Publicidad
conversaciones

Un café con Rødhåd, el caudillo de Dystopian

Tuvimos la oportunidad de charlar con Mike Bierbach durante su primer visita al país, donde nos contó acerca de sus vivencias en Suramérica y el deseo de culminar su primer trabajo en largo en este 2017.

por Cristian Cope
24 Enero 2017, 7:45pm

Fotos por: Cesilio

A finales del año pasado, los rumores asociados a la inesperada visita a nuestro país de una figura gigante del techno resonaban cada vez con más fuerza dentro del círculo devoto del género. Luego, la segunda edición del Sónar Bogotá disipó cualquier posible duda y confirmo lo esperado: Rødhåd llegaría por primera vez a Bogotá.

En tiempos donde se recibe cada vez con más frecuencia a artistas preponderantes del circuito electrónico actual, Mike Bierbach aún sostenía una cuenta pendiente con nuestro país. El caudillo de Dystopian, colectivo que se convirtió a sello desde mediados de 2012, rápidamente se ha posicionado como uno de los artistas más apetecidos por promotores, clubes y festivales a nivel mundial. Sus extensos y perfectamente entrelazados DJ sets, acompañado de una estética visual propia y cotidiana ligada al sello, hacen de Rødhåd toda una figura mística dentro del sombrío circuito techno, una especie de vikingo que sobresale dentro de un ejercito uniformado con camisetas negras de cuello en V.

Tuvimos la oportunidad de charlar con Bierbach en el norte de la ciudad, y contrario a lo que muchos piensan, la sencillez y espontaneidad tal vez sean las únicas armas de este guerrero germánico. Al son de un capuchino, me contó acerca de sus vivencias en Suramérica, su posición respecto a los tops anuales, y su deseo de culminar su primer trabajo en largo antes de que culmine este 2017.

Así transcurrió este coloquio.

Tengo entendido que desde un comienzo te atraían bastante los sets de referentes como Adam Beyer y Chris Liebing, pero, ¿cuál fue ese primer disco de techno que verdaderamente te voló la cabeza?

En realidad, además de meterme de lleno en esto, también fue el primer vinilo que compré: Constant Chaos, de Green Velvet. Fue a comienzos del 2000, cuando comencé a tocar y pude comprar mi primer par de tornamesas a los 16 años.

¿Cómo fue el proceso de comenzar un sello en una era donde el techno tenía tanta oferta?

Comenzamos organizando fiestas en 2009, así que todo se fue dando para que el sello llegara tres años más tarde. Fue un proceso bastante natural, era el siguiente paso que se había que tomar. Antes de comenzar a producir ya era reconocido como DJ, así que era un buen momento para ver qué pasaba. Tuve la oportunidad de producir las dos primeras referencias del sello en 2012, y desde entonces nos ha ido bastante bien.

Has tenido la oportunidad de remezclar leyendas de la vieja escuela como Radio Slave, DJ Deep y Chris Liebing. ¿Qué otros nombres todavía siguen pendientes en esa lista de deseos?

Cuando se trata de remixes, ando un poco quisquilloso con el tema últimamente. Recibo muchos pedidos para hacer remixes, y en lo personal trato de buscar algo que sea completamente distinto al concepto que vengo trabajando. Por ejemplo, el remix de Howling fue un caso bastante especial, ya que el tema original está muy distante de lo que yo hago. Me gustan más los desafíos que contengan samples vocales, o algo súper reducido, o simplemente algo acústico que no se asemeje mucho a la línea que maneja el techno en general.

Hablando del remix de Howling, ¿llegaste a pensar que sería tan exitoso?

No (risas). Puede ser algo pegajoso, pero nunca lo vi como el hit de la temporada. Tal vez represente mi visión en torno a la música: es deep, tiene vocales cósmicas, pero cuando lo escuchas encuentras varias capas y sonidos. En verdad me esforcé produciéndolo, así que me alegra mucho ver el resultado posterior.

¿Cómo han sido tus vivencias con Suramérica?

Previo a esta venida, ya había tocado en Argentina, así que ya tenía una pequeña idea sobre con qué me iba a encontrar. Lo que más me sorprendió fue el ver a tanta gente efusiva y emocionada por las presentaciones. En Chile, especialmente, no pensaba encontrarme con tanta gente asistiendo a un evento en el que era headliner por primera vez. Todo ha sido muy bonito.

No es necesario recalcar que has logrado un reconocimiento mundial gracias a tus habilidades como DJ. ¿Qué opinas de aquellos promotores que bookean DJs únicamente si son productores?

Lo hacen porque quieren vender entradas. Es la pura verdad. En tiempos donde las redes sociales son tan importantes, la mayoría de promotores, en especial los de festivales masivos, tienen que buscar estrategias para vender sus entradas. Por el lado contrario, cuesta mucho vivir únicamente de ser productor. Ejecutando tu música en vivo es como se obtiene algo de ganancia por estos días. Incluso si vendes 10.000 copias de un disco, no se puede vivir exclusivamente de ello.

Hay quienes aseguran que tus dos últimos 12" en Dystopian son un preámbulo para tu primer álbum. ¿Habrá algo en el horno listo para salir?

En lo personal, fue más como una especie de examen que tenía que hacer antes de hacer el álbum como tal. La idea de hacer mi primer largo la he tenido desde hace año y medio, pero en el último año me fue muy difícil poder ir al estudio con cierta concurrencia. Solo pude producir dos remixes, y no tuve ni un solo lanzamiento, pero en parte también se debe a que me mudé a otro estudio en Berlín. Fue algo que me tomó mucho tiempo, pero el deseo de hacer el álbum sigue estando presente. Para este año traté de reducir mis fechas como DJ, así que esperemos a ver qué pasa.

El año pasado hiciste un par de B2B memorables con Âme y DVS1. ¿Cuáles ingredientes consideras esenciales para lograr un back to back destacado?

Creo que lo esencial es lograr una empatía. Me gusta mucho tocar con DVS1, ya que manejamos una línea de música bastante similar, lo que facilita que haya una buena química entre ambos. Mientras que con Kristian Beyer (Âme) lo interesante es el desafío de poder dar un paso hacia la dirección que presente cada uno. Él, especialmente, puede tirar un track que yo nunca tocaría, pero que en el momento encaja perfectamente en lo que estamos haciendo.

No hay duda que el EC10 de Recondite en Dystopian ha sido uno de los puntos altos a lo largo de su catálogo. ¿Qué piensas de aquellos comentarios en redes que argumentan una pérdida de chispa en el proceso creativo de Lorenz?

Sé de lo que estás hablando, pero contrario a lo que mucha gente piensa, creo que Lorenz encontró una conexión musical bastante honesta con los chicos de Tale of Us e Innervisions. Cuando escuchas lo que produjo previo a su debut en Dystopian, casi que de inmediato sientes que EC10 ha sido el EP más agresivo de todo su catálogo. Esto no quiere decir que ya no tengamos una relación cercana, pero entiendo completamente que no quiera irse por esta línea de techno agreste, dentro de la cual –según él– no encaja del todo.

Cuando se habla de techno en Berlín, tal vez Dystopian y Giegling sean los dos colectivos que mejor estén haciendo las cosas dentro de la portentosa escena de la capital alemana. ¿Cómo es la relación de ustedes con el parche de Weimar, y cuál es tu postura frente al hype que han tenido en los últimos años?

Tenemos una muy buena relación con todos los chicos de Giegling. En lo personal, conozco desde hace un buen tiempo a varios de ellos, como a Konstantin, Ateq, Vril y Edward. Incluso desde antes que existieran ambos sellos. Pienso que su éxito deriva en que siguen haciendo lo mismo que han venido haciendo desde el comienzo, sin importarles el marketing ni demás factores por el estilo. La verdad no entiendo el porqué de su hype, más si se tiene en cuenta que siempre se han mantenido fieles a la filosofía del sello. Así haya gente que se queje del precio elevado de sus discos, o porque se agotan bastante rápido, la mayoría no sabe el esfuerzos que estos chicos le ponen a su trabajo, sentándose en su oficina a sellar disco por disco distribuyéndolos por su propia cuenta. Por ejemplo, Prince of Denmark no se presenta en vivo, un chico introvertido y humilde al que seguro no le llama la atención exponerse a un público grande, pero también merece un ingreso monetario por el trabajo que hace. Todo al final tiene sentido.

¿Cuál fue tu álbum favorito lanzado este pasado año?

La verdad es que encontrar un álbum de techno que sostenga un buen balance entre la línea del club y la de home listening es bastante difícil, pero diría que The Untold Way, el álbum de Monoloc que lanzamos en Dystopian fue mi favorito. Sascha ha tenido una gran solución en su sonido, y creo que esto es una gran muestra de ello.

¿Y el track que nunca te cansaste de tocar?

De hecho todavía toco mucho mi remix de Howling [risas]. En realidad los tracks que más utilizo son aquellos que no sobresalen, bases de noise o kicks que produzco y que sirven para cualquier momento. Pero de tener que nombrar uno, sería "Plastic Dreams" de Architectural en Non Series, funciona bien con todo.

¿Qué artista te sorprendió en 2016?

Aunque me cueste mucho sacar el tiempo para escuchar a otros artistas, diría que Antigone va por muy buen camino. Pude escucharlo por primera vez en 2009 cuando debuté en Concrete, y tanto como DJ al igual que como productor ha crecido y evolucionado hacia un estilo propio muy interesante. Sin duda será una de las figuras relevantes de la próxima generación.

Hablando de sorpresas, hubo quienes se sorprendieron al verte ocupar la posición #20 dentro del top anual de DJs de Resident Advisor. ¿Cómo es tu relación con esta clase de listas?

No las tomo muy en serio, ya que al final viene siendo un simple indicador efímero de popularidad. No te puedes tomar muy en serio una lista que no tenga a DJs como Jeff Mills en los primeros puestos. Obvio, me alegra que reconozcan y aprecien mi trabajo al igual que el de mis colegas, pero no es el objetivo principal de cada año. El marketing se ha convertido en un factor relevante de la industria.


¿Qué viene para Rødhåd y Dystopian en este 2017?

Como te dije previamente, la idea es trabajar más en el estudio. Con Vril tengo pensado juntarme para realizar algunos jams. Ya tenemos listo un lanzamiento de Woo York con remix de The Advent, el cual llegará en el primer semestre del año. También tendremos un paquete de remixes de los dos últimos EPs míos en el sello, en el que se podrán encontrar nombres como Donato Dozzy y Silent Servant.


***

A Cristian Cope lo pueden invitar a tomar un café (u otras cositas) por aquí.


Sigue a THUMP Colombia en Facebook