Publicidad
Entrevista

VÄG: Así suena la nueva psicodelia sueca, puro Rock n' Roll setentero

Desde Estocolmo vibra una onda tremenda de blues, rock and roll, heavy y rock psicodélico para decir una vez más que los clásicos siguen más vigentes que nunca.

por Lina Alonso
16 Junio 2017, 7:53pm

Con un poco de escepticismo por el clima bogotano y listos para dos presentaciones en la capital colombiana, llegó esta agrupación sueca conformada hace dos años y medio con una apuesta moderna pero retro, grunge y blues a la vez. Un grupo con un repertorio diseñado para perder la cabeza en una explosión total del más clásico sonido rocanrollero con la vibra natural y estridente del grunge.

El universo de VÄG está compuesto de infinidad de paisajes surreales, así como de distintos ritmos, de diálogos interminables entre el hombre y la sociedad, las ciudades, la experiencia arrolladora de los grandes centros y fenómenos comerciales del mundo y su repercusión en el espíritu del ser humano. Sus letras nos hablan de la batalla eterna de las luces y las sombras del progreso, y de cómo la mente se somete en estos juegos bajo el influjo de los sonidos desafinados e intermitentes de estos escenarios. No obstante, el amor y el desamor, cada dilema personal, el día a día, el estar a la deriva, padecer un guayabo tremendo o el simple hecho de vivir.

VÄG traduce del sueco carretera, lo que sintetiza un poco el espíritu de la banda. Sobre todo por la experiencia de su vocalista Alex, quien vivió cierto tiempo de esta forma errática, por no decir que nómada, por las calles y suburbios de la ciudad. De esa experiencia deducen una idea de libertad ligada al carácter inquieto y móvil que sobrevive en muchos hombres y mujeres del mundo. Como afirman en su página oficial, VÄG es una banda de carretera, es un sonido viajero que arrastra, como el blues primitivo, historias interminables, sonidos tremendamente elaborados con un sin fin de matices.

La agrupación tiene el soporte del gran productor Johanes Berglund y de su manager Fredrick Öst quien coordina a su vez una propuesta de diseño llamada SNASK que se encargó de darle forma y el ambiente tripeado que ellos querían, una imagen totalmente acorde con su sonido, esto sin contar que hizo de casa disquera para el lanzamiento de su primer álbum "Stockholm tillsvidare" lanzado el primero de abril del 2015. VÄG se compone de Alexander Norberg en la guitarra y en la voz, Erik Kockum en la batería y Fredrick "Jackan" Backström en el bajo.

Hablamos con ellos.

Noisey: ¿Por qué los setenta en pleno siglo XXI? ¿Por qué la iniciativa de retomar este sonido?

ALEXANDER: Bueno, hay que tener en cuenta que es un sonido moderno, no siento que estemos retrocediendo, estamos haciendo la música que nos gustaría escuchar.

ERIK: Hay una gran diferencia entre lo que se hizo antes y lo que estamos haciendo nosotros. Es decir, no tenemos exactamente el mismo sonido de los setenta o las mismas referencias, pero nuestro suelo, nuestra base en común sí son los 70, incluso los 60.

FREDRIK: La mayoría de bandas de rock crecen y se desarrollan en principio tocando la música de sus influencias y, en algún momento, habrán pensado que sonaban increíble tocando eso, pero que no los escucharían si seguían haciendo algo que ya está hecho. En nuestro caso lo haremos para nosotros. Por ejemplo, The Hives, ellos tocaban música que no era popular, pero luego la gente vino 5 años después y dijo "¡Son increíbles!" a lo que ellos respondieron que eso mismo llevaban haciendo hace 5 años porque estaban tocando la música que amaban. Pienso que ese es el sentido de ser moderno. No siempre se tiene que tratar de serlo, sino de ser como quieres ser.

JACKAN: La música de los setenta, el rock de los setenta, es nuestra más grande inspiración, pero hay que saber tomar el gusto adecuado de este género.

ERIK: Cuando comenzamos a hacer esto fue sobre todo en una sesión de jamming, jugando con algunas cosas de Jimmy Hendrix, tocando un par de sus canciones y luego nos dimos cuenta que era muy divertido y valdría la pena seguir haciéndolo, pero a nuestra manera.

¿Cuál fue la primera canción que sacaron de esas influencias?

ALEX: Tengo la respuesta precisa para esta pregunta, definitivamente. Mi madre tocaba el piano antes de que yo naciera, lo cual creo me dio cierto influjo anterior, cierta magia para la música. Luego tuve mi primera guitarra a los dos años, entonces al principio sólo la rasgaba, jugaba con ella y no la tocaba muy bien, pero cuando ya comencé con más rigor lo primero que saqué fue "Johnny Be Good" de Chuck Berry. Yo no entendía lo que decía la letra, pero la canción me parecía fenomenal, Tenía como dos o tres años. Insistía en tocarla siempre que podía y les decía a mis padres. Todavía la sigo tocando.

ERIK: Es una pregunta curiosa porque en mi caso recibí más que todo el influjo del Grunge. Más que Hendrix u otras cosas estaba Nirvana. La primera canción que saqué fue "Come As You Are". Recuerdo que fue con un amigo que la sacamos por primera vez, él en la guitarra y yo en la batería, y cuando lo logramos fue increíble porque pensamos que podíamos hacerlo para siempre. Pero en ese momento fue como ¡Podemos hacer música!

JACKAN: Mi primera canción fue "Six O´Clock Rock" (Johnny O´Keef), la parte del piano. Yo tenía como cinco o seis años y luego, cuando ya comencé a tocar guitarra y bajo, fue "Hey Joe" de Jimmy Hendrix y o fue tal vez "Knockin On Heavens Door". Alguna de esas dos, que en realidad son bastante largas. Pero sin duda alguna la que más padecieron mis amigos fue "Hey Joe" porque cada vez que cogía la guitarra la tocaba una y otra vez.

La idea de hacer fusión, un fenómeno común en la música de ahora, ¿les atrae? Usar otros instrumentos, experimentar otros ritmos...

JACKAN: Es muy natural, en grabación tenemos por ejemplo otras percusiones.

FREDRIK: Es más cuando la banda comenzó teníamos un trombonista, un pésimo trombonista que luego se fue. Tuvimos otra vocalista que en algún momento colaboró con nosotros. No tenemos problemas con eso, es más, creemos que alimenta nuestro sonido. Acá en Bogotá vamos a tocamos con Laura Triana quien nos acompañó con las bongas.

ERIK: Nunca sabes con qué tipo de músicos te vas encontrando en el camino, entonces cada vez que llega alguien así pone su propio ritmo, entonces siempre hemos estado dispuestos a recibir propuestas así.

¿Cómo nace Väg?

ALEX: En un refugio contra bombardeos. En Estocolmo hay un refugio que sirve a su vez de ensayadero y de tarima para las bandas emergentes y funciona 24/7 y nadie puede molestarte. Una vez hubo una pelea por unos instrumentos robados y en la mitad del caos, habíamos visto a Jackan que era de otra banda y mientras pasaba todo este caos decidimos irnos a un bar y bueno nos quedamos hablando de nuestros gustos, de nuestras afinidades, ahí decidimos formar la banda.

¿Cómo se ven en 5 años?

FREDRIK: Creo que nos va a pasar algo muy similar a lo que pasó con The Hives, la gente dirá "¡Son increíbles!" y van a asociarnos con Hendrix o con Iggy and The Stooges o lo que sea, pero será nuestro sonido y no como muchos que terminan en el Techno o cosas así.

ERIK: Cada vez que escribes otro álbum, cuando lo grabas siempre vas cambiando algo, entonces definir una sola dirección es difícil, se toma dirección diferente. Aunque sea rock al final te vas dando cuenta que hay cosas que no se pueden repetir u otras que no se deben cambiar; por ejemplo, esto es algo que nos está pasando con este segundo álbum.

ALEX: No sabemos qué va a pasar con nosotros ni en tres semanas, mentira, ahora tenemos algunas giras agendadas entonces estamos en eso. Estamos en la grabación de nuestro segundo álbum. Ante todo, queremos que cuando alguien pronuncie VÄG diga ¡Esta gente es increíble!

¿Cómo ven la escena psicodélica en este momento?

JACKAN: En los países en los que hemos estado, como en Alemania, España, Suiza, o en general en Europa, hay una escena muy grande. Siempre va subiendo en popularidad por presentar esta idea musical de algo que no puede reemplazarse, de algo que sigue vigente. En realidad, es muy fuerte.

¿Cómo se posiciona Väg en esta escena?

ERIK: En realidad hemos sido rechazados de unos cuantos festivales psicodélicos porque nos consideraban no lo suficientemente psicodélicos. Somos muy rock n` roll para esa "verdadera" psicodelia, somos muy pesados para esta escena.

¿Cómo definen su sonido?

ALEX: En los primeros discos ya comienza a definirse nuestro sonido, pero en este segundo hay otro, entonces también es un poco difícil determinar uno solo, pero sí por lo menos hay unos tres matices. Hay fragmentos totalmente sucios, otros más blueseros y otros mucho más rock and roll.

ERIK: Aquí volvemos al tema de las influencias. En un principio esas influencias se notaban demasiado, los sesenta y los setenta estaban muy latentes, ahora tenemos algo mucho más Black Sabbath. Luego nos inclinamos un poco por los noventa, por algo más pesado. Hay otra cosa que queremos mantener, algo que nos caracteriza, y es que nunca grabamos cada cosa por separado, sino que nos mantenemos tocando juntos y siempre sale algo diferente, se improvisa y nunca suena igual a la grabación y queremos mantener esa energía de cuando tocamos en vivo, hacerlo siempre diferente, mantener ese feeling. A veces terminamos grabando cosas que comenzamos a tocar sin premeditarlas.

JACKAN: Hay un lineamiento que nos diferencia entre nuestro sonido y el sonido que espera la industria musical ahora. Los productores se concentran en vender bien los discos y las grabaciones donde las bandas toquen siempre tal cual suenan en el disco, pero nosotros estamos más enfocados en ofrecer un verdadero sonido en vivo, otra experiencia diferente a la del disco. Es honesto sonar en vivo como se suena en el álbum, sobre todo ahora cuando todo mundo usa bastante sintetizadores, o pistas u otros elementos para reemplazar el trabajo verdadero de la interpretación. Igual eso depende de cada quien y del enfoque que le quiera dar a su agrupación, pero para nosotros la vibra en vivo es definitiva.

ALEX: El sonido mágico, orgánico y misterioso de la música es lo que nos interesa. Nadie lo puede explicar, nadie sabe cómo sucede, es como si tuvieras una conexión telepática con las personas con las que tocas, porque hay segundos en que tienes una conexión plena y entiendes todas las improvisaciones. Los miras o nos miramos y es ahí donde nuestro sonido nace. En realidad es algo más mágico.

FREDRICK: Existen canciones muy famosas en la historia del rock and roll que fueron grabadas casi que sin darse cuenta o sin total conciencia de la banda. Eran canciones que surgían en el espíritu del trabajo conjunto, es algo muy bueno, es algo muy artesanal, es música de verdad para nosotros, una cuestión que va más allá del estudio.

Escuchen un poco de VÄG a continuación