Publicidad
Las cosas más paila del mundo

Escuché el disco de Amparo Grisales y creo que necesito ayuda profesional

Hace 23 años "La Diva de Colombia" grabó ‘Seducción’, un álbum que nunca debió haber existido.

por Eduardo Santos
10 Mayo 2016, 10:35pm

Cuando pienso en Amparo Grisales se me viene a la cabeza la imágen de esa señora de casi 60 años que parece haber encontrado la fuente de la eterna juventud y de la que todo el mundo se ríe por su edad y arrogancia en público.

Y la verdad es que no es para menos.

Puede que “la diva de Colombia” fuese una diosa hace 40 años, haya protagonizado cuanta novela salia en esa época y hasta haya tenido un romance con Julito Iglesias. Pero hoy en día, no pasa de ser una figura controversial que se anda tildando a la gente de “ignorante” y “envidiosa” por burlarse de sus desnudos en Instagram o por su participación como jurado en un reality de imitadores de cantantes famosos.

Más allá de toda esta polémica que le encanta a los medios y a la gente que le hace memes todas las semanas, está un detalle que olvidamos: su fallida incursión en el mundo de la música. Una auténtica tortura en forma de disco que apareció en 1993 bajo el nombre de Seducción a la que elegí someterme voluntariamente para reseñarles, canción por canción, esta obra empolvada de nuestra diva criolla.

Disfruten (o sufran).

“Llámame”

Este es el tema con el que abre el disco y un entremés para todo el horror que se viene. En esta “apasionada” canción, Amparito vocifera frases tan poéticas y llenas de sensualidad como “Métete en mi pelo como flor de niebla rosa traicionera” o “Con los gritos de tu sangre llámame”. No se bien que quería decir con eso, pero bueno, los noventa fue una década bien confusa y simular todos los instrumentos de una canción con un sintetizador estaba muy de moda.

“Me muero, me muero”

Creo que cuando Amparo escribió la letra de esta canción (si es que ella la escribió) andaba en un verano tremendo. Afortunado el semental que tuvo que saciar sus “ganas internas” dejando que la diva “acariciara su pelo negro y su piel morena” cuando cumplió sus deseos.

“Cuando te marchas”

Aunque no lo crean, a las divas también les rompen el corazón. Esa es la esencia de esta canción melosa, en la que hasta suena una guitarra eléctrica en un momento épico mientras que Amparo asegura que está esperando que le vuelvan a llenar su “copa de amor”.

“En quanto ouver coracao”

No conforme con querer poner a sangrar los oídos de los colombianos, Amparo hizo una canción en portugués para llegar al fondo de los corazones brasileños. Otra balada estilo matrimonio con la que perdí cuatro minutos de mi vida sin entender mucho más que las palabras “corazón” y pasión”.

“Dosifícame”

Al parecer a la señora Grisales le gusta que la amen pero de a poquitos. Nada de ser intenso y cansón, porque “en eso del amor no se puede abusar” y ya habrá más días para empaparla de ese calor y sudor masculino que tanto le gustan.

“En la oscuridad”

Esta es la única canción del disco a la que se le hizo un video oficial. Y aunque muchos se burlen hoy en día de Amparo (aunque se mantenga muy buen conservada), aquí podemos ver porque era una visitante frecuente en los sueños húmedos de los colombianos a principios de los noventa. La diva en estado puro.

“La bambola”

¿Alguién sabe que putas es una bambola? En este tema Amparo se aventura a cantar en italiano y bueno, digamos que se le valora el esfuerzo.

“Si te vas”

Si todavía siguen metidos en este post, se darán cuenta que ese saxofón sensual con el que empieza esta canción es masomenos un resumen de lo que hemos escuchado hasta el momento. Pero tranquilos, ya casi vamos a acabar.

“Con que locura”

Cuando llegué a esta canción no sabía si quería saltar de una estación de Transmilenio o simplemente explotar. ¿Es posible ser más cliché y rosa? No creo. La verdadera locura es someterse a escuchar este disco de una sola sentada.

“Vendrás a buscarme”

Este disco no podía acabar de una forma diferente. Obviamente el que le termine a la diva va a acabar “pidiendole a gritos que lo ame”. ¿Por qué? Pues porque ella es LA DIVA. Nadie está por encima de ella. Jamás.

***

¿Será que estoy equivocado y este disco es una obra única y atemporal? Compartamos percepciones por aquí.

Tagged:
Music
Noisey
Basura
reseñas
tortura
artículos
Amparo Grisales
Seducción