música

Que hablen los que saben: Lo mejor del sonido nacional independiente en 2014, Parte 1

Para esta temporada de tops musicales miopes y comprados realizados por redacciones maldormidas con ganas de salir a vacaciones de inmediato, decidimos poner la lista de favoritos del año en boca de quienes sí saben de lo que hablan. Primera entrega.

por VICE Staff
18 Diciembre 2014, 2:00pm


Para este fin de año, temporada de tops musicales miopes y comprados, realizados por redacciones maldormidas con ganas de salir a vacaciones de inmediato, decidimos poner la (primera) lista de favoritos en boca de aquellos que sí saben del tema para, de paso, evadir la horda de trolls que sin duda se amontona por allá abajo en los comentarios.

Mentiras.

La verdad fue que decidimos hacer un experimento: invitar a artistas, managers, promotores, periodistas, gestores, técnicos, fotógrafos, videógrafos... en fin, a toda esa gente que, cuando no está por ahí embriagándose y similares sin ningún tipo de límite o decoro en la zona VIP y/o en el backstage de algún evento musical (y así lo esté), siempre está activa en la jugada, encendiendo escena y generando la movida desde distintos frentes. La idea de fondo es sumar puntos de vista para lograr, juntos, una perspectiva amplia, diversa y, ante todo, consecuente con la escena alternativa e independiente de este país. Así, en este top colaboran personajes de todas las ondas, veteranos y emergentes que, junto a muchos otros, son los que hacen que este Lado B gire por aquí.

A las damas y caballeros participantes les pedimos amablemente:

A. Que (por favor) procuraran ser breves.
B. Que nominaran su hecho musical favorito del 2014 en Colombia.
C. Y por supuesto, que por favor guardaran la autopromoción para después.

A continuación, la primera tanda de patrones y patronas escupe su veredicto para este épico e inolvidable 2014, en el que en la nacional independiente pasó de todo lo que hay entre El Petronio Álvarez y Nine Inch Nails, en un texto híper enriquecido y cariñoso que, de paso, pueden ir archivando en su carpeta de favoritos de una buena vez.

¡Vamo' pue'!

***

Simón Mejía
Bomba Estéreo

"Yo voy ganao" de Systema Solar es mi track colombiano favorito de este año. Es lo primero que se me viene a la mente al pensar en lo mejor de 2014, pues la oigo y la oigo y ¡cada vez me gusta más! La canción me hace sentir lo que sentía hace años apenas comencé a mezclar folclor con electrónica: la emoción de la novedad y una alegría de esas que da la plenitud del mar y la playa, tan añorada acá desde el páramo. ¡Buena, Revancha del Burro!

***

Eddy Gómez
Llorona Records

Mi número uno este año fue el concierto de Red Bull Tres Mundos con los Crew Peligrosos en el Teatro Colón. Fue un concierto memorable y seguro se convertirá en un hito en la historia de la música. No solo por su puesta en escena impecable y por su calidad musical, sino por el significado que tiene para nuestro país unir tres mundos que han crecido separados y entender con hechos que la música y el arte nos unen, no solo como colombianos, sino como seres humanos. Creo también que en esta época en donde se nombra tanto la paz, este trabajo musical y este espectáculo nos muestran las infinitas posibilidades de encontrar canales de diálogo y entendimiento desde las diferencias y desde nuestra infinita diversidad.

Camilo Rozo, vía Redbull.

***

Chucky García
Periodista // Programador Artístico Rock Al Parque

De los 20 años de carrera que lleva este fue el mejor año de La Etnnia, por su show en RAP, por su vinilo doble y su premio Shock a Mejor artista o agrupación de hip hop; que el festival Estéreo Picnic lograra vender una boletería a ciegas bajo el nombre de "Creyentes" y en un país en donde nadie cree en nada también fue un gran logro; que un músico como Mario Galeano haya estado detrás del Mejor álbum del año en todo el continente según los Latin Grammy y a pesar de estar firmado por el uruguayo Jorge Dréxler fue sin duda el logro internacional más grande que tuvo la escena alternativa e independiente colombiana, pero, a mi gusto y parecer, el número uno a lo mejor del 2014 se lo doy al hecho de que muchas bandas y artistas nacionales en distintos géneros, como La Etnnia, Systema Solar, Meridian Brothers, Ensamble Polifónico Vallenato, Salt Cathedral, Estados Alterados, Son Palenque, Neurosis, Los Gaiteros de San Jacinto y Abelardo Carbonó, hayan lanzado su música en vinilo, así fuera en pequeñas cantidades. Este noble y acogedor formato que le devuelve a la música esa experiencia de poder volver a "palparla", a "olerla", a "verla" en una estantería, a "sacarla" de una funda de cartón para ver cómo es, fue usado este año por varios de la escena, con lo cual no solo expanden la experiencia de su música y se suman a esta resurrección vinilera que estamos viviendo, sino que nos permiten soñar con que algún día este país volverá a tener un gran catálogo de disco en vinilo, como al que alguna vez pudieron acceder nuestros padres y los padres de nuestros padres.

***

Julián Salazar
Mitú // Bomba Estéreo

Para mí, el Breakfest de Medellín fue realmente valioso en tanto puso al alcance de mucha gente la posibilidad de ver un festival de primera categoría y de anotar en el ámbito local la posibilidad absoluta de hacer este tipo de eventos. Excelente montaje, line up y ambiente, además de estar dentro de la ciudad. Para mí fue un 10. Una experiencia gratificante y rotundamente exitosa.

***

Julio Correal
Re Buena Onda Producciones

Mi top uno es el álbum Ama-Zonas, del Colectivo Jaguar y Doctor Krápula. Es un disco hecho con conciencia: en su creación fue consultado con algunas de las comunidades indígenas que habitan el Amazonas, los artistas que participan lo hacen con entereza, entregados a una causa muy necesaria en estos días en nuestro planeta. Para los Krápula no existe ningún otro interés que el de crear conciencia y tal vez por eso logran que los invitados en este disco participen sin dudarlo y con canciones maravillosas. Este será un álbum que entrará en la historia reciente de Latinoamérica como algo hermoso e incluyente, real y auténtico... porque la música es real y auténtica cuando se hace con el corazón, sin pretensiones ni objetivos aparte al de aportar algo a este mundo a nuestro paso por él.

***

Mario Galeano
Frente Cumbiero // Los Pirañas // Ondatrópica

El mejor concierto que vi en el 2014 fue el de Tricofero de Barro en La Peluquería. Éramos unas 15 personas y se la fajaron. Poderoso dúo de raspa dark con vena performática.

***

César Pardo
Cromatic // Metrónomo // La Ventana

Fue un año muy importante para la música independiente, porque por fin empezaron a pasar las cosas que esta escena necesitaba: muchos conciertos de bandas alternativas que antes era impensable que pasaran, varios de ellos con SOLD OUT; la consolidación de festivales como el Estéreo Picnic, el SOMA y el Hermoso Ruido; la aparición de nuevos escenarios locales para la rotación de artistas independientes; el fortalecimiento de medios que apoyan la escena; el crecimiento de las bandas nacionales acompañado de importantes giras nacionales e internacionales (como Bomba Estéreo en Glastonbury); el lanzamiento de muchos y muy buenos discos... en fin, un montón de aportes de cada uno de los actores que construyen esto. Pero ya entrando en materia, lo mejor del año para mí fue Balnear, el segundo disco de Mitú, un disco que he escuchado muchas veces... ¡y muchas es muchas! Fue mi compañero inseparable de viajes en carro, gran disco que suena a lo que dice sonar: "techno de la selva". Una joya de la música nacional en este 2014.

***

Erika Steer
Periodista

2014 para la movida electrónica significó renovarse. Destaca , alter ego de Juan Carlos Torres (Globos de Aire) con su EP Dreamachine procesando sonidos orgánicos para convertirlos en una construcción lo-fi de atmósferas con aderezo latino. También hay un espacio para Ensayo, en el que el pinchadiscos y productor Julio Victoria se une al experimentado músico David González para jugar a desarticular los sonidos de ciudad para luego reedificarla contrastando lo acústico y electrónico. En noviembre, el net label paisa Series giró por Europa extrapolando ese sonido "hecho en Medellín", con representantes de primer nivel como Glad Kazuka, M.A.L.A., Neuma, M.A.M.I. y Vélez. Varios hijos de Series están con el sello Cómeme de , quien posiblemente ha agrupado lo más emocionante del género en Latinoamérica, como los paisas Dany F con su trippy tropical bass y Sano con ese desconcierto a los sentidos que se mueve cómodamente entre salsa y house para hacer vibrar pistas de bailes en cualquier coordenada geográfica. Los sonidos locales procesados por máquinas están en el mapa y eso no sería posible de no ser por la aparición de espacios culturales que nos ubicaran en él, como Billares Londres, club nacido en noviembre de 2013 que no sólo ha cambiado el tono de la noche bogotana al invitar a los DJ's y productores más vibrantes y trascendentes de la actualidad, sino que se consolida como plataforma de los locales creando un corredor de intercambio real.

***

Luis Daniel Vega
Periodista // Festina Lente Discos

Sobrecogido vi y escuché a Nine Inch Nails y a la Chirimía del Río Napi. Leí con emoción Fuera zapato viejo, la historia de la salsa en Bogotá. Jardín Láser demostró que el disco puede seguir siendo un objeto de colección, Edson Velandia retó al destino con su avezado prontuario acerca de la infamia colombiana y Radio Mixticius, no solo nos puso de fiesta, sino que corroboró que las alternativas radiales están en la red. Locus abrió sus puertas, La Zebra Azul editó los tres primeros discos de su catálogo y a Matik-Matik llegó un nuevo piano. Luego de quince años en reposo, la música de El Ensamble Polifónico Vallenato y El Sexteto la Constelación de Colombia vio la luz en el disco Fiesta, que viva la, editado por el fabuloso sello alemán Staubgold. Esto último fue lo mejor, para mí. Se desenterró la prehistoria de una de las movidas más debatidas de la música reciente en Bogotá. Allí, en ese gesto osado, nacieron las ideas que consolidaron años más tarde Meridian Brothers, Los Pirañas, La Distritofónica, Ondatrópica, Romperayo y Chúpame el Dedo. Llama la atención que sea afuera donde le paren bolas a cosas que suceden en nuestras narices.

***

Felipe Vallejo
Artista visual // Gestor // Minero musical en VICE

Hay muchos momentos que para mí fueron lo mejor del año. Pequeños festivales que sucedieron como el Festejo Radio Pachone o Yavería, que con amor comienzan a visibilizar diferentes acontecimientos culturales que suceden alrededor del país. Bandas emergentes y con propuestas diferentes empezaron a girar, como los Animales Blancos y otras más. Algunas ratifican su excelente momento, como los Meridian Brothers. Otros proyectos más desconocidos y avanzados como Chúpame el Dedo me sorprendieron. Revistas como esta que nace para refrescar el panorama. Pero lo mejor del año, para mí, sin lugar a duda fue Boom Full Meke, banda de puta madre, sin ataduras, sin censuras, sin restricciones, que propone y reflexiona sobre su entorno mezclando lo urbano con la champeta, el trap, la electrónica infecciosa, el bass, y claro, el vacile picotero. Aunque los vi solo un par veces este año, debo confesar que cada vez me volaron más la cabeza, y aunque en primera instancia la gente no sabe cómo interactuar con su música, al final terminan todos bailando de la forma en que este dúo, conformado por el Monosóniko Champetúo y Bclip, lo desea. Perriando.

***

Ricardo Vega
Los Bones

Para mí lo mejor este año fue la gran avanzada en bloque que se dio en las músicas relacionadas a nuestro folclor, en gran parte actualizado gracias a fusiones muy interesantes. Nuestras raíces están creciendo de nuevo pero ya no en una sola rama, sino que son muchas flores y frutas las que germinan al tiempo gracias a su alimento. Ver al Dub de Gaita de los Gaiteros de San Jacinto + Adrian Sherwood entre tops 10 de dub en el mundo, el disco de Elkin Robinson de Old Providence New Roots (que hasta su nombre lo dice) en listas importantes y nominaciones, una representación solida y variada en la plataforma internacional WOMEX con bandas como Tribu Baharú, Herencia de Timbiquí o sellos como Llorona y Sonidos Enraizados, y la permanencia de grupos que ya consideramos parte de nuestro nuevo folclor como Systema Solar o Sidestepper, nos muestran que lo nuestro es potente y poderoso, y no solo en el resto del mundo sino para nosotros mismos, generando conciencia e identidad entre una escena que cada día crece más. Algo que en este momento de la historia de nuestro de país es más que necesario.

***

Liliana Andrade y Julián Correcha
El Parlante Amarillo // RPM Discos

Para nosotros como periodistas y amantes de la música debemos decir que uno de los eventos musicales más relevantes para el 2014 en Colombia fue Rock al Parque en sus 20 Años. El festival retomó su rumbo. Después de un desafortunado 2013, el 2014 tuvo una atinada curaduría y programación. Hubo apuestas seguras y el público respondió bien a nombres poderosos como Anthrax, Soulfly, KillSwitch Engage, Black Label Society, Mad Professor, Sly and Robbie, ChocQuibTown, Molotov y la esperada reunión de los Aterciopelados. No es fácil organizar y mantener vigente un festival de esta naturaleza en donde no hay todos los recursos, el tiempo y la gente necesaria para coordinar un evento de la magnitud de RAP. Sin embargo, esta edición estratégicamente pensada, rompió récords de asistencia y la gente estuvo feliz... y la felicidad en nuestro país siempre ha de ser bien recibida.

***

Saga Uno
Volketa // APC Crew

He estado pendiente de la movida desde los 90 y me alegra mucho de un tiempo hacia acá ver cómo va surgiendo una escena "independiente" a lo que se considera la escena del hip hop colombiano (chuzo al parque, rap asfalto, mi perrito la humildad puro rap sisas). Gócensen: Ceda & Rapiphero, No Rules, el trabajo de Soul AM y Al baro, N.Hardem, Doble Porción (y sus trabajos en solitario), Ruzto, Las Hermanas, y bueno, lo dejo ahí para no extender la vaina y que busquen los curiosos (Google es omnipresente). Escoger un favorito es difícil pero recomiendo este tema al que recurro constantemente y que da una buena idea de lo que es esta onda: "En cualquier parte" de Anyone Cualkiera (uno de los integrantes de No rules, este tema hace parte de su EP Tiempo Libre). Lo que llamo "el rap del medio" ha sido poco descubierto y difundido y espero que sea algo que veamos crecer y sonar en casas de melómanos de todo tipo. ¡Buen viaje y buen provecho!


***

Santiago Prieto Saravia
Monsieur Periné

Para mí fue una gran sorpresa entrar una noche a la sala Teresa Cuervo del Museo Nacional, a uno de esos conciertos gratis que ofrece Bogotá y al que poca gente va. De ese tipo de conciertos que no convocan multitudes y que frecuenta más que todo gente mayor. Recitales que están diseñados para que la música sea devorada tranquilamente, sentadito, bien sabroso, sin el grito estertóreo de la turbamulta enfurecida de los grandes conciertos con sonido de baño, y si acaso interrumpidos por la inevitable tos, que es también, en la acústica de los auditorios, parte de la música. Otro tipo de experiencia que muchos estiman aburrida. Fui a un concierto y terminé en una película. Me senté. Al frente, una alineación de guitarras, tiples, bandolas, música de cuerda que se hacía aguardiente en mi boca. Era la Estudiantina Bogotá. Obras impresionantes de antaño y otras más nuevas de lucidas orquestaciones y unas sonoridades que te cagas. Intérpretes pulidísimos, virtuosos, exquisitamente ensamblados. Al leer el programa, ya yo iba acomodándome en la silla para dejarme al sueño llevar por esa música empolvada, música de viejtos estigmatizada: bambucos, pasillos, torbellinos, contradanzas. Música enterrada de músicos invisibles. Y no. Se acabó el concierto. Hubo júbilo. Dieron las gracias al maestro no se quién, se pararon unos viejitos, se abrazaron, se felicitaron, se respiraba la dicha de una música que no aprendimos a disfrutar. Viajé 60 años en el tiempo a una Bogotá que ya no existe y que se desaparece. Lo más relevante de la escena es invisible a la mayoría de ojos.

***

María Clara Espinel
Mánager

Yo elijo a Soundsetters, proyecto auspiciado por la Presidencia y el Ministerio de Cultura, fue una residencia que convocó a la comunidad de músicos y gestores isleños que viene trabajando en el desarrollo de nuevas músicas en San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Durante esta experiencia, en Providencia, ellos se reunieron con músicos, productores, gestores y artistas visuales de Bogotá, para desarrollar el proyecto musical de Elkin Robinson y aprender del proceso en el camino. Es un proyecto que tiene que ver con la visibilización de territorios olvidados, algo que definitivamente debería replicarse en más territorios de nuestro país.

***

Juan Pablo Conto
Periodista

El punk siempre recibe golpes que parecen mortales, pero como viejo zorro, siempre se sale con la suya. No muere y no debe morir. Y hablo de la estética en general y de la forma de hacer las cosas. Este año, desde una casa en Teusaquillo, se creó gráfica y música que rompe muros en Bogotá y en el país. Un parche nueva escuela llamado Rat Trap conquistó mucho: sacó el split de Los Maricas con Secta Suicida, el EP de esta última con ayuda del sello Mierda Mierda Mierda de San Francisco, trabajo que luego lanzó con un festival en septiembre donde cinco bandas locales rugieron durante toda la noche: Lupus, Anti-Diktatur, Lava y Pterodactyl. Los Rat Trap también dictaron cursos no formales de serigrafía. De sus entrañas gráficas salieron colaboraciones como la carátula de banda de afrobeat caribe Nelda Piña y La Boa. Hicieron exposiciones y sesiones de tatuaje con artistas como Juan Echeverry. Sacaron fanzines, casetes, ropa con sus propios y chuecos dibujos e impresiones, prendedores, tablas e, incluso, inauguraron una tienda ahí en esa misma casa, donde también se encuentra su taller, un ensayadero y, en fin, toda esa energía DIY. Los Rat Trap han cumplido paso a paso todo lo que se han planteado y gracias a su firmeza, es seguro que hay punk para rato en este lugar.

***

Nadia Orozco
Shock

Celebro que en este mundo donde pareciera que las razones para bailar cada vez son más escasas, aún haya grupos que se le miden a generar fuertes descargas en estas almas, y que en su mayoría los comandantes de esta noble iniciativa sean jóvenes. Del 2014 me quedó con la sorpresa de ver cómo siguen emergiendo nuevos fenómenos como la salsa chocke, ese ritmo que se creó en el Litoral Pacífico, se agrandó en el distrito de Agua Blanca de Cali y se esparció por el mundo con un ritmo pegajoso (Mulatho, un representante elegante de esta nueva legión, es un buen ejemplo). Del 2014 me quedan retumbando en la cabeza y el cuerpo propuestas como Kombilesa Mi, militantes del hip hop palenquero; Elkin Robinson, un hijo de la isla de Providencia dispuesto a combinar el roots con los nuevos sonidos; Tribu Baharú o Bazurto All Stars, champeteros de pura cepa, o Boom Full Meke, champeteros alienígenas. Y claro, del 2014 celebró que aquellos que ya tienen un camino recorrido en el arduo trabajo de hacernos bailar se sigan haciendo más grandes aquí y afuera: Systema Solar, Bomba Estéreo, Puerto Candelaria, Maite Hontelé, Toño Barrio, solo por nombrar algunos... ¡Que el baile no pare, ni en el 2014, ni el 2056!

***

Andrés Pieschacón
Red Bull

Si hablamos de lo nacional mi apuesta es por Pedrina y Río. Creo que es una banda nueva muy del putas, punto intermedio entre lo alternativo y lo pop. Van con toda para arriba. Me encanta, además, saber que Pedrina es Edna, la de Hotel Mama. Ni me había dado cuenta que era ella hasta cuando me saludó en un concierto. Después de esa gran banda que tenía, dejé de saber de ella por un rato, luego me enteré de Pedrina y Río y sin saber que Pedrina era Edna, los invite a tocar en los Terrace Hangouts que estamos haciendo con Red Bull. ¡Esta niña es bajita pero gigante! ¡Puse su sencillo "Enamorada" un día en la oficina en la mañana y por la tarde vi a tres personas que la estaban poniendo en YouTube!

***

Alix Lesmes
Latino Power

Para mí, la experiencia musical más importante del año ha sido Radio Mixticiuis. Para quienes no somos músicos sino que más bien participamos en la escena desde la producción y el simple disfrute, ha sido muy grato encontrar en la web un refugio musical alternativo a las emisoras de chistes recalcitrantes y músicas repetitivas. A cualquier hora, en tu computador o en tu smartphone, allí esta Mixticius, trayendo la mejor música colombiana actual y su importante historia, así como la actualidad musical del mundo... y músicas que no son puro populismo comercial. Además, siempre están presentes en los mejores eventos, invitando a sus espacios a los mejores DJ's y maestros del momento, a todos los locales y hasta los que vienen de paso, desde Chico Trujillo, Tribu Baharú, Elkin Robinson, Charles King, la Burning Caravan... En definitiva son una vitrina musical sin igual, con buena investigación, entrevistas y espacios para todxs. En una de las capitales mundiales de la música, necesitábamos un medio de comunicación alternativo donde no reinara la payola y se pudiera escuchar la música madura y múltiple que produce esta nación. ¡Enhorabuena y que la música no pare!

***

Luis Felipe Ríos
Latora 4 Brazos

Mauricio Álvarez aka Cero39 lleva ya varios años en la escena, pero tuvo un 2014 que, hasta para los que seguimos de lejos su carrera, fue más que interesante. Cuando lo habíamos medio perdido de vista apareció con la banda Sultana, el documental Sabroso: A road trip to Colombia's caribbean coast e incluso en vivo mostró algo de lo que sería un nuevo LP. En Sultana, entra a acompañar a Jacobo Álvarez para componer y producir el Pam EP, que tiene unos tracks de salsa y beat donde nombres como Flaco Flow & Melanina y La Ru-k brillan como los grandes que son. En el documental, dirigido con amor por Luis Antonio Delgado para Native Instruments, nos lleva emocionado con su narración y su banda sonora a cada una de las casas de los amigos que quisiéramos tener, esbozando la cultura picotera del Caribe colombiano. Y para terminar el año y hacer la tripleta, se decidió a mostrar en concierto algo lo que será el nuevo álbum de Cero39, proyecto en el que se rodea finamente de Darío Sendoya, aka Kid Watusi, quien bien ocupa el rol de "ingenio", y del vozarrón y la energía de Victor Carrazcal. En 2014, su especial interpretación del Caribe y la manipulación del techno y del bass definieron una estética con la que el Cero no solo moldeó sus proyectos sino que logró, junto a Mitú, particularmente, crear nuevos imaginarios del trópico.

***

Siga por aquí a laParte 2 de esteespecial con lo mejor del sonido nacional independiente... pero antes, colabórenos ahí abajito con una encuesta breve: ¿y qué fue lo más del putas del 2014 para usted?