Entrevistas

El baile alucinógeno del Sonido Gallo Negro: Una charla con el Dr. Alderete

Extraterrestres, masones, jíbaros y un montón de simbolismos se unen en un cóctel audiovisual con sabor a trópico psicodélico desenfrenado.

por Nicolás Vallejo-Cano
03 Agosto 2016, 4:35pm


Todas las imágenes vía.

El Dr. Alderete es un reputadísimo diseñador, ilustrador y animador argentino que, aparte de haber creado los artes de discos para Los Fabulosos Cadillacs o Andrés Calamaro, entre muchos otros, hace parte del Sonido Gallo Negro, una de las orquestas más cojonudas de nueva música tropical que tiene el continente.

Con tres entregas discográficas bajo el brazo, Cumbia Salvaje (2011), Sendero Místico (2013) y Ecos de Otro Mundo (En vivo, 2016), este combo de Ciudad de México ha demostrado ser tan poderoso como brebaje amazónico, llevando al bailador a un inevitable trance que tiene tanto de delirio místico como de posesión vudú o abducción extraterrestre a punta de chicha marciana, cumbia garajera y bugalú cósmico.

A lo largo de seis años de carrera estas calaveritas han estado en todo lado, desde el Festival Kustendorf organizado por Emir Kusturica hasta ser una de las grandes revelaciones del Vive Latino, con un sonido futurístico y ritual potencializado por las visuales de este doctorcito, quien ha sido el encargado de trasladar el imaginario de la banda a un esquizoide lenguaje visual, que en vivo interpreta en tiempo real en unos conciertos que te abren el cerebro en dos con puro power esotérico.

Para adentrarnos en el universo alucinógeno del Sonido Gallo Negro antes de verlo en vivo por primera vez en Bogotá este viernes 5 de agosto en el Teatro Colón junto a los Frikstailers, decidimos charlar con este personajote.

En tu arte de SNG, hay referencias a invasiones extraterrestres, ocultismo prehispánico, delirios místicos, portales cósmicos, brujería, viajes chamánicos, zombies... Para ti, ¿qué papel juega el bailador en toda esta trama fantástica del Sonido Gallo Negro?

El bailador, entendido como la persona que deja todo prejuicio de lado y baila, es fundamental para SGN. Es un personaje colectivo que respetamos mucho, por lo mismo nunca nos verán forzando esa situación, tiene que surgir sola. La música y las imágenes tienen que llevar a ese estado de trance de forma natural. Nunca arengamos a nuestro público a moverse, a “bailar”, es un ritual que debe suceder simplemente.

Desde Ziggy Stardust hasta Daft Punk, pasando por Sun Ra, Systema Solar hasta SGN, la historia de la música está llena de universos y personajes fantásticos. ¿Qué fantasías de este tipo te hubiera gustado o te gustaría dibujar?

Tengo la suerte de estar dibujando las que me gustan... no sueño con fantasías ajenas. Claro que mis fantasías o realidades siempre se alimentan de música y en ese sentido me gusta exponerlas a cierto tipo universos... pienso ahora en Tim Maia, en Joe Meek, Les Baxter o el Dr. Samuel Hoffman...

La música nos sugiere imágenes. Las imágenes nos sugieren música. ¿Cómo funciona esta relación entre el Dr. Alderete y el Sonido Gallo Negro?

Mi trabajo gráfico siempre se alimentó de la música, y ahora con Gallo Negro ese vínculo es más evidente, y nos permitimos crear ese universo propio del que me hablabas antes. Para mí, imagen y sonido siempre fueron indivisibles, no puedo pensar una música sin que eso dispare imagenes, no puedo pensar imagenes que no tengan cierta musicalización. Quizás con Gallo eso es más visible.

Perú y su psicodelia selvática son una gran influencia en el sonido y en el concepto artístico de la banda. ¿Por qué crees que su influjo es tan fuerte?

Fue un momento en el primer álbum. Era un paso lógico. Todos los músicos integrantes de SGN vienen de bandas de rock instrumental, garage y surf... yo mismo estuve muy vinculado a esa escena desde la gráfica. Y la cumbia peruana por hechos históricos tiene mucho en común con estos géneros. Y era un paso lógico, para nosotros, para entender los ritmos tropicales. Pero nos hemos ido moviendo. En el segundo álbum la influencia afrobeat, el boogaloo, es más fuerte, y ahora estamos “investigando” el mambo y ritmos caribeños. Siempre hay una raíz negra en la música de SGN pero filtrada desde nuestras experiencias y distintos backgrounds.

Es claro que el concepto de la banda es tremendamente cosmonáutico. ¿Han experimentado en esta dirección juntos como banda? ¿Algún tipo de ritual con alucinógenos?

Cada show de la banda se vuelve un ritual alucinógeno, para nosotros en el escenario y en conjunto con el público...

¿De dónde crees que nace tu vocación a la fantasía?

De la misma realidad.

¿Qué significa la cumbia para el Doctor Alderete y cuáles son algunas de sus expresiones favoritas y por qué?

Es el ritmo que hermana a toda latinoamérica, sin duda, con sus variantes... Si tengo que elegir, me quedo con la chicha. La instrumentación más cercana al garage, el hecho de que en muchas ocasiones sea solo instrumental, son factores determinantes. No soy muy amante de otras cumbias, en particular de la electrónica.

Ya has pintado a músicos como Strummer o al Sr Flavio. ¿A qué otros músicos pintarías ya y por qué?

Cuando retrato musicos, siempre se trata de alguna especie de homenaje, que tiene que ver con el personaje, por supuesto, pero también con un momento particular en mi vida o en la vida del retratado. Hice un retrato de Lux Interior (The Cramps) el mismo dia que murió, y lo imprimí exactamente un año más tarde. El retrato de Fermin Muguruza (publicado en la contraportada de la novela gráfica que hicimos juntos, Black is Beltza) fue el último dibujo que hice del proyecto, un proyecto que llevé a cabo durante 3 años. Siempre hay algo de simbólico a la hora de retratar músicos.

Con el SGN haces performance de visuales en tiempo real, todas basadas en tus dibujos. ¿Cómo es la historia que vas tejiendo en el concierto? ¿Existe una trama como tal?

Existe una especie de guión, muy abierto, y de muy libre interpretación. Lo que me gusta de lo que hacemos es que el dibujo se transforma en un instrumento más que estoy interpretando en vivo. Y lo combino con el Theremin que es como dibujar en el aire.

El Sonido Gallo Negro hace parte de esa gran tradición de orquestas mestizas que, en el fondo de su música, celebran el baile bastardo y sin fronteras. ¿Con qué pista de baile se sueñan?

Con ninguna en particular, y todas en general. Dejamos que vayan surgiendo y allá donde nos llaman vamos.

***

Este viernes 5 de agosto, ponte firme con Sonido Gallo Negro en el Teatro Colón. Sígan el evento por aquí y compren su boleta por acá. Aunque pilas, que también tenemos algunas entradas dobles para rifar. ¿Cómo ganar? Sencillo: háganse un dibujito inspirado en esta banda y compártanlo en Twitter o FB con la etiqueta #NOISEYDAMESONIDO. Los mejores mamarrachos, a nuestro criterio, ganarán entraditas. El concurso vence el viernes al mediodía así que pilas.