Rock al Parque 2017

Todo lo que debes saber: Draco Rosa para 'dummies'

Hurgamos en las mejores épocas y facetas del ‘dragón’, que cerrará el festival gratuito más grande de América Latina.

por Santiago Riomalo; ilustraciones por Zafaraz .
30 Junio 2017, 10:44pm

Vea aquí todo nuestro cubrimiento de Rock al Parque 2017.

Como es costumbre, un grande del rock en español estará encargado de despedir a los seguidores del Festival Rock al Parque. En este caso, y por tercera vez, el puertorriqueño vieja guardia Draco Rosa les dará la estocada final a los tres días del evento musical gratuito más grande de América Latina con un show para conmemorar los 20 años de su álbum Vagabundo.

Así que para ir calentando motores hicimos una disección del trayecto sonoro de uno de los compositores más aclamados de la región para que le entren sin pudor a este dragón y le saquen el jugo durante su presentación el próximo lunes 3 de julio.

El Draco pesadito (y rockerito)

A este man siempre le ha gustado serpentear entre la balada y el rock duro. Y aunque en ambas facetas se desempeña bien, a nosotros nos gusta más el Draco distorsionado y cadenciosamente estridente. Antes de ponernos a hurgar en sus discos como solista, hay que echarle mano al sonido de la banda que lo vio nacer.

Y no, no es Menudo.

El de traje amarillito brillantón es Draco. El chiquito de traje verde es Ricky Martin.

A finales de los años ochenta, Raf Hernandez, Danny Palomo, Lonnie Hillyer, Tony James y Robi Draco se juntaron en California, Estados Unidos, para formar Maggie's Dream: una banda que no duró mucho, pero sacó un disco del mismo nombre de la banda que logró cierta relevancia en la escena rockera de la época. Gracias a sus potentes presentaciones, la banda giró como telonera de Fishbone y Faith No More y entró en el radar del sello Capitol Records. En 1990, ya tenía su primer y único producto discográfico en el mercado, donde sobresalía un bajo cargado de funk y una voz muy al estilo Lenny Kravitz.

Pillen las once canciones con las cuales Robi Rosa, como le decían entonces, se sumergió en el universo pecaminoso del rock.

Ahora: a meterles diente a algunos de sus temas pesaditos.

A lo largo de su carrera como solista casi todos los discos de Rosa se nutren de temas con riffs para cabecear, seguidos de baladas melancólicas e introspectivas. La fórmula le funcionó y permitió que sus dos primeros álbumes de estudio, Frío (1994) y Vagabundo (1996), se volvieran dos peldaños de culto.

Después vendrían varios discos que no son tan buenos como los primeros. Un Songbirds & Roosters (1998), que reencauchaba las canciones del Frío cantadas en inglés; un Mad Love (2004), opacado por el éxito comercial de 'Más y más' y por la faceta popera de Draco Rosa (la cual lo lanzó al estrellato internacional); un Teatro del Absurdo (2007), al que las críticas le dieron palo por su naturaleza experimental; un Amor Vincit Omnia (2009), que explora las raíces folclóricas de Draco, pero que resulta algo aburrido y no apto para cerrar Rock al Parque; por último, un Vida (2013), que llegó luego de que Draco superara un cáncer de hígado y donde este reencauchaba varios de sus temas más emblemáticos en colaboración con un lista pesada de artistas latinoamericanos.

En definitiva, para Robi Draco Rosa todo tiempo pasado fue mejor.

Para entrarle al Draco melancólico

Como dijo Robi Draco en una entrevista a finales de 2016, "lo sagrado (en mi música) es lo romántico y las cosas más light y lo maldito es realmente lo psicodélico, el rock n' roll y lo improvisado". Bajo esa premisa se dio cuenta de que él y su banda debían tener dos tipos de presentaciones para separar lo maldito de lo sagrado: los shows íntimamente acústicos y los estridentes, hechos para espacios abiertos.

Ojalá hubiera entendido eso antes del Estéreo Picnic del 2015.

(Vean al pobre quejarse del mal sonido del escenario contiguo en el minuto 3:05.)

Esperamos que este lunes festivo, Draco se dé garra con "lo maldito". Pero es innegable la versatilidad que tiene a la hora de sentarse en una butaca a cantar mientras su voz retumba en un lugar pequeño y acogedor. Por eso escogimos algunos temas como 'Llanto subterráneo', 'Vivir' o 'Te fumaré', que pueden tocar fibras sensibles.

Para entrarle al Draco productor

En esta parte solo esperen canciones estúpidamente comerciales.

Draco Rosa fue un Rey Midas de la producción. Además de incursionar con su carrera como solista, el man estaba metido en el cuento de componerles y producirles a colegas. Ricky Martin, Julio Iglesias y Ednita Nazario se vieron beneficiados por la habilidad de Robi y su capacidad de crear hits de ventas.

En 1999 terminó de escribir y trabajar en el primer producto discográfico de Ricky Martin en inglés, el cual llevaba su mismo nombre. Y esta vez se pasó de calidad: le regaló a Ricky la canción 'Livin' la vida loca' (seguro yo no soy el único al que no le gusta, pero se la sabe completica luego de unos guaros).

Ese mismo año le dio un empujón creativo al disco Corazón, de su amiga Ednita Nazario, y en 2000 volvería a ayudar a Ricky Martin con el disco Sound Loaded. También produjo algunas de las canciones incluidas en el disco Noche de cuatro lunas, de Julio Iglesias.

Cinco años como productor le bastaron a Draco para figurar entre los artistas más comerciales del pop latino. Lo curioso es que ha vendido muchos más discos como productor que como solista y quizá por eso decidió dejar de lado las consolas y quedarse solo con su guitarra y su micrófono.

Hasta la fecha no ha dicho que quiere volver a producir. Pero si lo hace solo esperen éxitos y canciones peligrosamente pegajosas.

Así suena el Draco Rosa bajo perfil.

Sabemos que a muchos les puede mamar la idea de tener de nuevo a Draco Rosa en Rock al Parque. Pero aguanta ir a verlo: el álbum que va a conmemorar es uno de los mejores del rock en español.

***
Draco Rosa se presenta este lunes 3 de julio en el Escenario Plaza a las 9 de la noche.