La historia detrás de "Death Wish", la nueva película de Bruce Willis

"Death Wish" es una película de acción garantizada. Pero el nuevo film, protagonizado por la estrella de "Duro de matar", en realidad se remonta a una serie de mediados de los setenta.

|
05 Marzo 2018, 10:45pm

Death Wish es la más reciente película del director Eli Roth, conocido por dirigir las dos primeras entregas de la franquicia de terror Hostal y por su papel como Donny Donowitz en el filme de Quentin Tarantino Inglourious Basterds. La película, que se estrena el 8 de marzo en Colombia, es protagonizada por Bruce Willis, a quien conocemos por películas como Duro de matar o Pulp Fiction, Vincent D’Onofrio ( Full Metal Jacket), Elisabeth Shue ( CSI), Dean Norris ( Breaking Bad) y Kimberly Elise ( Dope).

El filme trata de un médico llamado Paul Kersey que día a día ve la violencia permear y contaminar la ciudad de Chicago. Sin embargo, su vida solo cambia cuando su esposa e hija son violentadas en su propia casa, por lo que Kersey, desesperado, decide tomarse la justicia por sus propias manos. Evidentemente, es un papel perfecto para que Bruce Willis protagonice, así que felicitaciones al director de casting.

Pero lo que tal vez muchos no saben, es que esta no es la primera película de Death Wish. De hecho, este título se convirtió en franquicia desde su primera película en 1974, y este filme de 2018 es su sexta entrega. Pero ojo, no es una secuela. No hablamos de historias interminables como Rápido y furioso, Star Wars o James Bond. El nuevo largometraje de Eli Roth es una versión actualizada de la versión original de mediados de los setenta.

La película original, dirigida por Michael Winner, fue a su vez inspirada en la novela del mismo nombre de Brian Garfield, publicada en 1972. En la versión de Winner, como en la de Roth, también hay un Paul Kersey, pero en vez de ser un médico de Chicago, es un exitoso arquitecto que vive en la ciudad de Manhattan. El Paul Kersey original es interpretado por Charles Bronson, quien no solo protagonizó esta entrega, sino que hizo parte de las cuatro secuelas que siguieron en la franquicia de Death Wish.

Pero fue la original de 1974 la que dio de qué hablar y la que levantó el debate en Estados Unidos. Como el reboot de Roth, la Death Wish original trataba sobre tomarse la justicia en manos propias al ver la incompetencia de las autoridades. La película, que era de clasificación R, contenía escenas de sexo y violencia, así como una escena particularmente fuerte de violación, por lo cual los críticos de su momento rechazaron el filme.

Sin embargo, las audiencias empatizaron con la película por una sencilla razón: eran los setenta en Estados Unidos. Recordemos por un momento el estado del país en ese entonces. Cinco años antes del estreno de la película, Charles Manson había planeado los asesinatos en la casa de Sharon Tate, y solo tres años antes había sido encarcelado; un año antes del estreno, la policía había atrapado a Edmund Kemper, responsable por la muerte de 10 mujeres jóvenes; y desde 1968 y durante toda la década de los setenta, existió la amenaza latente del asesino del Zodiaco, con al menos siete muertes confirmadas bajo su mano. ¡Y estos son solo los asesinos seriales! La tasa de criminalidad en Estados Unidos se había incrementado de 364.220 crímenes violentos en 1964, a 974.220 en 1974, el año en que se estrenó la película.

Las tasas se habían triplicado y los estadounidenses sentían que no estaban seguros con la asistencia de la policía.

Por eso Death Wish se hizo tan popular en su momento y dejó un legado que trascendió incluso a la franquicia. Referencias al personaje de Charles Bronson se encuentran en capítulos de Los Simpson y American Dad, así como en cómics de Spider-Man y en canciones de Notorious B.I.G. Y bueno, ahora, 24 años después de la última entrega, Death Wish V: The Face of Death, veremos a Bruce Willis retomar el rol original de Paul Kersey. Tendremos que esperar a ver si, como Bronson, logra hacer cuatro películas más después de esta y, a pesar de su baja puntuación en Rotten Tomatoes (15%), vale la pena ver a John McClane en una película junto a Wilson Fisk, Hank Schrader y Julie Finlay. Al menos, sabemos que la acción estará garantizada.