Publicidad
Tonic

Hongos en los genitales: también ahí los hombres pueden contraer infecciones

En un día caluroso, a veces un pene puede pasar de oler al sudor natural a apestar como una caneca de basura.

por Matthew Terrell; traducido por Juan Regis
13 Noviembre 2017, 11:15pm

Imagen: TONIC

El área húmeda de la ingle de un hombre, con todo y su residuo de sudor y orina, puede adquirir un aroma, alimentado por la testosterona, que evoca el poderío masculino. Para muchas personas, dicho olor puede ser bastante placentero, incluso atractivo (feromonas). Pero en ocasiones, un pito puede pasar de oler al sudor natural de un hombre a oler como un bote de basura en un día caluroso de verano —rancio, a salsa de pescado con pañal sucio—. Dicho olor agrio podría ser un indicador de una infección fúngica en los hombres.

Así es, los hombres también contraen infecciones fúngicas. Y ya que un hombre puede transmitir la infección a su pareja es vital aprender cómo identificar y tratar este problema. Los mismos intrusos que provocan el pie de atleta y sarpullido son los responsables de las infecciones fúngicas en el pene. Este tipo de infecciones, en hombres y mujeres, se dan principalmente en áreas del cuerpo calientes y húmedas donde las colonias de hongos se reproducen.

Las infecciones fúngicas en el pene, las ingles, dedos del pie e incluso axilas pueden transferirse de lugar a lugar. Así es como podrían esparcirse: caminando descalzo en las regaderas del gimnasio puedes contraer pie de atleta, infección que prospera en el ambiente caliente, húmedo y obscuro de tus tenis. Después de quitarte los zapatos, las calcetas y rascarte los pies, los hongos se quedan en tus dedos. Entonces, si te rascas los huevos, existe la posibilidad de que lleguen hasta tu ingle. Todo esto lo provoca el mismo hongo en la piel.


Lea también en VICE:


De acuerdo con James Elist, urólogo del centro médico Cesars Sinai de Los Ángeles especializado en disfunción eréctil, este tipo de autocontagio es común en los hombres. Elist dice que es posible que un hombre pueda transmitir una infección fúngica a su pareja sexual. Cuando esto sucede, ambos suelen experimentar algunos síntomas: comezón, inflamación y un olor desagradable. Las mujeres podrían presentar flujo vaginal, mientras que los hombres no presentan este tipo de síntomas (esto hace que las infecciones de este tipo sean más difíciles de detectar).

Aproximadamente el 75 por ciento de las mujeres experimentarán una infección fúngica en su vida, pero la literatura que existe en torno a los casos de infecciones fúngicas en los hombres es bastante limitada. Se estima que entre un 14 y 18 por ciento de hombres tienen una infección de este tipo en sus penes, pero muchos no se dan cuenta, no acuden al doctor o no presentan síntomas. Elist cita una lista de conocimientos básicos relacionados con este tipo de infecciones que las mujeres suelen conocer, pero que los hombres desconocen. "Los factores de riesgo para los hombres incluyen tomar antibióticos. Los hombres con diabetes son más propensos a las infecciones fúngicas. Incluso puedes contagiarte en los cuartos de vapor o sauna. Cuando vayas a nadar, no permanezcas sentado mucho tiempo con el traje de baño húmedo. Los hongos de multiplican en ambientes húmedos", comenta Elist.

Un hombre puede transmitir una infección fúngica a su pareja. Cuando sucede, ambos experimentan síntomas como comezón, inflamación y un olor desagradable

El tratamiento para las infecciones fúngicas en hombres y mujeres es esencialmente el mismo. Clotrimazol, un medicamento que no requiere receta, se utiliza para tratar este tipo de infecciones, el sarpullido ocasionado por los pañales, el pie de atleta, y sarpullido en general. Para infecciones más recurrentes, el medicamento oral fluconazol (diflucan) también es muy común en hombres y mujeres.

Elist dice que la mejor forma de evitar una infección fúngica en los hombres es lavar el área genital todos los días. Los hombres sin circuncisión deben retraer el prepucio después de orinar y quitar cualquier tipo de humedad o piel muerta. Todos los hombres deben lavarse el pene con agua caliente y jabón.


Lea también en VICE:


"La mayoría de los hombres desarrollan infección fúngicas porque no secan sus ingles", dice Elist. "El aire es la mejor cura cuando se trata de infecciones. Si se requiere utiliza una secadora para secar el área genital. Si tienes suficiente privacidad camina desnudo después de bañarte".

De acuerdo con Elist, enseñar a los niños buenos hábitos de higiene desde una edad temprana es extremadamente importante, sobre todo para aquellos sin circuncisión porque tienen un índice más alto de adquirir infecciones en el pene. "Los padres deben enseñarle a sus hijos a retraer el prepucio, limpiarlo, y a secar sus genitales después de orinar y bañarse", recomienda Elist. "Cuando son bebés, los padres tienen que limpiar los prepucios de sus hijos con un Kleenex o hisopo".

Los hombres que crecen sin saber cómo cuidar sus genitales podrían presentar problemas mayores en el futuro. Elist cuenta la historia de un hombre que no podía orinar. Al principio, los doctores creyeron que se trataba de una infección en la próstata. Cuando las enfermeras intentaron drenar la vejiga del hombre, no pudieron encontrar la uretra. Su prepucio había cubierto por completo la cabeza de su pene. Elist se dio cuenta que se trataba de una infección fúngica bastante grave. La infección bajo el prepucio se había irritado tanto que el paciente desarrolló balanitis.

Para tratar al paciente, Elist tuvo que hacer una pequeña incisión sobre el prepucio, dejó al hombre orinar, y entonces proceder con el tratamiento. Por la gravedad de la infección, Elist tuvo que someter al paciente a un circuncisión semanas después de haber erradicado el problema. Un poco de higiene en los genitales y una breve visita al doctor pudieron haber evitado esta penosa situación. Hombres, tengan en cuenta que un pito limpio es un pito feliz.