Quantcast

Nuestro diccionario ilustrado le enseña sobre formas de corrupción

La mejor forma de combatir esta problemática es entenderla a fondo, y eso implica conocer sus formas de manifestarse en el país.

PorNathalia Guerrero Duqueilustraciones porJuan Ruiz

Conozca aquí todos los contenidos de nuestro mes 'VICEvsCORRUPCIÓN'.

Actualmente todos en Colombia nos sentimos con toda la propiedad del mundo para hablar sobre corrupción, sin tener mucha idea de a qué nos estamos refiriendo.

Primero la Contraloría saca una cifra estrafalaria: 50 billones de pesos al año se come la corrupción en este país. Cifra que, según expertos que han estudiado durante años la corrupción de cerca, como Henry Murrain, es totalmente imposible de demostrar. Lo único que por ahora sabemos es que estamos refiriéndonos a todo como corrupción, sin siquiera definirla en todas sus formas.

El término, según el centro de estudios Dejusticia, se define como un "un abuso o desviación de un poder delegado para beneficio o ganancia privada, que puede ser personal o para un tercero, que no necesariamente tiene que ser monetaria y que puede perjudicar el interés general". Esa definición es una cerca muy amplia, donde caben muchos delitos. Dejusticia afirma que dentro de los más reconocidos a nivel mundial están el tráfico de influencias, el soborno, la malversación de fondos, el conflicto de intereses y el nepotismo.

Según este centro de estudios, en Colombia son seis las formas de corrupción más comunes. En una investigación de delitos relacionados con formas de corrupción, Dejusticia encontró que 1071 de ellos tenían que ver con cohecho por dar u ofrecer, una forma de soborno muy común. Asimismo encontró que casi 900 tienen que ver con el delito de omisión del agente retenedor o recaudador y casi 700 con el de peculado por apropiación, ambos delitos propios de la apropiación de bienes públicos y privados,

Les dejamos a continuación las definiciones de estas y más formas de corrupción en nuestro diccionario ilustrado. La mejor forma de combatir esta problemática es entenderla a fondo, y eso implica conocer sus formas de manifestarse en el país. Para que la próxima vez pueda distinguir entre soborno y extorsión la próxima vez que vea el noticiero del mediodía.