Gel para el clítoris y coca

Un poco de Wet Wow y las melodías de Lightning Love.

|
ago. 27 2012, 3:00pm

SEXO – Gel estimulante Wet Wow

Sólo una vez en mi vida he tenido un orgasmo sin la ayuda de estimulación directa sobre el clítoris. Fue con mi novio de la prepa. Lo hicimos de misionero, de noche y en la playa (es en serio), justo antes de que mi V se volviera dependiente de los vibradores y el porno. Con tantas mujeres incapaces de venirse por culpa de los antidepresivos y los amantes güevones, apoyo todo tipo de producto que ayude al orgasmo femenino.

Me enviaron dos muestras del gel estimulante Wet Wow: Gentle O y Max O. Antes de usarlo, busqué los ingredientes. Contiene yerbabuena y mentilo de nicotinato, esa madre que usan para ensanchar los labios, y que funciona incrementando el flujo de sangre y dilatando los capilares. También contiene butil éter vanílico, responsable de la sensación de calor.

Primero probé el Gentle O. Hice que mi novio lo frotara según las instrucciones: “frotar una pequeña cantidad a los genitales externos femeninos, incluyendo el clítoris, alrededor de la capucha del clítoris, los labios y la apertura vaginal externa”. Hizo que mi vagina se sintiera cálida y con un leve cosquilleo. Después nos pusimos a darle con ayuda de un vibrador para darle al Wet Wow la oportunidad de sorprenderme con un orgasmo extra explosivo. Chicas, si todavía no están usando un mini vibrador cuando tienen sexo, necesitan empezar a hacerlo. Les recomiendo el RO 88mm Bullet Vibe, disponible en Babeland por 25 dólares.

Frotarte con un mano mientras te penetran es una buena combinación, pero para un orgasmo tan fuerte que te quedarás sorda por un momento, usa el vibrador.

Me vine como loca, pero le daré el crédito a mi novio y al minivibrador. Más que ayudar al orgasmo, creo que el gel ayuda a aumentar la sensación general. ¡Me encanta!

Luego traté el Max O sola con mi Bullet Vibe. Aunque suelo ser de la idea de hacer las cosas a lo grande o no hacerlas, preferí el Gentle O. Mientras que este gel me provocaba un ardor agradable, el Max O me quemaba más como “Dios, arde, ¿necesitaré ir al doctor?”. Era como si mi pepa se hubiera fumado un mentolado.

Puedes comprar el Wet Wow en www.stayswetlonger.com. Compra el Gentle O y por el amor de dios que no te caiga en los ojos. 

DROGAS – La recaída de la cocaína

La coca usa una máscara sexy. Un polvo blanco y delicado que cuando lo inhalas sobre ese elegante espejo te deja empapada. Ese clítoris palpitante que te produce la emoción de ingerir algo ilícito por tu hermosa nariz. Una línea inhalada de forma discreta en un club, entre tragos de champaña, antes de terminar en el departamento de algún ruco en Tribeca.

Luego llega la mañana.

La cocaína eleva los niveles de dopamina y serotonina en el centro del placer de tu cerebro. Cuando el efecto de la droga se desvanece, es como si Isaac Newton te diera una cachetada en la cara: por cada acción siempre hay una reacción opuesta. Entre más te elevas, más fuerte es la caída.

Es como escalar una montaña. Quieres subir hasta alcanzar la cima, hasta que llegas al borde de la colina y sabes que ni siquiera un paracaídas te salvará de lo que viene. Arañas ansiosas recorren tu pecho y tejen una red de miedo en tu mente.

"Dios mío, hay sangre en mi almohada. Me sangró la nariz de nuevo. ¿Voy a necesitar cirugía reconstructiva? Eso no lo cubre mi seguro.”

La paranoia toma el control.

"Todos me vieron ir al baño toda la noche. Mierda, estaba drogadísima.”

Dormir es la mejor cura, pero es físicamente imposible.

"No me puedo hacer esto otra vez."

Una mala recaída puede ser la gota que derrama el vaso, la cereza en un pastel de razones para dejar el polvo atrás. Quizá borres el teléfono de tu dealer y pases meses sin comprar una bolsita.

Después, llego Año Nuevo. Hay lentejuelas en tu vestido y brillantina en tu vino, Falta una hora para la medianoche. Cuando alguien te ofrece una pequeña línea blanca, tu respuesta es sí.

MÚSICA - Lightning Love

Me pinto el pelo de rojo y uso medias rotas de red. Disfruto de la pansexualidad y la cuasigamia (un término utilizado para describir la cuasi-monogamia, que aprendí de James Deen), pero adivina que más me encanta:

Grey's Anatomy.

ASÍ ES. LA PUTA. ANATOMÍA. DE GREY.

Quiero agregar que Sasha Grey's Anatomy también vale la pena.

En fin. Lo que intento decir es que todos necesitan un poco de pop en su vida de vez en cuando. Ayuda a no volverse un hijo de puta condescendiente. Y Lightning Love es ideal para aquellos que están cuidando su ingesta de azúcar. Las elegantes melodías de este trío de Michigan están acompañadas de una letra bastante pesada y oscura. La música es tan hermosa que al principio no notarás la profundidad del contenido lírico.

Sientes que son güeyes que saben mucho sobre medicamentos con receta. Me gustaría tomarme una cerveza con ellos para platicar sobre su tratamiento favorito para el Trastorno Obsesivo Compulsivo. Elegí este trastorno entre tantos que existen porque, igual que las nubes en una pintura realista, sí, son acolchonadas, pero se pintaron con una exhaustiva atención a los detalles.

Una de mis canciones favoritas de Lightning Love es "Deadbeat". Suena como: “sí, te estoy corriendo güevon pedazo de mierda, pero me veo demasiado bien para deprimirme por ello, además tengo 37 mensajes nuevos en OkCupid y una cita con un viejo rico en un bar de champaña, así que vete a la verga”.


Puedes descargar "Deadbeat" aquí. Es de su próximo álbum, Blonde Album, que saldrá a la venta el 28 de agosto de este año.

Anteriormente: Sabores sexuales y candy tripping

@TheBowieCat

Más VICE
Canales de VICE