Quantcast
Un fotógrafo nos muestra cómo nos vemos cuando estamos pegados al celular

Este fotógrafo recrea actividades cotidianas del mundo moderno con aparatos electrónicos invisibles.

Una señora mira por la ventana en una cafetería de Nueva York mientras sus dos hijas se sumergen en las pantallas durante toda la comida. Tan cerca y a la vez tan lejos de empezar una conversación, o de compartir un momento familiar, las tres integrantes dejan de lado cualquier tipo de contacto físico (acaso también humano) mientras el fotógrafo norteamericano Eric Pickersgill las contempla en silencio.

Esta escena, que me describió Pickersgill, cuando lo contacté desde Colombia, ocurrió cuando estaba estudiando Artes en Nueva York: fue, nada menos, la que lo inspiró hace un año en hacer una serie que mostrara las implicaciones de la tecnología en nuestras vidas.

Removed, o Removido, como denominó la serie que llegó a tener 100 fotos y, después de una depuración concienzuda, llegó a tener poco más de 30, trata de contemplar escenas cotidianas de las personas en el mundo moderno. Es decir, con celulares, iPads, iPods, etc., pero con el espacio vacío en las manos. En la serie, Eric decidió desaparecer esas arandelas tecnológicas sin cambiar la ilusión de estarlas mirando de forma absorta. Pensar en un mundo como el de antes es pensar en las personas haciendo todo tipo de actividades. Sin embargo, lo que quiere mostrar el fotógrafo es cómo nos vemos haciendo las actividades tecnológicas sin el aparato en la mano.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Pickersgill nació en Miami y se graduó de fotografía de la Columbia College de Chicago. Hizo un estudio en Bellas Artes en la Universidad de Chapel Hill de Carolina del Norte y empezó su camino artístico con varias pasantías artísticas. Fue allí donde empezó a volverse adicto a observar a las personas y a descubrir que dentro de lo que nos parece normal pueden surgir varios cuestionamientos.

Desde mi perspectiva, los aparatos electrónicos, cuya función recae en hacernos la vida más fácil, en acortar distancias y encontrar hobbys o amigos, se han convertido también en un muro que nos impide mirar hacia el frente. Para Pickersgill, "el objetivo con esta serie de fotografías no es criticar propiamente la tecnología, la cual yo también utilizo todos los días. Mi idea es más bien hacerla visible, eliminando los aparatos electrónicos de ellas".

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

"Al principio le pedí el favor a amigos y familiares que retomaran escenas de la cotidianidad que me habían parecido problemáticas: por ejemplo, la señora que está manejando su carro, mirando su 'celular'. Esa escena la recreé porque he visto a mucha gente manejando y mandando mensajes simultáneamente: eso es lo problemático", me dice Eric. Después de esto, quiso abordar a la gente en la calle. Les pidió el favor de que se dejaran tomar una foto sin celular, recreando exactamente lo que acababa de verlos hacer. "Solo una persona me dijo que no, pues a todos los demás les pareció que estamos demasiado sumergidos en nuestros aparatos", afirma.

Su punto no es juzgar. Su punto, más bien, es evidenciar una realidad.

Aquí más fotografías que evidencian su obra:

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.

Fotos por: Eric Pickersgill vía.