Publicidad
how to

Guía para salir de fiesta si eres una persona introvertida

Si se hace bien, salir de fiesta puede ser una de las mejores cosas que una persona introvertida puede hacer.

por Anna Codrea-Rado
04 Mayo 2016, 4:42pm

Photo by Gakuto Ochi via Flickr

Estamos estrenando fan page. Síguenos en THUMP Colombia.

Mi nombre es Anna y soy introvertida. También me gusta la música dance y parchar con mis amigos porque, contrario a lo que se cree, ser introvertido no significa ser un paria social, sino que adquiero mi energía a partir de mí misma en lugar de externamente, de otras personas. En otras palabras, a un extrovertido le gusta hablar con desconocidos en un bar, eso lo emociona. En cambio a mí me emociona lo que algunos psicólogos llaman "búsquedas solitarias", como por ejemplo, escribir un ensayo sobre ser introvertida y rumbiar, mientras escucho Dauwd a todo volumen.

Como muchos introvertidos, los parloteos no solo me aburren sino que además me dejan exhausta. Eso significa que ir a fiestas en las que no conozco a nadie puede drenarme por completo. Entonces, aunque ir a sitios en donde el ruido es excesivo, hay demasiados estímulos y gente desconocida no parezca una opción adecuada para un introvertido, estoy aquí para contarte que hay maneras para que la maquinaria interna de tu personalidad no interfiera con las cosas que te gustan hacer.

De hecho, si se hace bien, salir de fiesta puede ser una de las mejores cosas que una persona introvertida puede hacer, pues escuchar tu música favorita en un salón oscuro mientras haces intervalos cortos (y opcionales) para hablar con tus amigos es el paraíso. Sin más preámbulos, aquí está mi pequeña guía para salir de fiesta si eres introvertido.

1. No salgas por salir

Que disfrutes de alejarte del confort de tu apartamento depende de cuanto te gusta el DJ que vas a ver. Aunque esto aplica para todos, si eres una persona extrovertida probablemente estés bien hablando con gente y conociendo nuevas personas. Pero para la mayoría de introvertidos, si no están familiarizados con el line-up, es poco lo bueno que sacan de estar en un salón en el que las luces parpadean y el volumen es tan alto que ni siquiera puedes escuchar tus pensamientos, mucho menos lo que te dicen tus amigos. Entonces la sugerencia es: escoge bien tu fiesta.

Contrario a lo que se cree, ser introvertido no significa ser un paria social.

2. Mantén tu grupo pequeño y cercano

No me gusta ir a bailar en grupos grandes o con gente que no conozco tan bien. Listo, lo dije. Me gusta mantenerme con las personas más cercanas a mí y a las que más quiero, personas agradables que sé que no van a drenar mi energía. Parcho exclusivamente con personas con quien sé que no habrá la necesidad de charlar porque podemos perfectamente compartir un momento de silencio. Seamos realistas: no vas a alcanzar un estado elevado de iluminación mientras una persona con la que no te sientes cómoda te cuenta sobre los problemas de su vida.

Foto por Bruno Bayley

3. Descansa un rato en casa antes de salir

Tómate tu tiempo para alistarte. Cuando eres una persona introvertida, socializar es un círculo vicioso de interactuar con la gente y luego descansar un rato. Puede que no suene lógico pero si tienes la esperanza de triunfar mientras pasas tiempo con otras personas, prográmate para pasar un tiempo haciendo lo que a ti te gusta antes de salir. Por ejemplo, toma un baño, escucha un mix del DJ que vas a ver, prepárate una buena cena o sírvete un trago hasta que estés listo para salir.

4. Elige un bar para el pre

Lo que me arruina la experiencia de salir a rumbiar es el extremadamente largo preámbulo. Ir a bares repletos de gente que no conozco es algo que no me aguanto, entonces para cuando llego al club estoy completamente exhausta y con ganas de irme a casa. Pero puedes solucionarlo: si eres tu el encargado de elegir dónde comenzar la noche, puedes asegurate de que el ambiente del bar es de tu agrado.

5. Entra al dancefloor tan pronto como puedas

La calidez de la pista de baile es el motivo por el que te aguantaste todo esto. Disfrútalo. Deja que te consuma. Muévete al ritmo de la reconfortante melodía del techno. Solo escucha. No tienes que hablar con nadie, no tienes ni siquiera que mirar a nadie. Déjate llevar.

6. Si te quieres ir, vete

No te sientas mal por eso, y no dejes que nadie te haga sentir culpable. No todas las noches van a ser épicas (aunque acéptalo, igual te sentirás mal por irte).

Foto por Robert Foster

7. Ve al remate en la casa de algún amigo

Si sobreviviste hasta este punto te mereces una recompensa: el remate. Puedes descargarte con tus amigos y tener charlas trascendentales. Contrario a lo que se piensa, las personas introvertidas no odian hablar con la gente. De hecho, muchos disfrutan ese tipo de debates pseudo-filosóficos con sus amigos cercanos. ¿Qué mejor lugar para un debate pretencioso que la casa de tu mejor amigo a las 5:00am?

8. No te sientas mal por cancelar todos tus planes del día siguiente

Necesitas recuperarte, y no solo del guayabo. Ese tiempo a solas que pasaste antes de salir de fiesta te pudo haber ayudado a tener energía para la noche, pero es probable que al final de la noche te sientas completamente devastado. Silencia tu celular, pon algo de Kiasmos y diviértete en completa soledad.

***

Anna Codrea-Rado es editora de THUMP News. Síguela en Twitter.