Publicidad
tebeo tropical

Mason Lindorth juega con pixeles y plastilina derretida

Los mundos que crea Mason Lindroth abren una nueva dimensión de exploración virtual. Me recuerda a las gráficas de las computadoras personales primitivas, pero un poco más peculiares y derretidas.

por Ines Estrada
23 Diciembre 2014, 7:00pm

Cuando empezaron los videojuegos, hace ya varias décadas, su elaboración se limitaba al lejano y mágico mundo de empresas como SEGA o Nintendo. Afortunadamente, hoy en día hacer un videojuego no está limitado a personas con alto conocimiento tecnológico y capitales millonarios detrás de sus proyectos. Gracias a internet y a tecnologías que ahora se han vuelto accesibles para simples mortales como nosotros, han surgido nuevos creadores de videojuegos, cuyas creaciones, más que juegos en sí, parecen representaciones interactivas de sus viajes. Esta es de las pocas cosas que me hacen pensar que en realidad tal vez sí vivamos en una época chévere...

De estos nuevos artistas que hacen videojuegos, Mason Lindroth es uno de mis favoritos. Su trabajo no destaca en lo técnico; la movilidad es un poco tosca y los motivos de sus juegos totalmente misteriosos. Sin embargo las gráficas son radicalmente innovadoras. Los mundos de sus juegos están construidos con base en la plastilina, y por medio de algún programa (o tal vez sólo sea magia) los convierte a gráficas de pixeles al mejor estilo de Paint (del cual, por cierto, hay un emulador genial llamado CloudPaint). Su trabajo me resulta un poco nostálgico porque me recuerda a las gráficas de las computadoras personales primitivas, pero un poco más peculiares y derretidas.

Los mundos que crea Mason Lindroth abren una nueva dimensión de exploración virtual. Sus juegos varían en interfaz y temática, pero en todos predomina un ambiente extraño y vivo. Los espacios y personajes incitan a la curiosidad y la imaginación. Al parecer, la única meta de Mason Lindroth es propiciar la vagancia en los jugadores, haciéndonos caminar sin sentido por sus extraños mundos, dándole clic a todo lo que se mueva, y también a lo que no.

Si se quieren tripear con algo realmente loco y diferente, vayan al archivo de juegos de Mason Lindroth. Todos los pueden jugar gratis y la mayoría ni si quiera se tiene que descargar, sólo denle click a la versión web. ¡Buen viaje!