Todas las imágenes: Vía PR | NOISEY US

Gorillaz nos escribió algunas historias de terror

Ponte escalofriante y misterioso.

|
nov. 5 2017, 12:45am

Todas las imágenes: Vía PR | NOISEY US

Este artículo fue publicado originalmente en NOISEY, la plataforma de música de VICE.

El #impacto del Halloween depende del lugar en dónde creciste. ¿Un suburbio pequeño medio rural? Tendrías que limpiar la pinche calle para quedar bien y ser amable con los vecinos porque como todos se conocen entre sí, tienen que abrirte la puerta y darte algunos dulces. De lo contrario, en una comunidad tan cerrada, serían quemados públicamente por tacaños y malas personas. En una ciudad grande, las calles densamente pobladas o los imponentes bloques de casas facilitarían llenar el saco de dulces sin tener que caminar tanto. Aquellos que crecieron en colonias de clase media, saben de lo complicado que era tener que tocar en el interfon y esperar afuera de una reja hasta que alguien te contestara preguntándote por qué la seguridad del fraccionamiento te había dejado pasar. Nada fácil.

Pero no necesitas extensos recorridos de Halloween para entrar al espíritu de "asustame un poco, pero no tanto porque me gustaría dormir en la noche" que a todos nos gusta experimentar. Cuando eras niño, podías sentarte en el piso con las piernas cruzadas totalmente a oscuras, sólo con una lámpara apuntando al techo con tu carita alumbrada mientras espantabas a tus amigos con un lento relato de alguna leyenda urbana. Teniendo eso en mente, Gorillaz decidió compartir algunas de sus historias de terror favoritas con nosotros. No somos egoístas: las ponemos aquí para que puedas leerlas también. Feliz Halloween, ponte escalofriante y misterioso. Disfrútalo.

2D: "El ruido venía directo de la alacena"

Realmente no me gustan las historias de terror. Estar en Gorillaz ha sido como un largo tren fantasma. Mis nervios están hechos trizas siempre, como las declaraciones de impuestos de Murdoc. Pero está bien, te contaré una historia porque mi terapeuta dice que es bueno platicar. Una vez, hace algunos años, Murdoc me pidió que volviera a la casa y buscara su tanga de la suerte en el clóset. No me hubiera importado, pero estábamos en Fiji en ese momento. Como sea, después de caminar a través de la jungla, tomar un taxi hasta el aeropuerto y volar de regreso a Heathrow, fui a la casa. Al principio, todo parecía estar normal.

Pero cuando me acerqué a la habitación de Murdoc, escuché un extraño sonido, como si alguien hiciera 'ooooo' con la boca. Cuando entré de puntitas a su cuarto, pude escuchar el sonido proveniente del clóset, ¡el mismo clóset del que tenía que sacar la tanga! Crikey, pensé. En realidad, probablemente dije "crikey" en voz alta, debido al estrés de la situación. De todos modos, no tuve más remedio que abrir el clóset. Y cuando lo hice, ¡una aterradora muñeca inflable saltó sobre mí! Tenía la boca abierta en esta extraña forma de "ooooo", como queriendo tragarse algo realmente grande. O pequeño, dependiendo del tamaño de la cosa. Resulta que era la gran amiga de Murdoc, Theresa. En realidad es muy buena persona y para nada atemorizante, ahora hasta vemos Bargain Hunt juntos todos los martes y jueves.

Murdoc: "Egaeus de repente notó su equipo dental lleno de sangre"

Mi viejo abuelo era muy buen amigo de Edgar Allan Poe. Los dos solían emborracharse, meterse opio y después salir a golpear vacas hasta altas horas de la madrugada. Gran tipo el Sr. Poe. Mi papá solía leerme sus historias de terror en la noche para llorar hasta quedarme dormido. Una de mis favoritas era Berenice, una pequeña y encantadora historia sobre un chico llamado Egaeus que está a punto de casarse con su prima. No porque le gustara ni nada, sólo porque ya vivía en su casa y no le podía pedir que se saliera. Tiene sentido.

Pero bueno, justo antes de que pudieran casarse, trágicamente Berenice muere de una horrible enfermedad degenerativa, quedando intactos sólo sus dientes. Naturalmente, Egaeus está totalmente jodido y desconcertado. Un día podía ver su hermosa sonrisa y al otro estaba muerta y enterrada, ¡quedando sólo sus perlados dientes! Resulta que Egaeus sufría un trastorno obsesivo, y estaba tan obsesionado con los dientes que se los había quitado inconscientemente mientras estaba en trance. Cuando su sirviente le señala la caja de equipo dental ensangrentada a su lado, Egaeus contesta: "¡Ah, sí! Madres. Ups, sí, lo hice yo, ni hablar". La moraleja de la historia es... no, la verdad no sé cual sea. ¿Quizás intentar fumar menos crack mientras escribes Edgar?

Russel: "Me desperté con dolor de cabeza, en una rancia oscuridad"

Claro, te cuento una historia de terror. Una sobre Timothy Claypole, fantasma de profesión. El güey solía vestirse como un bufón de la corte psicópata. Como sea, cuando llegué por primera vez a Reino Unido, el pequeño Russel consiguió trabajo como músico en uno de sus programas de televisión, Rentaghost o una mierda así. Un día, Claypole me encontró en el estudio. Dijo que le gustaba mi onda, habló de una posible promoción. Luego me ofreció un toque de la extraña pipa vudú que llevaba bajo su sombrero de bufón. Lo siguiente que supe fue que me desperté con dolor de cabeza y que estaba oscuro. Muy oscuro. Rancio también.

Entonces algo me pegó en el culo, y empecé a galopar como menso. Podía escuchar a la audiencia en el estudio volviéndose loca. Vuelvo en mí... ¡y soy la parte trasera de un caballo! Después del programa enfrenté a Claypole. Me mostró un contrato con mi firma en él. ¡Para toda la vida! ¿Russel Hobbs va a pasar el resto de sus días como el culo de un caballo? ¿El culo de un caballo fantasma? Nope. Como sea, todo se nubló más después de eso a causa de la pipa, pero, según recuerdo, Christopher Biggins y yo escapamos por un lado del Centro de Televisión en la oscuridad de la noche, y, bueno, los ratings bajos hicieron el resto. Bien loco, viejo. Era un mundo distinto en ese entonces.

Noodle: " La carne se pudre y se pela como fideos de ramen calientes"

Me gustan sus fantasmas británicos porque son educados y visten elegantemente (el revival Victoriano está de moda en Japón justo ahora) pero seamos honestos, no son muy aterradores. En Japón, tenemos los kamaitachi, monstruos comadreja con garras tan afiladas que no derraman sangre, y no sabes que te han cortado en pedacitos hasta que te das cuenta de que los dejaron en lugares en donde no iban. Pero son unos bebés a comparación de Jorogumo. Es mitad mujer, mitad araña, y 100% rompemadres. Seduce a hombres estúpidos y luego los envuelve en su red y se los come. Lentamente. Yo diría que ella es mi favorita. Pero la peor de todos es Oshiroi Baba, una anciana encorvada en un kimono roto que lleva una botella de polvo facial. Coquetea con dulces chicas e intenta engañarlas para que se pongan su polvo facial, diciéndoles que las hará más hermosas. Pero tan pronto como toca su cara, la carne se pudre y se pela como fideos de ramen calientes, quedando sólo el cráneo. Puede sonar cool, pero créanme, no es fácil de ver. Necesitas un sombrero realmente lindo para que se vea bien. Pero bueno, eso es todo de mi parte.

¡Dulces sueños! – XXX

Gracias, chicos. Gorillaz sigue en el tour de Humanz a través de Reino Unido y Europa hasta diciembre, todo con el apoyo del gran talento del rap Little Simz como acto telonero. Encuentra más del box-set de lujo de Humanz en vinil acá.


Lea también:

Más VICE
Canales de VICE