El especial de fotografía 2016

La sala de la esperanza: documentando la Venezuela post Chávez

"Este trabajo es sobre la desigualdad, sobre la tensión y el peligro que se evidencian en la vida diaria [en Venezuela]". —Natalie Keyssar.

por Natalie Keyssar
09 Noviembre 2016, 2:00pm

Esta serie hace parte del Especial de fotografía 2016.

Una joven manifestante en el centro de San Cristóbal, la ciudad fronteriza con Colombia, en la que empezaron las primeras marchas masivas en 2014. La etiqueta de "estudiante venezolana" sobre la camiseta de la chica es una respuesta a los reclamos del gobierno de Nicolás Maduro, que sostenía que los manifestantes no eran estudiantes sino infiltrados del imperio utilizados para desestabilizar el país.

Desde que Hugo Chávez murió en marzo de 2013, se ha agudizado la crisis en Venezuela. A Nicolás Maduro se le ha dificultado mantener unida la coalición socialista que formó su predecesor. La escasez de comida, electricidad y medicinas ha provocado disturbios; la tasa de asesinatos —que de por sí ya era alta— se ha incrementado, y la inflación, la corrupción y el control de precios han hecho que algunos productos básicos sean imposibles de comprar. "Este trabajo es sobre la desigualdad", dice la fotógrafa Natalie Keyssar. "La tensión y el peligro se evidencian en la vida diaria". Sus fotos registran, además, un momento decisivo para "un sueño igualitario en un país que tenía los recursos naturales para alcanzarlo, pero que ahora parece estar en peligro de colapsar".

Un rayo de luz atraviesa Altamira, un enclave de clase alta de Caracas.

Un árbol de un parque cerca de un centro de votación en Catia, un barrio de Caracas, el día en que los simpatizantes del gobierno perdieron su mayoría en el parlamento frente a la oposición

Una joven embarazada en su habitación en El Carpintero, en el distrito de Petare, Caracas. ARRIBA, DERECHA: Un arcoíris se extiende sobre la Cordillera de la Costa Central, que separa Caracas del Océano Atlántico.

Una oficial de la policía de Caracas se esconde detrás de un escudo antidisturbios, mientras recibe empujones de los manifestantes en el cacerolazo de 2014, que coincidió con el Día Internacional de la Mujer.

Miembros de una pandilla del occidente de Caracas posan para una foto en una de sus bases.

Una mujer toma una bolsa de hojas que fue usada como barricada durante una protesta y la tira al suelo, mientras grita con ira.

Una familia come en un restaurante en Antímano, Caracas.