El número en llamas

La escuela donde Al-Nusra forma a la próxima generación de yihadistas

La fracción siria de Al-Qaeda entrena a niños y adolescentes para que se conviertan en guerreros sagrados.

por Saily Hayden
27 Febrero 2016, 1:00pm



Esta historia hace parte de la edición de febrero de VICE.

En agosto de 2015, Medyan Dairieh, realizador de VICE News, obtuvo acceso exclusivo a la fracción siria de Al-Qaeda, Al-Nusra, que lucha contra las fuerzas del presidente, Bashar al-Assad, y el Estado Islámico.

Dairieh estuvo más de un mes con el grupo yihadista explorando su territorio en expansión, y se reunió con los miembros de mayor rango, quienes por primera vez revelaron su identidad en pantalla y hablaron sobre su doctrina militar.

Al-Nusra, que juró lealtad a Al-Qaeda hace dos años y ahora está emergiendo como un poderoso contrapeso al Estado Islámico en Siria, ha tomado control de varios pueblos estratégicos en la provincia noroccidental de Idlib. Además de suministrar agua, electricidad y alimentos a la población local, Al-Nusra tiene una escuela, la Academia Religiosa Cachorros de León, en Alepo, donde forma a chicos muy jóvenes para que se conviertan en la nueva generación de Al-Qaeda, y para la yihad.

No todos los niños de la academia provienen de familias relacionadas con Al-Qaeda, pero sí la mayoría. Al enseñarles que morir en la yihad los convertirá en mártires, es más probable que se unan a los cientos de miles de niños soldados que son utilizados y abusados en conflictos alrededor del mundo.

Abu Anas (izquierda), estudiante que llegó recientemente de Uzbekistán, todavía está aprendiendo árabe. Le dijo a VICE que extraña a su familia pero no a Uzbekistán, porque "ellos no aprueban la yihad y nos llaman terroristas. Nos tienen miedo. No quieren la yihad. No quieren las leyes de Alá". Más tarde, agregó que su padre "murió como mártir" pero no reveló dónde.

Los niños cantan canciones con letras como esta: "Oh, Madre, no estés triste; he escogido la tierra de la yihad. / Seca tus lágrimas, sólo fui a vencer a los judíos".

Al-Nusra controla territorios en Alepo e Idlib. Actualmente lucha en tres frentes: contra el régimen sirio, contra las fuerzas kurdas y contra el Estado Islámico. Abu Baser, maestro de los niños, le dijo a VICE: "Los jóvenes establecerán un califato que seguirá las tradiciones del profeta y llevarán el mensaje de la yihad".

Aún cuando crecen rodeados por la guerra, los niños siguen viviendo muchas de las experiencias de una infancia común. Practican deportes; los llevan a un antiguo parque de diversiones donde empujan carritos chocones que ya no tienen electricidad, y van a la piscina.

Muchos de ellos han presenciado actos espantosos. Un niño de Idlib dijo: "Vi a los nusayris (alauitas) matar a hombres y masacrar a mujeres y niños. Hay muchas personas que no tienen ningún conocimiento religioso. Les enseñaré y los invitaré, pero si no escuchan, usaré la espada".

Abu Khatab Al-Maqdisi, el miembro del Frente Al-Nusra asignado para acompañar al equipo de VICE, habló de los estudiantes con orgullo. "Con el favor de Dios, esperamos que estos cachorros lideren la nación y pongan fin a la opresión", dijo. "Esperamos que sea una generación poderosa... Quienes están a cargo de su educación hacen todo lo que pueden y trabajan con los recursos disponibles para criar a esta generación, que liderará la yihad en el futuro".

Mientras manejaba hacia la línea de combate en la base aérea Abu Al-Duhur, en Idlib, Al-Maqdisi dijo que la Academia Religiosa Cachorros de León era un motivo de esperanza. Comentó: "Se siente alegría cuando vemos a niños como estos que crecen obedeciendo a Dios... criados correctamente. En el futuro cercano llegarán a una edad en la que podrán ir a los campos de entrenamiento y sostener armas. Serán la próxima generación que llevará la carga de la yihad y liderará la nación... la yihad en y fuera de Siria, Dios mediante. Quisiera ser niño de nuevo y estar con ellos".

En la escuela, Abu Ashak (no aparece en la foto), un joven estudiante que parecíatener unos diez años, dijo que su padre y su hermano luchaban para Al-Nusra en Qalamoun, donde estaban sitiados por el Estado Islámico y el ejército libanés. El chico dijo que no los había visto ni había hablado con ellos en dos años.

"Mi padre me recuerda a Osama bin Laden, quien luchó contra los estadounidenses y los aterrorizó. Un día mi padre será como él", continuó. "Y yo quiero ser como el hijo de Osama. Pasa el tiempo predicando y desde que era pequeño empezó a estudiar el Corán. Por eso se convirtió en un jeque a temprana edad. Por eso es importante que piense en mi futuro ahora".

Abu Ashak piensa que ir a la academia es vital porque "me ayuda a prepararme para el Juicio Final, pero también es importante ir a la escuela para asegurarte tu futuro. Tienes que prepararte para tu futuro".

Mientras tanto, el hermano menor de Abu Ashak, Abu Omayer (a la derecha), que parece tener unos cinco años, dijo que sus padres lo enviaron a la academia. "Quiero ser un inghamasi (combatiente suicida) por Alá", afirmó con una tímida sonrisa.

Sheikh Abdu Salam, líder de Al-Nusra, quien nunca había estado ante las cámaras, habló con VICE en una entrevista exclusiva. "La diferencia entre la primera y la segunda generación de Al-Qaeda es que la primera tuvo que operar en secreto en áreas controladas por los tiranos, como Siria y otros países", dijo. "Luego cambió para dirigir la lucha como un grupo. La nueva generación, alabado sea Dios, vio el verdadero rostro de Al-Qaeda. Dios se los facilitó... Esta nueva generación de Al-Qaeda está más consciente, así que sabemos que esta batalla, Dios mediante, tiene un resultado establecido, que es la victoria sobre el régimen y establecer nuestro propio estado islámico".