Publicidad
elpapaXvice

La comida de avión del Papa Francisco es mucho mejor que la tuya

Una cosa es segura, como un aficionado a la pizza, sin duda está deseando una rebanada clásica de pizza neoyorquina.

por Alex Swerdloff
04 Septiembre 2017, 11:54pm

La gente está dedicada a hablar de cada detalle de la visita del Papa a Estados Unidos. ¿Con quién se reunirá? ¿Dónde va a dormir?

Pero pocos se han hecho esta pregunta: ¿Qué come el Papa?

A uno se le pasa por la cabeza que lo siguiente: en el desayuno, seis docenas de huevos de Pascua tomados directamente de la habitación subterránea del Conejo de Pascua. En el almuerzo, el menú típico de Viernes Santo: pescado en papillote ¿Y en la cena? Tal vez ni siquiera come nada por la noche, y simplemente aspira un poco de humo.

Después de escuchar que los detalles de la comida del Papa Francisco a bordo de su reciente vuelo de Italia a Cuba habían sido publicados, estos fueron sólo algunos de los platos que surgieron en nuestras mentes paganas.

Pero en realidad, al Papa le sirvieron algo que se ve un poco mejor que la bazofia notoriamente cuestionable que te dan en un vuelo nacional promedio.

"Para empezar con un canapé, había un camarón con hierbas y espárragos y una aceituna rellena", reporta la revista People con obvia envidia.

"Después hubo pasta, de dos maneras: raviolis de papa con una salsa bechamel cremosa y un crepe de pasta relleno de queso con calabacín limcello y salmón Chinook", continúan. No está mal.

Por último, "un postre de frutas dulce sencillo con una trufa de chocolate y una galleta de chocolate crujiente Sfizio".

Además, la corresponsal de Univision María Antonieta Collins, quien viajó en el mismo vuelo, le llevó al primer Papa argentino una caja de empanadas argentinas, que según los reportes, compartió con los otros periodistas a bordo.

¿Puede ser este el mismo Papa del que todo el mundo está hablando? De acuerdo con reportes anteriores, el Papa —con el debido respeto— no es ningún gastrónomo/gourmand. O por lo menos no lo puede ser, teniendo en cuenta las indicaciones del médico.

El elaborado banquete de avión parece estar en directa contradicción con la afirmación del New York Times de que el soberano favorito de todos se encuentra bajo estrictas órdenes médicas para mantener una dieta bastante ascética para todas las comidas durante su viaje al Nuevo y Capitalista mundo.

Según el Times: "[El Papa] no estará aprovechando la icónica escena de restaurantes de la ciudad: se encuentra bajo órdenes médicas de comer sólo pescado y arroz en la cena. Y ha solicitado bananos y agua para su habitación".

Entonces, ¿qué está comiendo el Papa? ¿Se da gusto en los aviones sólo para comer como un monje cuando llega a terra firma?

Una cosa es segura, como un aficionado a la pizza, sin duda está deseando una rebanada clásica de pizza neoyorquina.

Sigan el ejemplo del Papa, gente.