Publicidad
Motherboard

Trascendió audazmente todos los límites: el legado visionario de Stephen Hawking

Hawking no solo fue un impresionante científico, sino también un gran escritor y pensador visionario interesado en la exploración espacial y la colonización, la Inteligencia Artificial (IA) y el futuro a largo plazo de nuestra especie.

por Giulio Prisco; traducido por Maria Claudia Dávila
14 Marzo 2018, 3:58pm

Imagen vía Getty

Este artículo fue publicado originalmente en Motherboard, nuestra plataforma de tecnología.

Giulio Prisco es un físico teórico futurista y científico informático que escribe sobre ciencia, tecnología y futuro. También es cofundador de Space Cooperative.

Stephen Hawking fue uno de los principales físicos teóricos y cosmólogos de nuestro tiempo. Nunca fue galardonado con un Premio Nobel porque su investigación sobre la física cuántica y la termodinámica de los agujeros negros estaba demasiado lejos de la posibilidad de la verificación experimental.

Vale la pena señalar, sin embargo, que la "radiación de Hawking" de análogos y artificiales agujeros negros, se ha observado recientemente en el laboratorio, y parece plausible que una mayor investigación sobre agujeros negros artificiales le haya ganado a Hawking un Premio Nobel por sus pioneros estudios teóricos. Nunca lo sabremos, porque el Premio Nobel solo se otorga a científicos vivos.

Hawking murió hoy, a los setenta y seis años.

Para mí y para muchos otros futuristas, Hawking fue —y es— un héroe que representa el espíritu humano indomable. Ante una enfermedad cruel que lo confinó a una silla de ruedas durante la mayor parte de su vida adulta, privándolo progresivamente de sus habilidades, Hawking no se dio por vencido. Se casó dos veces y tuvo tres hijos. Incapaz de escribir y hablar, usó dispositivos futuristas de alta tecnología para comunicarse.

Hawking no solo fue un científico superior, sino también un gran escritor de ciencia y un pensador visionario interesado en la exploración espacial y la colonización, la Inteligencia Artificial (IA) y el futuro a largo plazo de nuestra especie. En sus especulaciones filosóficas, como en su vida personal, Hawking no reconoció límites.

"Creo que lo que nos hace únicos trasciende nuestros límites", dijo Hawking en 2016, en el aniversario número cincuenta y cinco del vuelo espacial pionero de Yuri Gagarin, al anunciar la iniciativa Breakthrough Starshot para enviar la primera sonda robótica a las estrellas. "La naturaleza nos lleva al suelo. Pero volé a Estados Unidos. La naturaleza me prohíbe hablar. Pero aquí estoy ".

Lanzado por el multimillonario ruso Yuri Milner, Breakthrough Starshot es un programa de 100 millones de dólares para desarrollar tecnologías para pequeñas nanosondas robóticas y haces de luz con el poder de acelerar las sondas al veinte por ciento de la velocidad de la luz —lo suficientemente rápido como para alcanzar el sistema estelar más cercano en una generación—. Hawking estaba en la Junta de Breakthrough Starshot con Milner y el Director Ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

"El límite que enfrentamos ahora es el gran vacío entre nosotros y las estrellas", agregó Hawking. "Pero ahora podemos trascenderlo". Con rayos de luz y la nave espacial más liviana jamás construida, podemos lanzar una misión a Alpha Centauri dentro de una generación. Hoy, nos comprometemos con este próximo gran salto al cosmos. Porque somos humanos y nuestra naturaleza es volar".

"El límite que enfrentamos ahora es el gran vacío entre nosotros y las estrellas": Stephen Hawking

Hablando en un festival de ciencia en 2017, Hawking pidió volver a poner en pie y acelerar el programa espacial para "elevar a la humanidad" y darle a las personas un propósito. "Estoy convencido de que los humanos necesitan abandonar la Tierra", dijo. "Necesitamos reavivar la emoción de los primeros días del viaje espacial en los años sesenta. Si la humanidad va a continuar durante otro millón de años, nuestro futuro está en ir audazmente a donde nadie más haya ido antes".

Al escribir en The Independent con Stuart Russell, Max Tegmark, y el premio Nobel Frank Wilczek, Hawking observó que debido a que la investigación en Inteligencia Artificial avanza rápidamente, podría producir máquinas más inteligentes que los humanos. "No hay límites fundamentales para lo que se puede lograr", afirmaron los científicos. "No hay una ley física que impida que las partículas se organicen de forma tal que se realicen cálculos aún más avanzados que los arreglos de partículas en cerebros humanos".

Los científicos hablaron en contra del desarrollo imprudente de la tecnología de Inteligencia Artificial. Advirtieron que esto podría plantear riesgos importantes, como armas autónomas y desempleo tecnológico. A largo plazo, es posible que no podamos controlar la Inteligencia Artificial avanzada.

Quizás, pensó Hawking, la humanidad eventualmente será reemplazada por máquinas pensantes. "Estas máquinas serían una nueva forma de vida, basada en componentes mecánicos y electrónicos, en lugar de macromoléculas", dijo. "Eventualmente podrían reemplazar la vida basada en el ADN, así como el ADN puede haber reemplazado a una forma de vida anterior".

Pero hay otra posibilidad más atractiva: nuestros descendientes podrían encontrar formas de copiar las mentes humanas a computadoras avanzadas, un proceso aún hipotético conocido como transferencia mental, y fusionarse con máquinas pensantes. "Teóricamente es posible copiar el cerebro en una computadora y así proporcionar una forma de vida después de la muerte", dijo Hawking. "Sin embargo, esto va más allá de nuestras capacidades actuales".

Vale la pena señalar que un avance importante anunciado ayer, un día antes de la muerte de Hawking, podría permitir que las personas con vida hoy, puedan preservar su cerebro hasta que se desarrollen capacidades de transferencia mental. Quizás algunos lectores logren el sueño de Hawking y vayan a las estrellas como mentes electrónicas.

Tagged:
ciencia
Stephen Hawking
muerte
inteligencia artificial
futurismo
actualidad
agujeros negros