarín. "Si puedes imaginar la línea de la mano del bailarín y convertir su movimiento en una forma física, esa es la escultura", dijo. "Está en el linaje de la pintura de acción; es pintura post-acción. Quiero desafiar la naturaleza efímera del performance". Newsome también va en contra de las rutinas establecidas del vogue, pues elimina la música house en la mezcla musical. "Tenemos un sintetizador para hacer referencia a los sonidos industriales post-punk y gótico que fueron dominantes en Alemania en la década de 1980", explicó.

Newsome ya ha filmado escenas para su película en París, Londres, Tokio, Sudáfrica y São Paulo, subrayando la popularidad internacional de la danza. "Estoy entrevistando y filmando personas de diferentes comunidades y rastreando la producción cultural de cómo la cultura joven y queer negra y latina se encontró a sí misma en todo el mundo", dijo Newsome. "Se trata de la globalización de esta práctica". Y si bien Newsome ha introducido el vogue en el contexto del arte contemporáneo, lo ve como algo que debería controlar su propia autoría.

"¿Cómo encuentran las personas marginadas alguna movilidad social ascendente usando la cultura que [ellos] crearon, cuando las masas no la celebran hasta que es adyacente a lo blanco o es recreada por un Estados Unidos blanco?", preguntó. "El voguing se puso en marcha al mismo tiempo que comenzó la crisis del SIDA y, a medida que más personas entraron en escena, la conversación fue prontamente dirigida por personas que no formaban parte de la comunidad. No se trata de que la gente no pueda participar en la cultura, sino de que quienes la crean tengan una agencia sobre ella. Este es un trabajo con, para y sobre la comunidad".

El voguing es, entonces, inherentemente político. "El vogue, culturalmente, se creó como una forma de resistencia", concluyó Newsome. "Lo estoy usando como una forma de desafiar lo qué la escultura y el dibujo pueden ser. Ese es el trabajo del artista: impulsar las cosas adelante".

Five se presentará en el Festival Kampnagel en Hamburgo, el 26 y 27 de enero y en el Festival CTM en Berlin, el 1 y 2 de febrero, de este año.