Publicidad
Petronio x Noisey

20 cosas que te pueden pasar en el Festival Petronio Álvarez

Consultamos el siempre confiable oráculo Noisey para adelantarnos a lo que sucederá en la fiesta más grande del Pacífico colombiano.

por Noisey Colombia
14 Agosto 2017, 10:29pm

Foto por Xochilán Rojas.

¿Te acuerdas cuando hace un año por estas fechas un montón de amigos te invitaron al Petronio y por una u otra razón no fuiste? ¿Te acuerdas de esas selfies emparrandados con botella de viche en mano? ¿Te acuerdas de toda la siguiente semana en la que solo hablaron de lo bien que la pasaron en Cali? Pues bien, este año es el desquite, tu oportunidad para subirte al bus, al avión, la moto, la chalupa, el mototaxi, o lo que sea necesario con tal de no perderte la fiesta más importante del Pacífico colombiano.

Más allá del viche, el tumbacatre, la tomaseca y el arrechón, hay que entender que el Petronio Álvarez es la celebración de esa africolombia que viaja de todos los rincones del litoral Pacífico y cercanías de la Sucursal del Cielo para desfogar en este festival la alegría de su pueblo, la tradición de su raza y la inmortalidad de su cultura que es una joyita invaluable. Durante toda una semana Cali, sus visitantes y residentes serán testigos de toda la magia e historia que esconden las profundidades de la selva de ese lado del mapa, desde el hipnótico sonido de la marimba, hasta las empanadas de camarón, pasando por la narración oral de sus rutinas y los tragos dulces de la región, eso sin hablar de la evolución creativa de la capital de la salsa, una ciudad que se reinventa y logra siempre fusionar un espíritu que abraza sus raíces, pero deja abiertas las opciones a la experimentación en todos sus aspectos. Después de entender eso, solo necesitan alistar el pañuelo que van a boliar, preparar las gargantas para los menjurjes que se van a jartar y dejarse llevar por este desenfrene que se les viene encima.

Para ir calentando motores, decidimos consultar nuestro siempre confiable oráculo, viajar al futuro cercano y prever lo que pasará en la vida de un asistente común y corriente en estos días de fiesta que se nos avecinan.

***

1. Como dejaste todo para última hora y seguiste tu instinto desenfrenado, vas a llegar a Cali a buscar hotel en el Centro o la casa de algún amigo que te reciba, ojalá con una lulada bien fría para refrescarte de ese calor que te tiene sudando como marrano desde que llegaste.

2. El festival arranca el miércoles a las 5:00 p.m. por lo cual si llegaste antes vas a aprovechar para pegarte tu caminadita por San Antonio, el parque de los Gatos, montar en el MIO, echar polita donde Don Eber y parchar en los eventos paralelos del festival.

3. Después de un par de días aclimatándote, finalmente el miércoles 16 te vas a poner la percha, empacar el pañuelo y salir. Fijo te vas a confundir porque como era costumbre el Festival se llevaba a cabo en las canchas Panamericanas y desde el año pasado el evento se mudó para la Unidad Deportiva Alberto Galindo ubicada al sur de la ciudad, sobre la carrera 52 cerca a la Plaza de Toros.

4. El primer día te vas a sentir como en Disneylandia, comida por todo lado, luces y música a todo tote. La gente gritando ¡Arrechón! ¡Viche! ¡Tomaseca! ¡Tumbacatre! te va a hacer sentir que la fiesta se va a descontrolar y posiblemente pase. Pero tranquilo, la multitud te va a acoger.

5. Después de recibir la pruebita de todos los tragos que tu dignidad alcance a recibir antes de sacar la billetera y comprar unas botellitas para la noche, vas a escuchar a Explosión Negra, los encargados de abrir el festival como es debido, con puro derroche de sabor. Vas a quedar tan boquiabierto que se te va a salir el viche por los bordes.

6. Entrada la noche, vas a observar las coreografías descomunales de las que tanto te hablaron: 100 personas moviendo toda su humanidad al ritmo de un homenaje planeado a las madres del sabor en esta celebración: Eva Pastora Riascos y Perlas del Pacífico, Julia Estrada y Ruiseñores del Pacífico, Zully Murillo y su grupo, Inés Granja y su grupo y el Ensamble Pacífico dirigido por el maestro Hugo Candelario.

7. Después de eso, tú y tu parche van a quedar con ganas de seguirla, el viche ya te va a entrar como si fuera guaro y se van a ir a buscar remate. Como es miércoles hasta ahora, van a arrancar para algún Zaperoco, alguna Topa Tolondra o un parchadero de salsa brava, porque es Cali y hay que hacerle honor a la capital.

8. Al otro día te vas a levantar roto y enguayabado a buscar una chuleta valluna que te corte la rasca y el tufo.

9. En la tarde, ya recuperado, vas a encaletarte los restos de trago que te sobraron del día anterior, te vas a reunir con tu parche y le van a dar la oportunidad a esas empanadas de camarón que les ofrecieron. Se van a gastar la plata en comida.

10. Luego de eso van a ver la competencia que arranca a las 6:00 p.m. 22 bandas en tarima, buscando clasificarse en las categorías de Conjunto de Violín Caucano, Conjunto Marimba, Conjunto Chirimía y Agrupación Libre.

11. Como seguramente no conoces a ninguno, simplemente te vas a dejar llevar por la multitud, sacar tu pañuelito y tratar de seguirle el paso a las coreografías para que no te miren mal. Al final ya vas a tener a tus favoritos.

12. Vas a repetir ese mismo ejercicio el viernes, pero ya vas a ver cómo te sale natural gritar el 'Kilele' o 'Mi Buenaventura' y obviamente ya no te vas a quedar quieto en la coreografía, el Pacífico ya te habrá hecho su hijo y tienes que responder como es debido.

13. A diferencia del jueves, el viernes el remate te lo vas a pegar con Rancho Aparte y Wins Selectah, en el desaparecido Mikasa Bar que para estas fechas renacerá, aunque ya no bajo el mismo alias con el que fue conocido. Mismo punto, alta rumba y gozadera sudorosa fija. Ah, sí, además la fiesta se extiende el sábado y el domingo con un all stars brutal, como en los mejores días de Mikasa.

14. El sábado la cosa va a estar pesada, por lo cual vas a buscar desde temprano un buen caldo de pescado, un tamal valluno o una fritanga que te reviva en la Plaza de la Alameda, donde se come bueno y más bien barato.

15. Vas a deambular por la Cali de Caicedo, con el sol encima sintiéndote así todo libre, todo desenfrenadito, escuchando a Héctor en una esquina y lo último en salsa choke en la otra, porque allí es donde se respira la creatividad y evolución de la Sucursal de Cielo. Pero esos días lo tuyo va a ser la marimba, por lo cual arrancas apenas puedes a Petronia'.

16. Caída la noche del sábado vas a creer que ya fue suficiente viche hasta que que el parche del lado te invita a brindar con ellos. Ese día es la presentación de los campeones del año pasado, entonces te compones de la jinchera sudándola y levantando el tierrero como se debe. al son de Remolinos de Ovejas, Los Alegres de Telembí, Zaperoko, Mar Afuera.

17. Cuando se monte Herencia de Timbiquí se te va a parar todo. Entre la nostalgia y la gozadera vas a dejar lo que te queda de humanidad en el barrial y vas a brindar con viche cuando suene 'Te invito', 'Vive a tu manera' o 'Amanece'.

18. A la salida, totalmente extasiado y con ganas de más, vas a preguntar por el remate del que todo el mundo estaba hablando a la salida, el de Nidia Góngora, el Arrullo en el Barrio. Vas a armar parche y seguirla al ritmo del jam y la auténtica fiesta del Pacífico. Si el Petronio te sorprendió, esto te va a enloquecer.

19. El domingo, habiéndote bautizado de Petronio y de Arrullo en el Barrio, de Viche y Piangua y con un historial largo para contar a tu regreso, te vas a levantar más bien tarde, hasta que recuperes fuerzas.

20. Después de darle seguido a más de tres días de fiesta el domingo te vas a ir más tranquilito a ver la final del concurso con las 12 bandas seleccionadas, todo va a estar más tranquilo hasta que ¡BUM! ChocQuibTown se monta a la tarima para sellar el festival. Te vuelves a rascar, te vuelves a tomar todo el viche del mundo y terminas nuevamente en el Arrullo hasta el amanecer del lunes.

Menos mal es festivo.

***
Nuestro cubrimiento en el Petronio Álvarez es posible gracias a la Alcaldía de Cali, la Secretaría de Cultura y el Hotel Spiwak.

Sigue a Noisey en Facebook.